Transporte público: El verano destapa las grietas

Transporte público: El verano destapa las grietas

Para disfrutar Cuba en la etapa veraniega necesitamos ―entre muchas otras cosas― una red de transporte público sólida y eficiente, que pueda asumir el movimiento casi masivo que generan los meses de julio y agosto. Imposible resulta disfrutar de algo, al menos a plenitud, cuando el acto primario de trasladarse de un lugar a otro resulta, cuando menos, un calvario.

La dirección de transporte en todos sus niveles ha trabajado durante años para mejorar la situación en una capital donde conviven alrededor de 2 millones de personas. Los frutos de esas acciones parecen concretarse durante 10 meses del año, pero llega julio y agosto para evidenciar una penosa realidad que a ratos ―por autocompasión o esperanza― tratamos de obviar: hasta ahora nada ha podido aliviar la problemática del transporte público. Ese es un mal que arrastramos desde hace décadas.

En los 62 días que duran las vacaciones, volvemos a revivir aquellas imágenes de un pasado que no se olvida: paradas inundadas, esperas de más de dos horas, gente colgando de las puertas por tal de no perder el ómnibus. No hay horario pico o tiempo de paz, porque en estos días La Habana es un hervidero.

En los meses de julio y agosto la situación con el transporte en la capital es demasiado difícil. Foto: De la autora
En los meses de julio y agosto la situación con el transporte en la capital es demasiado difícil. Foto: De la autora

En varias ocasiones los directivos de la Dirección General de Transporte de La Habana han afirmado a Trabajadores que la prioridad “es hacer sostenible el sistema de transportación pública de pasajeros”. Algo esencial si se tiene en cuenta que en el país es insostenible para la mayoría de las personas el uso diario de los taxis (ni siquiera una vez al día).

A ello se une la imposibilidad de la mayoría de la población de comprar carros de cualquier tipo, e incluso motos, dado el costo desmesurado de esos vehículos. Si a eso le sumamos que las bicicletas son un recuerdo de subdesarrollo extremo en el imaginario popular y que las condiciones para que estas circulen en la ciudad no son las óptimas, a los cubanos de a pie nos queda prácticamente una opción: la guagua.

“Esta es la última vez que venimos por este año”, le decía, quizás con cierto remordimiento y hasta dolor, una madre a su hija mientras esperaba la 69 en una de las paradas cercanas al Zoológico de 26. El viaje desde Baracoa hasta Plaza de la Revolución y viceversa, no solo es demasiado largo, sino también demasiado difícil, y uno a veces pierde la voluntad, porque en definitiva, no es el transporte el único problema que hay que sortear.

La cercanía de septiembre anuncia el regreso a una “normalidad” que, sin sostener siquiera la calificación de regular, es a todas luces un escenario mucho mejor que el que hemos visto, casi a diario, durante estos dos meses de etapa estival. Ojalá que las realidades para el próximo verano, en lo que respecta al transporte público, sean menos decepcionantes. Tal vez así, la niña de Baracoa vaya más de una vez al Zoológico.

16 comentarios en Transporte público: El verano destapa las grietas

  1. Si solamente fuera dificil en la capital eso estaría de maravillas, si vamos a las capitales de provincia digamos Las Tunas se encontrará con las Dianas repletas de personas como sardinas en latas, ya que alguien pensó que La Habana era la única provincia que podia usar otros modelos más acogedores de guagas y para el resto las muy incomodas pequeñas Dianas.

    • Es que de todas las Provincias, las que demanda tiene a nivel Dios, es La Habana, y aún así, siendo priorizada, no dan abasto los omnibus asignados!!!

  2. Estamos igual que hace 20 años en el periodo especial ,la solucion del transporte en la Habana no pasa por el uso de Omnibus no es ni practico ni rentable,,ah si no hay dinero pero hay que hacer un cambio cualitativo en el transporte. cualitativo ..acabar de hacer un tren elevado o tranvias o usar las lineas de ferrocarril que atraviesan la Habana que estan por gusto!!! Antes habia tranvias !! aun la Habana la atraviesa lineas como la de Boyeros que no se usan bien a toda capacidad solo un tren de 2 coches vagones ,debia estudiar mas ese enfoque!!! Si Cuba produjera sus propios coches motores resolviera muchos problemas hariamos nuestros railes y traviesas!!y trazariamos nuestros ferrocarriles urbanos.El tren es mejor ,mas fuerte ,consume menos ,carga mas y tiene la prioridad siempre por lo tanto siempre es puntual..hay que darle mas coco a ese tema y en vez de hacer omnibus Diana que son pèqueños y no cargan casi nada !! Hacer nuestros coches motores con mas capacidad ,llenar la Habana de lineas rectas que partan de Terminales cercanas Habana vieja, Centro Habana, Playa Santa Fe ,,como los rayos de una rueda de esos puntos a los municipios perifericos de la Habana!!.El problema pasa por un cambio cualitativo !! Ya las arterias viales han colapsado hay que probar coger un dinero ,,hacer 20 o 30 coches motores nacionales ,,trazar un tramo activarlo y ver los resultados…En el tren hay conductores fijos!! agentes ferroviarios ,policia es menos probable ,indisciplinas y son mas controlables.!!No se puede seguir a base de guaguas…no se puede seguir gastando 20000,60000 o 80000 en cada guagua ,, hay que ponernos a hacer coches motores ,y lineas y con mucho cuidado e imaginacion ir pasandolas por la Habana ,si hay que mudar o demoler algunos lugares se hace!! Despues que esten los caminos de hierro sobre ellos `puede rodar cualquier cosa !Trenes electricos,!! Diesel !!Solares !! lo que sea!!!Ofreceran vias alternativas masivas y mas puntuales!!!.Las grandes capitales del mundo o tienen TREN O METRO!!!!!!!!!!!!!!!!! lo otro para mas de 2 millones no da la cuenta!

  3. Desde mi punto de vista, este mal pudo haber sido eliminado hace mucho tiempo si le hubieran permitido al pueblo adquirir vehículos, aunque fueran de segunda mano. Ya que la mayor carga del transporte del país, recae sobre el Estado Cubano, y son demasiados vehículos para muy poco fondo. Realmente fue de mucha ayuda el Decreto 292, pero no ha sido suficiente, pues el que no tiene vehículo en la familia, que se hace. Realmente tienen mucho por hacer, y no pensar solamente que porque los que dictan las leyes andan en carro toda su vida, los demás no tenemos derecho. Porque es muy duro estar 10 años estudiando, y luego no tener dinero ni para comprar una bicicleta, teniendo título de MsC, Ingeniero, Licenciado o hasta de 12º Grado, realmente es muy triste. Porque hasta muchos deportistas se pasan toda su vida entrenando, y tienen que ir a competir viajando en una guagua, es muy duro, ver a un médico que va a operar a una persona a corazón abierto, y ver como tiene que pasar trabajo para llegar al hospital. Reflexionen, porque dan muy pocas soluciones y justificaciones muchas. Y no planteo esto para crear distorsión alguna, lo hago para crear consciencia, porque tener que vivir siendo MsC. con 700CUP al mes es imposible, y ver como una ciudadano que no tiene ni 9no grado tiene a veces hasta 2 carros, no duele, pero jode, porque para que estuve tantos años estudiando y no ver resultado alguno; repito, reflexionen y como dice Reinaldo Taladrid Herrero, saque usted sus propias conclusiones.

  4. ¿Cuanto dinero se pudo recaudar de la venta de autos para costear el transporte publico?¿Cuantas guaguas son cooperativas?¿Por que los nuevos taxis no son electricos?
    Ahorita el mundo acaba con los autos de petroleo y en Cuba aun esta la justificaion que no se compran y venden autos por el tema petroleo.
    Asi fue con los Hoteles, los viajes al extarngeros y los celulares, seguramente todos los que planifican desde la desgracia enel ministerio de transporte hace mas de 30 años no se bajan de un carro, por una u otra causa.

  5. y todos ronando,,,los almendrones subiendo precios,,,,los taxis ruteros repletando las guaguas con personas de pie,,,o los autos no reecogiendo por los tramos que no son rentables,,,en fin que pasa en cuba que todo el que maneja se piensa con el derecho de robar,,hasta los bicitaxis cobran casi mas caro que las maquinas de alquiler

  6. Posible solución: Bajen el dinero del omnibus, aumenten el salario de los conductores, multen a los conductores, multen a los pasajeros que se cuelguen hasta en la puerta del omnibus… No se rompan más la cabeza… parte de la solución es crear conciencia en la población: Pintas una pared del omnibus, 500 pesos de multa; orinas en el articulado del omnibus: 1000 pesos de multa; Montas borracho en el omnibus y causas problemas entre los pasajeros: 1500 pesos de multa y 1 mes de prisión, además de la prohibición de montar en omnibus urbanos … Botas un papel en el omnibus o desde el omnibus: 500 pesos de multa ….. Luego creas un sitio web, para que la gente tranquilamente pueda hacer la denuncia, subiendo un video del personaje en cuestión cometiendo la indisciplina … después que las autoridades hagan su trabajo … Por supuesto, las cifras millonarias que se recaudarán, servirá para reparar las calles, vender bicicletas a precios más baratos … etc etc … tendríamos un mejor transporte urbano, mejores calles, mejor ambiente … de paso, caiganle también a las terminales de omnibus y la reventa de petroleo sobrante de los omnibus … :):) …

    • y7 fueron felicces y comieron perdices ,,…ja,ja ja la solucion esta en invertir crear un ferrocarril urbano ,un tren elevado parecido al de chicago con lineas radiales que salgan desde Centro Habana y se extiendan hacia la periferia de la Habana ..y entre railes radiales pues los omnibus.

  7. Que los choferes de Omnibus sigan robando al pueblo y que tengan un conductor mayoritario de jóvenes, de quién es la culpa? terminen de una vez de ponerle FIN a esto que ocurre en el Transporte Urbano. El menudo es escaso, se les da un peso y nunca hay vuelto. El pasaje no se echa en la alcancía, se le da al “conductor” y cuando se le da al chofer este tampoco lo echa en la alcancía. Cuanto debe recaudar por el pasaje y cuanto le queda a él para su bolsillo? simple cálculo matemático…..

  8. La crisis del transporte pasa por la crisis del país, la falta de cuidado por parte de la población y los trabajadores de estos recursos del estado, la falta de control por parte del cuerpo de inspectores encargados de atender ese particular, relacionado no solo con las frecuencias de circulación sino con el mantenimiento de la disciplina dentro los mismos por pasajeros y choferes. Esta además el pujante clan de conductores en muchos casos fuera de la platilla oficial de las terminales que abiertamente se benefician del desfalco que a diario ofician los choferes a ojos de vista de todos al no devolver el menudo a la población, amparados en la autorización de manipular el dinero sin garantizar la devolución que tan descaradamente ha puesto la administración de ómnibus provinciales y que mensualmente son cifras millonarias de pesos que pasan a los bolsillos inescrupulosos de estas mafias que como ya dijimos ni siquiera se ocupan de cuidar el medio de trabajo con el cual realizan su robo. Por otro lado las calles en mal estado y la sobrexplotación de los ómnibus sin darle el adecuado mantenimiento y la inestabilidad del personal en los paraderos nos lleva al caos actual. La solución es un gran reto pero se puede logara si cada cual hace lo que le toca y se combate el mal de raíz. Sigamos llamando las cosas por su nombre, o nos van a comer los eufemismos. Revolución es no mentir jamás, ni violar principios éticos.

    • Hay un bloqueo económico extra territorial por parte del vecino del norte que dura más de medio siglo. Todos los ramos de la economía se ven afectados por esa agresión a la población de Cuba. AHORA BIEN, JUSTIFICAR NUESTRA INCOMPETENCIA, INCAPACIDAD E IMPOTENCIA SUMADA A LA GENÉTICA INDISCIPLINA Y ORDEN CIVIL DE LA SOCIEDAD CUBANA ES GROSERA Y CARENCIA DE PROFESIONALIDAD EN LAS AUTIRIDADES RESPONSABLES. ¡ SOLO LA VERDAD NOS PONDRÁ LA TOGA VIRIL ! JOSÉ MARTÍ

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu