Trabajadores

Miguelito sueña con volantes más altos

Por Roberto M. López de Vivigo

Gervasio Miguel Díaz Fernández es el único fundador en activo del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder). Quizás quienes no conozcan a Miguelito, como cariñosamente le llaman, no entiendan que a los 76 años siga trabajando con la tenacidad de siempre.

foto: Cortesía del entrevistado

Desde la infancia transcurrida en el Vedado sabía que lo suyo no era la agricultura, como querían su mamá y su papá, este último ligado a la industria azucarera. De esa etapa recuerda de forma detallada sus estudios en La Salle y, por supuesto, la etapa de basquetbolista en las categorías inferiores.

En todo

A inicios de la Revolución todos se volcaron al cambio y Miguelito no fue la excepción. Como fundador de la Asociación de Jóvenes Rebeldes en el seccional Vedado Frank País, participó en las Milicias Revolucionarias, la Campaña de Alfabetización y la creación de los Comités de Defensa de la Revolución.

Llegaría el 23 de febrero de 1961 y la creación del Inder. Educación Física, Recreación y Propaganda son algunos de los departamentos en que trabajó. Conversador nato, narra con elocuencia diversas historias de la década los sesenta, algunas que este periodista no puede obviar, como su labor deportiva en la prisión del Castillo del Príncipe.

El Inder contaba con todo el apoyo gubernamental y su actividad se consideraba un pilar en el desarrollo de la sociedad. Así se construyeron instalaciones y Miguelito rememora el cambio radical del banco  Núñez en Mercaderes # 260, convertido en sala de tiro, esgrima, baloncesto, tenis de mesa, gimnasia y lucha.

Posteriormente Cuba sería sede de dos eventos de gran trascendencia, el Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes 1978 y los Juegos Centroamericanos y del Caribe 1982. En ambos estuvo presente y en la cita de jóvenes tuvo la alta responsabilidad de dirigir el deporte y la recreación.

“Esa época fue una escuela y había un enorme sentido de pertenencia. Además, desarrollamos un trabajo político- ideológico considerable, velando siempre porque los atletas estudiaran”.

foto: Isabel Aguilera Aguilar

Tardíos los volantes en nuestro país

Si bien la Federación Internacional de Bádminton se fundó el 5 de julio de 1934, hasta el 21 de noviembre de 1979 no contaríamos con su similar nacional y Miguelito obtendría el puesto de presidente, avalado por su anterior dirigencia de la Federación de Pesca Deportiva.

“Fuimos el país 114 en ingresar a la institución mundial, había resistencia a que dejara de considerarse una práctica recreativa”.  Esa primera etapa de promoción y expansión estuvo marcada por el apoyo de China y Vietnam, incluso los implementos se entregaban como juguetes opcionales y estaban en los planes de la calle.

Iniciaba el 2000 y comenzaba la época dorada de nuestros volantes con el primer Torneo Internacional Giraldilla. “Le consultamos el nombre al Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal, quien estuvo de acuerdo. Participaron 24 naciones en la Sala Polivalente Kid Chocolate. Nosotros no teníamos ni preselección nacional.

“No había alfombras y marcábamos el terreno con cintas, lo que afectaba el tabloncillo de baloncesto; todavía está ese problema”.

El próximo año será la vigésima edición y no hay perspectiva de que suba a la categoría Internacional Series, debe mantener la de Future Series, con la cual no se entregan premios en metálico y solo se aportan 1700 puntos al ranking mundial.

El trabajo de Miguelito trascendía fronteras e impulsó la inclusión del bádminton en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, así como la competencia por equipos, inexistente en el programa panamericano y olímpico. “En Cartagena 2006 no había instalación para este deporte y logré una subsede en República Dominicana. Cuba alcanzó el primer lugar con tres oros”, recordó

Para el también fundador de la Confederación Centroamericana y del Caribe hablar de este deporte en Cuba es decir Osleni Guerrero. “Guadalajara es especial para él, allí ganó el panamericano Sub-19 en el 2007 y el subtítulo en los Juegos Panamericanos del 2011. Además, clasificó para los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016”.

Tras 57 años en el Inder, Miguelito está orgulloso de la expansión del bádminton a todas las edades, en gran medida por el proyecto Shuttle Time y su versión cubana Badmito, la cual preside.

Para el primer caribeño que recibió el Premio al Servicio Distinguido de la Federación Internacional de Bádminton, aún queda mucho por hacer. “Uno de los problemas es que no puede practicarse al aire libre, como consecuencia la preselección nacional radica en una instalación de la Facultad de Ciencias Médicas de Cienfuegos”.

foto : Cortesía del entrevistado

Miguelito continúa lleno de vida para celebrar las seis décadas en el Inder. Trabajadores volverá a acercarse a su labor, pues de seguro su tenacidad habrá dado más frutos para el desarrollo del deporte en Cuba y, en especial, porque los volantes vuelen más alto.