Resucitadores de máquinas viejas

Resucitadores de máquinas viejas

Aunque no sean los primeros nombres que se mencionan o felicitan cuando se cumplen los planes y ni siquiera sean las primeras caras que conoces al llegar a la UEB Metalúrgica de Camagüey Gonzalo Esteban Lugo, perteneciente a la Empresa de Derivados del Acero, bien se palpan sus huellas en las máquinas.

Los husillos han contribuido a ahorrar miles de dólares y a no detener el enrollado del alambre con púa. Fotos: De la Autora

Cada victoria que logran en la fábrica de alambres tiene sabor a innovación. Cada producción que se cumple tiene esencias del equipo de mantenimiento y del comité de innovadores y racionalizadores de la entidad, el cual con 50 asociados es el corazón de la factoría.

Primeros auxilios

En los 55 años de fundada la fábrica no se le ha renovado en su totalidad la maquinaria, salvo algunas nuevas piezas o equipos que durante una inversión hace años potenció la producción. Hoy aún laboran con equipamiento de cuando dieron los primeros pasos y que llegó de la antigua Unión Soviética, pero que rara vez cuentan con piezas de repuesto en estos días.

Quizás por eso, y porque fue inaugurada por el Che en febrero de 1963 tienen muy aprehendido eso de buscar alternativas e innovar. Bien lo saben Eutemio Ramírez, tornero, y Andrés Campo, mecánico de taller.

Entre las principales producciones de la entidad sobresale el alambre con púa. Pero cierto día se vio dificultado el enrollado de esta elaboración debido a que unos husillos que tienen una rosca especial ya se les habían roto y no entraban al país.

Buscaron por toda Cuba, conversaron con torneros de Planta Mecánica y de otras entidades del territorio y del país para ver si podían diseñar la pieza. Pero “nadie daba pie con bola”. Así que Eutemio y Andrés se sentaron y comenzaron a diseñar la pieza. Tanto pensaron que hasta la mejoraron, pues la idearon con dos casquillos en la punta que facilitan el mantenimiento.

Jorge López muestra con orgullo la nueva torreta del torno búlgaro.

Jorge López Peña, quien dirige el comité, cuenta que hacer los husillos ha sido uno de sus mejores logros, pero no muy bien remunerado cuando comparan los mil 416 dólares que cuestan en el mercado con los 2 mil y algo de efecto económico que tuvo.

Pero esa molestia no los detuvo y cuando la mezcladora de polvos para la fabricación de electrodos se detuvo enseguida comenzó la invención.

“La tapa lateral de la mezcladora era enteriza y cuando se desgasta impide que se siga trabajando. La masa se la comía, era lógico que se deteriorara. Antes la rellenábamos pero no siempre se podía hacer eso, por lo que se hizo una nueva tapa que se desmonta, permite darle mantenimiento y el cambio solo se hace en una semana sin afectar la producción”, cuenta López Peña.

También dieron el paso al frente cuando la torreta del torno búlgaro cerró funciones luego de 55 años. Pero sin miedo se construyó una nueva y con mejor calidad porque permite que se pongan más tornillos.

Corto circuitos en el desempeño

En los años de fundados, la UEB ha producido y cumplido con los planes gracias a ellos, a esa gente sencilla que se la pasa inventando y cuidando los equipos aun cuando estos se detienen ante la falta de materias primas.

Cobran bajos salarios, algunas de las piezas que diseñan cuestan miles de dólares en el extranjero y le contabilizan menos efectos económicos, y tienen topada la remuneración hasta 5 mil pesos. También les es imposible manipular el fondo de la asociación para la estimulación debido a que no todas las entidades aceptan cheques. Pero son trabajadores y esos “detalles” les duelen, pero nos los detienen. Son de los que prefieren que revisen las normativas para que se atemperen a la actualidad  porque se saben necesarios, se sienten como “un área vital” que necesita mayor atención, pero que hace falta para mantener vivas a las máquinas.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu