Trabajadores

Panamá defiende soberanía frente a EE.UU.

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, rompió el silencio ante la crisis diplomática con Estados Unidos al defender la soberanía e intereses nacionales, y pedir respeto para las determinaciones de su país, según afirma reporte de Prensa Latina.

El pasado 13 de junio Panamá y China festejaron el primer año del establecimiento de relaciones diplomáticas con un concierto de celebración y el proyecto de impulsar un Tratado de Libre Comercio que ha disgustado a Estados Unidos.

Varela recordó la relación histórica de 115 años con los gobiernos estadounidenses, sus instituciones y agencias de seguridad, según la nota que publicó al mediodía de este domingo en su cuenta personal de Twitter.

No obstante la cercanía habitual entre EE. UU. y Panamá, esta semana la administración de Donald Trump llamó a consultas a su encargada de negocios, Roxanne Cabral, así como a sus homólogos en República Dominicana y El Salvador, países que han estrechado sus vínculos diplomáticos y económicos con China, alejándose de Taiwán, territorio que el gigante asiático reclama como propio.

La medida de fuerza de Estados Unidos se produjo luego de que Washington acusara en agosto a Pekín de intentar desestabilizar las relaciones que mantiene con Taiwán.

En declaraciones a un medio local (Telemetro), Luis Navas, experto panameño en Relaciones Internacionales, opinó que la postura del gobierno de Trump es una respuesta concertada al hecho de que “EE. UU. está perdiendo la batalla económica con la República Popular China”.

Isabel de Saint Malo, vicepresidenta y canciller de Panamá, aseguró en junio pasado, durante los festejos por el primer aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas con China, que habían firmado 23 acuerdos bilaterales en torno a 12 puntos prioritarios, entre estos el desarrollo marítimo, la definición de la nación istmeña como más favorecida y otros del ámbito turístico, migratorio y comercial.

Estados Unidos es el principal aliado no oficial de Taiwán y su proveedor de armas más importante, a pesar de que en 1979 Washington estableció relaciones diplomáticas con China y automáticamente las cortó con Taipéi. “Parece mentira cómo una potencia deja perder su credibilidad de Estado, echando broncas a quienes adoptan la misma política que ella ha venido persiguiendo desde hace casi 4 décadas. Doble estándar y prepotencia en estado puro”, dijo en Twitter Wei Qiang, embajador de China en Panamá. | RI con información de PL