Primer Premio: La leyenda tiene nombre: Pey

Primer Premio: La leyenda tiene nombre: Pey

Por Carlos Manuel Rodríguez García

Si usted llega a Caibarién y averigua por Pedro Antonio Brito Rodríguez, posiblemente nadie sepa a quién usted se refiere, pero si pregunta por Pey, es muy probable que de inmediato le digan que sí lo conocen, le ofrezcan su dirección e involuntariamente esbocen una sonrisa, pues así de conocido y querido es este personaje en nuestra ciudad.

Cangrejero aplatanado por derecho propio desde hace más de 60 años, ha sido profesor de Educación Física durante once lustros, laborando prácticamente en todos los centros educacionales del municipio, desde el nivel secundario hasta el superior, sin obviar el preuniversitario y algún que otro tecnológico.

Por sus manos han pasado múltiples generaciones de estudiantes, a los que ha entrenado, educado,  aconsejado y, a su manera, preparado para la vida.

En sus clases no solo nos instruía acerca de las disciplinas que estaban programadas como el voleibol, baloncesto, fútbol y atletismo, sino que usted aprendía nociones de boxeo, pues es, desde que visitara siendo un niño el gimnasio ¨Trejo¨ en su Regla natal, un apasionado de los deportes de combate.

También es un enamorado de las carreras de largo aliento, contando en su palmarés el haber participado, desde 1996, en un total de diecisiete Marabanas, siempre en la categoría de mayores de 60 años, en la media maratón y sin ocupar nunca un puesto inferior al quinto lugar, ganando inclusive en varias oportunidades (casualmente siempre que usó el número 36).

Guarda también como un recuerdo maravilloso el haber corrido en un ¨Terry Fox¨ por lo que representa  dicha carrera. Por problemas en las rodillas, desde hace cuatro años no corre ninguna media maratón. ¿Retirado? No hombre, para nada. Ahora entrena marcha olímpica y está desesperado por debutar en su primera carrera oficial a los 82 años de edad.

Anécdotas sobre él se cuentan por centenares, y cada alumno le dará a conocer una diferente, pues así de pintoresco y ocurrente ha sido siempre, pero poseedor a su vez de un sentido de la responsabilidad tal, que al acudir a los periodos de la escuela al campo, siempre se encargaba de los más pequeños y desvalidos. Brigada esta a la que por antonomasia, se le denominaba por su apodo, así que, aunque a los doce años me molestaba y no me hacía ninguna gracia el apelativo, hoy afirmo con orgullo que formé parte de los ¨peytos¨ durante mi primera escuela en el campo.

Para concluir quiero referir mi anécdota favorita. En el medio de una clase, bajo el sol picante de las dos de la tarde, Pey nos mantenía enfrascados en un juego de básquet. Mientras la mayoría jugaba, chorreando sudor, Juan Ernesto, el difunto Pitirringa y quien escribe, nos protegíamos de los rayos del astro rey detrás del poste de concreto de uno de los aros.

Al darse cuenta de esto, el profesor nos inquirió: “A ver, muchachones, ¿y por qué no están jugando?”. Nuestra respuesta fue: Profe, es que no nos gusta el baloncesto. “¿Y el voli?”. Tampoco. “¿Fútbol?”. Menos todavía. “Y entonces, partida de vagos, ¿cuál es el deporte preferido de ustedes?”.

Ante esta pregunta, Pitirringa, que por lo general era el tipo más callado del mundo, le respondió al momento: Profe, en realidad, a nosotros lo que de verdad nos gusta es ser comentaristas deportivos. Aquella ocurrencia le causó tanta gracia que se echó a reír a carcajadas, y desde ese día, cada vez que se dirigía a nosotros, lo hacía llamándonos de esa forma.

Sirvan estas modestas líneas para homenajear a este humilde profesor, que si no logró formar a campeones olímpicos y mundiales, sí ha sabido ganarse el cariño y la admiración de todos aquellos que en algún momento de nuestra adolescencia, fuimos sus alumnos, y hoy, ya peinando canas, nos honramos con ser sus amigos. ¡Gracias, Pey!

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu