Trabajadores

Becali: “Vinimos a ganar, pero México se creció”

Barranquilla.- “Vinimos a ganar los Juegos, pero la realidad nos superó con una actuación crecida de México en unos Juegos Centroamericanos y del Caribe de más nivel que en ediciones anteriores”, afirmó el presidente del INDER, Antonio Becali Garrido, en un intercambio con la prensa cubana acreditada a la cita este viernes.

Foto: José Raúl Rodríguez Robleda

Tras ponderar las 241 medallas, de estas102 títulos, destacó que “la calidad de los juegos fue superior porque vinieron muchos atletas con un alto nivel que nunca habían tenido interés en venir a estas citas, lo cual es importante porque prestigia al evento multideportivo más antiguo del planeta.

“En el último día logramos una actuación muy destacada con 21 oros, pero el programa estaba diseñado para que Cuba lograra sus mejores resultados así, tal y como ocurrió en Veracruz. Pocos países pueden lograr en los tres días finales 48 oros, dada la presión que le pone a los deportistas y nosotros lo hicimos”, aseveró.

No obstante, resaltó que el hecho fundamental de la derrota por naciones en la tabla de medallas estuvo en que “México tuvo una gran actuación, hicieron una buena preparación como continuidad de una generación que comenzó a dar resultados desde el 2014 cuando fueron sedes. Estos 132 oros son esa expresión”, sentenció el dirigente deportivo cubano.

Asimismo señaló que los aztecas se beneficiaron en deportes que se esperaba dominaran Colombia (ciclismo, patinaje), Venezuela (natación) o Cuba (tiro deportivo) y eso marcó también la diferencia final, aunque aclaró que “siempre dijimos que no eran los colombianos sino los mexicanos la delegación a derrotar”.

“El pronóstico de Cuba estaba por encima de las 115 medallas, pero nos cayeron deportes importantes como el tiro y el atletismo”, acotó Becali para acto seguido ponderar lo extraordinaria actuación de otras disciplinas como la esgrima, el ciclismo, la gimnasia artística, el hockey sobre césped, polo acuático y balonmano, rama masculina, el boxeo, el sóftbol y la natación, esta última a pesar de no alcanzar ningún cetro.

“La valentía, el coraje, la dedicación y la disciplina de todos los deportistas tanto en la Villa como en los lugares de competencia hay que resaltarla, porque vimos lágrimas tanto cuando ganaban como perdían, en pos de cumplir el compromiso que teníamos como delegación con el pueblo y la Revolución”, enfatizó.

Foto: José Raúl Rodríguez Robleda

Adelantó que ya tenemos que pensar en los Juegos Panamericanos de Lima 2019. “Al regreso vamos a sentarnos a hacer un análisis a lo interno en cada uno de los deportes y pensar cómo podemos rescatar ese segundo lugar que se perdió en Toronto 2015 y que consideramos es posible recuperar, a pesar de que el escenario no se parece ni siquiera al de hace 10 años y muchos entrenadores cubanos, formados con una alta preparación metodológica en nuestras universidades, nos ganan hoy muchas medallas”.

Por supuesto, al abordar el tema de la derrota en el béisbol Becali consideró que aunque no se cumplió con todo lo que se quiso, se continuarán haciendo cosas para aumentar la calidad de este deporte y se mantendrá la preparación intensiva hecha, dado el mejoramiento en la parte física de los peloteros. “El fin del beisbol es clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokío 2020”.

Ante la pregunta de si Cuba seguirá abogando porque pruebas que no están el programa olímpico continúen en estas citas regionales reflexionó: “Si solo se contaran los deportes del programa olímpico hubiéramos ganado los Jugos, pero la ODECABE los acepta. Hicimos un pronunciamiento respeto a eso en la Asamblea de esa organización y ellos dijeron que van a analizarlo para quitar algunos pruebas”. Hay que recordar que Cuba dejó de optar por 92 juegos de medallas menos por ese concepto.

Aunque restan todavía análisis más profundo sobre la eficiencia en finales de nuestros deportistas y no se desconoce el impacto del bloqueo económico en deportes como el tiro (hay municiones que no han podido entrar al país), Becali concluyó que fueron unos buenos Juegos con una gran sede.

“Barranquilla resultó una gran anfitriona, con un público que nos apoyaba mientras no jugáramos contra ellos. Han sido unos Juegos exitosos y felicitamos a los organizadores”.

Foto: José Raúl Rodríguez Robleda