Una constitución que refrenda el Socialismo

Una constitución que refrenda el Socialismo

Establecer una nueva constitución en Cuba es expresión de la continuidad del proyecto social cubano gestado con el triunfo de la Revolución, el primero de enero de 1959.

Fotos: Isabel Aguilera

Los pasos dados para ello, que incluyen estudios realizados por un equipo de trabajo desde el 2013,  seguidos de discusiones y aprobaciones a diferentes niveles hasta llegar al documento presente, forman parte de una etapa necesaria que tiene su colofón en el actual momento de consulta popular, único y trascendental para el pueblo cubano e inédito en el mundo, expresión del carácter democrático y participativo de nuestro proyecto social.

Además este Proyecto de Constitución tiene una base sólida, aprobada por la mayoría de los cubanos: los Lineamientos del VI Congreso del Partido y la actualización del modelo económico social.

Los intercambios, que  se iniciarán este 13 de agosto, en simbólica coincidencia con el natalicio del líder histórico de la Revolución Comandante en Jefe Fidel Castro: guía, ejemplo y paradigma de hombre humanista con pensamiento democrático y socialista, cualidades que reafirma la nueva Carta Magna, son el momento en que el pueblo se convierte en constituyente al ejercer su participación soberana.

En dichas reuniones podrán esclarecerse dudas, explicar cuestiones de vital importancia y recoger opiniones, para posteriormente ser sometida la Constitución a Referendo nacional, el 24 de febrero de 2019, fecha histórica que sintetiza nuestros más genuinos sentimientos de rebeldía, desde la cual se pretendió gestar la república martiana basada en el precepto de Con todos y para el bien de todos.

Las discusiones se avizoran profundas y con múltiples aristas; hay razones para ello pues el proyecto constitucional está diseñado desde la modernidad, con pautas que responden a las nuevas relaciones sociales y además crea las condiciones para el crecimiento del presente y futuro de la nación.

Sin lugar a duda en los colectivos laborales debe ser comentado el artículo 21, el cual versa sobre los regímenes de propiedad, fundamentalmente la inclusión de la propiedad privada de algunos medios de producción, como por ejemplo, los de los trabajadores por cuenta propia y la mixta.

También deberán enfatizarse los análisis en la prioridad de la empresa estatal socialista como el sujeto principal de nuestra economía – su planificación y regulaciones del mercado-, la que tiene que ganar en eficiencia y mayor capacidad productiva; así como las  modificaciones con la  superación postgraduada y la voluntad de darle un mayor alcance a los problemas medioambientales.

Además serán comentados otros asuntos por novedosos y avanzados como la prohibición de la doble ciudadanía, que muy razonablemente está sustentado en el principio de ciudadanía efectiva, que se podrá utilizar dentro del territorio nacional, al igual que  el artículo referido al matrimonio y su nueva concepción.

Asimismo deben ser asimiladas de forma dialéctica las modificaciones de los órganos del Estado y los órganos locales del Poder Popular. La decisión de contar con un presidente y un vicepresidente de la Republica, los gobernadores y vicegobernadores provinciales, y el intendente en el Consejo de Administración Municipal,  tienen la intención de hacer avanzar  al  país desde la unidad política básica: el municipio. Con ello se refuerza la institucionalidad, el desarrollo local y la plena autonomía de estos territorios.

El proyecto tiene carácter universal, agrupa las preocupaciones, intereses, deberes y derechos de todo el pueblo, sus artículos tiene como base el principio de igualdad y justicia social, la inclusión de los ciudadanos y la no discriminación e identidad de género y orientación sexual, cuenta con fundamentos generales, muchos de los cuales se cumplen hoy; otros se irán cumpliendo como derechos progresivos.

Como elemento distintivo la versión del nuevo texto constitucional agrupan los derechos humanos, contenidos pero dispersos en la anterior, y los amplía; a la vez ratifica el carácter irrevocable del Socialismo cubano, reafirma el papel rector del Partido Comunista de Cuba  e incorpora el ideario fidelista.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu