Arte en la Rampa: Mucho más que mercadeo (+ Fotos)

Arte en la Rampa: Mucho más que mercadeo (+ Fotos)

Arte en La Rampa, en su XIX edición, ha venido a confirmar su valía como el evento más concurrido durante el período estival en nuestro país, este año dedicado al aniversario 90 del natalicio de Ernesto Che Guevara de la Serna, así como a los 40 de fundado el Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC) y al Tercer Congreso de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), principales auspiciadores de esta Fiesta de la Cultura Cubana que igualmente festeja las tres décadas de existencia de Artex.

La feria, que comenzó el pasado 6 de julio y concluirá el venidero 2 de septiembre, tiene como sede tradicional el céntrico Pabellón Cuba, donde hasta el pasado miércoles habían concurrido alrededor de 80 mil personas, entre ellas cerca de mil extranjeros.

Sin embargo, en comparación con convocatorias similares, como Arte para Mamá y Fiart, se aprecia menos asistencia del público, lo cual tal vez se explica por diversas razones. En la primera, numerosos visitantes buscan algún regalo para sus progenitoras, donde esta vitrina les ofrece variedad de artículos manufacturados con calidad y buen arte; mientras que el encuentro de diciembre, en Pabexpo, es muy frecuentado porque coincide con la celebración del Día del Educador y las festividades por el fin de año, en tanto son atrayentes las obras realizadas por nuestros artesanos artistas y las de los otros países participantes.

De igual modo hay que tener en cuenta que anualmente son mayores las ofertas que el Estado prevé para que las familias cubanas disfruten del verano, diversidad que no siempre presupone capacidad en el presupuesto hogareño para satisfacer las necesidades espirituales de cada uno de sus integrantes. Esta es una de las causas que justifican que muchas personas acudan a Arte en la Rampa solo para disfrutar de su extraordinario programa cultural, aunque buena parte de ellas aprovechan las propuestas que descubren allí para pertrechar a sus hijos con los bienes esenciales ante el inicio del nuevo curso escolar, solución que encuentran en el múltiple surtido de Artex, cuyos precios continúan siendo inasequibles para todos.

Pero el asunto de los importes de los artículos que se venden en este tipo de exhibiciones del FCBC es harina vieja de otro costal, pues aún no es posible establecer una correspondencia justa entre el salario real de la mayoría de los cubanos y los precios de los bienes que en estas se ofrecen. No obstante, es posible hallar productos utilitarios y decorativos con más calidad y menos costosos que los expendidos en el comercio por divisas.

Hay que reconocer que Arte en La Rampa es más que un encuentro de mercadeo. Sus múltiples programas culturales lo definen, con toda justeza, como una Fiesta de la Cultura, con presentaciones de libros, obras de teatro, agrupaciones musicales y solistas de primer nivel, espectáculos para niños y jóvenes, danza y artes plásticas, además de espacios dedicados a la música campesina, el folclore, y otras atracciones artísticas en las que prácticamente se involucran todas las entidades pertenecientes al Ministerio de Cultura, entre estas la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (Egrem), el Centro Provincial del Libro y la Literatura, la Casa de las Américas, el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos —representadas en esta feria—, y la propia Artex, cuya presencia en este evento es significativa por su participación en la organización, junto al FCBC, de diferentes ámbitos artísticos, tales como Encuentro con… y Por los Caminos del Arte; a los que se suman varias peñas consagradas a la trova, el jazz y las artes escénicas.

Los sábados y domingos a las 11:00 a.m. están previstos entretenimientos infantiles en el escenario central, mientras que en el Salón de Mayo ocurren promociones de producciones discográficas, libros y audiovisuales de todos los géneros.

Mención aparte merece la AHS, institución que no solo aporta su espacio para acoger a Arte en La Rampa durante cada período vacacional, sino también interviene en la preparación y desarrollo de esta cita devenida imprescindible dentro del variopinto panorama de nuestra cultura, cuyos exponentes encuentran asimismo un escenario primordial de promoción y confrontación con el público.

Por eso, lo más importante, desde el punto de vista sociocultural, no es cuánto vendieron los artesanos artistas instalados ahora en los más de 110 stands ubicados en el Pabellón Cuba, ni cuánto recaudó el FCBC, aunque bien se sabe que la mayor parte del dinero que por esta vía ingresa a esa institución se revierte en el desarrollo cultural de la nación y en la enseñanza artística, que bien lo necesitan. Lo más significativo de Arte en La Rampa es su cada vez mayor compenetración con la familia cubana, en beneficio de su enriquecimiento espiritual, en el sano y noble interés por ofrecerle un gran abanico de lo mejor del arte y de la cultura, con especial énfasis en los niños y los jóvenes, a través de un diseño que abarca diferentes horarios de todos los días de la semana, excepto los lunes, que recesa sus actividades.

Muy concurrida es la exposición fotográfica inspirada en el texto La Piedra, del Guerrillero Heroico, dedicada a la figura del Che, en el Túnel del Pabellón Cuba, resultado de la colaboración entre el FCBC y el Centro de Estudios Che Guevara, espacio en el que se exhiben 30 imágenes, algunas inéditas. Fotos: Alberto Castañeda

 

Variados surtidos en textiles.

 

El 6 de agosto se produjo el anunciado cambio en el uso de los stands de un significativo segmento de los artesanos artistas inscriptos para comerciar sus trabajos en Arte en La Rampa, entre los que, con mayor demanda del público, sobresalen los calzados y las bisuterías.

 

De martes a viernes, en el horario de 1:00 p.m. a 7:00 p.m., y los sábados y domingos de 10:00 a.m. a 7:00 p.m. los visitantes al Pabellón Cuba pueden disfrutar de las variadas ofertas de los artesanos artistas de la capital, y de los conciertos en el escenario central, así como de las creaciones de reconocidos artífices de Mayabeque, Artemisa y Cienfuegos; además de las prestigiosas familias Matos, de Guantánamo; y Barrios, de Bayamo, entre otros.

 

2 comentarios en Arte en la Rampa: Mucho más que mercadeo (+ Fotos)

  1. Me esta llamando mucho la atencion como aumentan servicios y productos que apuntan sin duda al nuevo sector adinerado de nuestro pais. A la calidad cada vez mas accedes solo si tienes plata para pagarla, incluso en algunos servicios sagradamente gratis. Las tarifas de empresas como ETECSA y lo relacionado con la telefonia celular, los precios de las TRD, las ferias, la gastronomia….mmmm. Hay que estar alerta, justicia social no es aquel dañino igualitarismo.

  2. Ferias con mucho para mirar y poco comprar. YA lo dice el periodista,los precios son muy altos. En serio, las materias primas se le hacen tan caras a los artesanos,? El Fondo Cubano de Bienes culturales, la AHS, la ACCA y demas no tienen un mecanismo de suministro? Si no es asi, mal por ellos. Si lo tienen deberían exigir un margen comercial mas justo de cara a los consumidores.Quizas las materias primas suministradas son caras y es imposible vender con precios accesibles. Un problema viejo en el que la prensa podría investigar en vez de desgastarse todos los años diciendo lo mismo sobre las ferias.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu