El puente sobre el río Toa y el misterio que le acompaña (+ Fotos)

El puente sobre el río Toa y el misterio que le acompaña (+ Fotos)

Cuentan pobladores de Baracoa en Guantánamo que el verdadero nombre del respetado río más caudaloso de Cuba no es Toa, si no “Toar”, voz india de origen aruaco, que significa Rana o Dios de las Aguas, con la que nuestros amerindios aludían también la onomatopeya o sonido que producen esos anfibios cuando las escuchamos “cantar”.

Río Toa, Baracoa. Foto: Radio Rebelde

Narran historiadores y estudiosos que esas márgenes hoy inspiradoras de poetas y artistas de la plástica nativos, posibilitaron asimismo el nacimiento del tres, instrumento musical originario de esta zona del Oriente cubano.

De igual manera modos lingüísticos, costumbres culinarias y hasta vinos y licores de la pomarrosa —todavía cultivados por quienes habitan sus orillas— tienen la mística venia del propio río. Incluso, el Diario de Campaña de José Martí por estas tierras, luego de su desembarco en Playitas de Cajobabo el 11 de abril de 1895, narra contactos pintorescos con los habitantes de aquellos lares y sus tipicidades culturales. Así lo cuenta también en su libro Un Viaje por la lengua del Toar, el escritor, profesor y museólogo baracoense Miguel Ángel Castro Machado.

Pero el simbolismo del río Toa trasciende vocablos, hábitos, tradiciones y el propio devenir de quien vive en sus riberas, mucho más hoy que el mayor de sus puentes entrelaza una historia fraguada por la fraternidad internacional, provecho de la amistad del pueblo cubano con la República Bolivariana de Venezuela.

La magia tras lo deshecho

Era septiembre de 2016 y el puente de madera recibía el embate del huracán Matthew.  Al otro lado del declive, a 224. 83 metros de longitud quedaron la bodega, el resto de la familia, tierras, animales y hasta la propia casa, el desamparo para un total de 26 asentamientos poblacionales entre ambas orillas con casi 90 mil habitantes.

Foto: Periódico Venceremos

La envergadura de la obra y su distante ubicación de las industrias constructoras en las dos provincias afectadas, hicieron posible la instalación en el entorno de la carretera de una planta de asfalto y un molino de áridos, en aras de facilitar la reconstrucción de casi la totalidad de los rústicos pasaderos sobre el río, incluido el mayor de ellos.

Hasta ese lugar acudieron miembros de la Brigada Internacional Cívico –Militar de Rescate y Asistencia Humanitaria Simón Bolívar perteneciente a la República Bolivariana de Venezuela, así como fuerzas y especialistas cubanos del Ministerio de la Construcción y trabajadores de dicho ramo como la Empresa Constructora Integral 17 perteneciente a Holguín, unida a otras fuerzas de Santiago de Cuba, Granma, Guantánamo, Las Tunas y Matanzas.

Foto: Periódico Venceremos

Pavimento, drenaje soterrado, revestimiento de talud, capas de rodamiento y otras labores requirieron para volver a levantar la estructura de 11 metros de ancho con 11.88 metros sobre el nivel del mar, ahora a unos 4.5 metros más respecto a la estructura de madera anterior y el doble de distancia entre sus apoyos.

Una tipología de construcción ingeniada por los venezolanos a fin de terminar la obra aguas adentro con probada resistencia a la acumulación de restos de vegetación entre sus sostenes, fusionó la estructura metálica con las bases de concreto reforzado en la carretera más nororiental del país.

 

Foto: Periódico Venceremos

Parecían confabularse con el demoledor huracán para perpetuar su asalto las inclemencias del tiempo con crecidas del río que mantuvieron a los constructores varados hasta 10 días; demoras de los barcos para llegar al puerto de Moa; atrasos de vigas y otros materiales imprescindibles, producto del bloqueo norteamericano.

Sin embargo, la colosal inversión estuvo lista en aproximadamente un año y medio (abril de 2017- julio de 2018),  ante los ojos atónitos de sus pobladores  se levantó el imposible, y eso que ahora disfrutan como “lo más grandioso de la infraestructura vial guantanamera”; salvando las distancias con el majestuoso viaducto de La Farola, ubicado también en esta zona del archipiélago.

Un misterio tejedor de sueños

Remembranzas de los más viejos baracoanos y moenses parecen conservar para siempre el secreto de todo aquello que se erige sobre las aguas del Toa. Las miles de veces que los pobladores remendaron el viejo puente de madera luego de la embestida de la naturaleza y el clima. Anécdotas de los balseros trasladando personas y todo tipo de productos de un lado al otro. Aquel día de 1960 cuando Fidel pasó por allí en dirección a Moa y obsequió motores para las falúas.

Tres décadas de vida hubiera tenido el más grande puente sobre el río Toa de no haber cedido a las furias de Matthew…, y en su lugar uno extravagante no solo ayuda a olvidar los días tristes y difíciles de la vida humilde en estos lares, también contribuye  a proyectar estrategias para potenciar el desarrollo turístico de la ciudad de Baracoa y el del parque nacional Alejando de Humboldt, Patrimonio Cultural de la Humanidad desde el año 2001.

Foto: Periódico Venceremos

 

5 comentarios en El puente sobre el río Toa y el misterio que le acompaña (+ Fotos)

  1. Una historia muy linda de este puente tan bello, ojala que en algun momento tenga la dicha de poder visitar sus alrededores.

  2. Me gustaría hablaran de la situación de la carretera moda Baracoa y también para estimular a los trabajadores que dijeran algo del túnel de levita a mayari

  3. Es muy bueno que ese Río tan caudaloso cuente con un puente ;pero con esas columnitas que lo soportan en el primer aguacero se va a pique, la vida dirá.

    • Las Columnas del Puente sobre el Río Toa estan diseñadas para soportar las crecientes que vengan ya pasaron dos mas caudalosas que las que pasaron el el Huracán Mattehew, le recomiendo cuando vaya a emitir un criterio primero indage con el personal capacitado para ello.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu