Trabajadores

Karatecas: dos platas, un bronce y un despojo

Baurelys Torres (54 kg), de azul, fue despojada de un oro en Barranquilla. Foto: José Raúl Rodriguez Robleda

Barranquilla.- El debut de los karatecas cubanos en estos XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe superó las expectativas que traía su colectivo técnico, al ganar en la primera jornada dos platas y un bronce, a pesar de una controvertida decisión arbitral que privó del título a Baurelys Torres (55 kg).

La primera en subir al podio fue la joven capitalina Claudia Burgos, con bronce en la modalidad de kata, consagrado a partir de una victoria inicial 5-0 sobre la salvadoreña Evelyn Caballero; y derrotas luego por el mismo marcador frente a la dominicana María Dimitrova y 4-1 con la venezolana Andrea Armada.

Francisco García Almenares, jefe del colectivo técnico de kárate de Cuba. Foto: José Raúl Rodriguez Robleda

“Es una especialidad bien difícil, que lo determina la apreciación de los jueces, pero se demuestra avances y eso es lo que valoramos. Hay que seguir trabajando, pero Claudia demostró que es posible competir al nivel de las potencias del área”, explicó Francisco García Almenares, jefe del colectivo de entrenadores del kárate.

Las tres cartas cubanas en el apartado de combate también lucieron muy bien, porque dos de ellas discutieron los títulos: BaurelysTorres (54 kg) y Maikel Noriega (67 kg); en tanto Yudelmis Báez (50 kg) se agenció un honroso quinto lugar con par de éxitos y un fracaso.

La pelea en la que fuimos víctimas del despojo fue en la final entre Baurelys y la venezolana Génesis Navarrete, concluida con abrazo en la pizarra 1-1, pero con más iniciativa por parte de la cubana en los tres minutos del asalto. Sin embargo, al decidirse por hantei, solo uno de los jueces levantó la bandera azul como señal de victoria para la antillana.

“El empate sucede a menudo en el kárate, pero siempre lo decisión recae luego en la que más atacó durante el combate. Y aquí todos vieron que fue la nuestra y no le dieron la victoria”, comentó molesto Almenares, quien no quiso que se interpretaran sus palabras como justificación, pues “la muchacha traía como pronóstico un quinto lugar y llegó al segundo lugar porque se lo ganó en las cuatro peleas, donde apenas le marcaron un punto”.

Para el cierre de Cuba, Maikel se enfrentó a un conocido, el dominicano Delvis Ferrera, a quien le hizo resistencia hasta ceder por la mínima 2-1. “Estoy muy satisfecho con esta plata porque ninguno de los que competimos hoy teníamos pronosticado estas actuaciones, pero nos tocó abrir el camino y lo que queremos es aportar al medallero de oro de la delegación”, dijo el villaclareño de 23 años y casi una década en este deporte.

Las competencias de esta disciplina continuarán por dos jornadas más en el Coliseo del Colegio Marymount, y a Cuba le restan por salir al tatami seis representantes más, con las mayores opciones de títulos para Cirelys Martínez (68 kg), quien peleará este jueves y Yoandra Moreno (+68 kg) el jueves.

Maikel Noriega (67 kg) de azul, en la final de Barranquilla. Foto: José Raúl Rodriguez Robleda