Retomed: crecer y multiplicarse

Retomed: crecer y multiplicarse

“Así nacen las grandes fábricas” Fidel Castro Ruz, Santiago de Cuba,
21 de julio de 1981

Todo comenzó en un pequeño taller donde apenas había espacio físico, aunque sí mucho ingenio y grandes ganas de hacer. Reparaban cuanto era necesario en el sistema de salud de la provincia santiaguera, e incluso incursionaron en la creación de un riñón artificial.

El mobiliario clínico es de las líneas productivas fundamentales en Retomed y recibe constante supervisión de calidad.

El 21 de julio de 1981, sin previo aviso, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz llegó hasta allí motivado por lo que había escuchado hablar de aquel colectivo. Cuando supo lo que hacían y bajo las circunstancias en que lo materializaban dijo una frase que hasta hoy marca a la Empresa de Equipos Médicos Retomed de la provincia de Santiago de Cuba: “Así nacen las grandes fábricas”.

Siete años después, el 23 de julio de 1988, Fidel inaugura una industria moderna que hoy continúa tan innovadora y eficiente como el primer día. Demostración de lo dicho son los 12 años que suma como Vanguardia Nacional, siete de estos de forma consecutiva.

Como el primer día

Enrique Lluezman Rodríguez y Alejandro Ferrán Torres se sienten privilegiados al figurar entre los fundadores, de esos que llegaron a los predios de lo que ahora es Retomed provenientes del pequeño taller que dio origen a esta obra grande.

Ambos tienen más de 30 años de apego a su labor y están entre los destacados del centro, el primero como carpintero del área de aluminio; el segundo como especialista de calidad de servicios productivos y secretario general del buró sindical, en el que se aglutinan 373 trabajadores en 11 secciones sindicales de base.

Junto a otros muchos han sido testigos de la diversificación productiva de su centro, cuyo objeto social es la fabricación de equipos médicos, pero que en los más difíciles momentos de la década de los 90 buscó y encontró otros senderos económicos, esos que hoy siguen transitando.

“Fue un período difícil, comenta Miguel Vázquez Lao, director de mercadotecnia de Retomed, pero supimos salir adelante incursionando más allá de los surtidos destinados al Ministerio de Salud Pública.

“En la actualidad asumimos la producción de más de 300 renglones, entre estos muebles para locales, oficinas, gastronómicos, toldos, carpas, e incluso superamos lo productivo para también insertarnos en la prestación de servicios de montaje y reparaciones”.

Tan amplio horizonte le permite a la empresa santiaguera —en perfeccionamiento empresarial y con el sistema de gestión de la calidad certificado con las normas ISO 9001- 2008— un crecimiento económico digno de imitar.

El año 2016 fue un buen ejemplo, con 21 millones de pesos de los 15 planificados; igual resultó el 2017, con 23, 3 millones de los 17,5 comprometidos, y hasta la fecha ya alcanzan el 63 % de lo pactado para este 2018, año en el que aspiran a concretar 20 millones de pesos, muy a pesar de los vaivenes con la llegada de la materia prima contratada.

Con una sólida salud financiera y un control a punta de lápiz en cuanto a gastos y los costos, Retomed se inscribe entre las entidades de Santiago de Cuba en las que el pago por resultados (Resolución 6), y la distribución de utilidades a los trabajadores como estímulo por la eficiencia económica (el llamado mes 13) dejan un buen sabor.

El primero de estos hace posible que el salario promedio mensual sea de mil 50 pesos, en tanto, el segundo propició que recientemente, con apego al desempeño laboral, los trabajadores cobraran entre 800 y 3 mil pesos.

Retomed en todas partes

Si bien el resultado económico estimula la estabilidad laboral que existe en esta fábrica santiaguera, el compromiso social propicia igualmente un elevado sentido de pertenencia.

“Las personas llegan acá y echan raíces, comenta Alejandro Ferrán, secretario general del buró sindical, los jóvenes que se incorporan beben de esa experiencia y ello resulta muy beneficioso en el orden de la disciplina, el control, la participación en cuanta misión se les pida.

“A eso no solo aporta el sindicato sino también la Asociación Nacional de Economistas y Contadores, la de Innovadores y Racionalizadores, las Brigadas Técnicas Juveniles, el Fórum, el comité de base, el núcleo del Partido, y claro está, la administración.

“Esa unidad nos ha dado excelentes resultados, uno de ellos es la condición de Vanguardia Nacional, y además los reconocimientos Por las Sendas del Triunfo y Con el Esfuerzo de Todos, este último otorgado por la Asamblea Provincial del Poder Popular; por solo mencionar algunos, y aspiramos igualmente a la Medalla Jesús Menéndez y al Sello 75 Aniversario de la CTC.

“También somos líderes en donaciones de sangre, con unas 56 aportadas voluntariamente cada tres meses y distinguimos en materia de protección ambiental y de innovación”.

Más allá de lo que asumen como misión principal, Retomed también está presente en varias de las tantísimas obras que se ejecutan en Santiago de Cuba a las puertas del 26 de Julio.

De tal modo, la huella de los hombres y mujeres de allí está en el amplio proyecto de mejora de comunidades denominado Santiago Arde, en la reanimación constructiva del parque de Los Sueños, la sala de oncohematología infantil, dos gimnasios de cultura física, la fábrica de helado, el Museo de Historia Natural, arterias principales como Garzón y Enramadas, el cementerio patrimonial de Santa Ifigenia…

El joven Leodán López liderea una de las 11 secciones sindicales y siente orgullo de contribuir a la reanimación de su ciudad con la fabricación de asadores para la gastronomía.

Cada uno de los trabajadores de Retomed aprecia en muy alto grado este aporte, como Luis Alberto Fabré, Ángel Borges, Eduardo García, Dolver Durán y Leodán López, quienes se sienten motivados para seguir aportando en lo que sea preciso.

Con luz larga

Dos grandes metas signan el futuro en Retomed, la primera retomar el camino de las exportaciones, el cual transitaron hasta el año 2014. En la actualidad cuenta con una estrategia pensada para el posicionamiento en el área de Centroamérica y el Caribe.

El segundo es incrementar la sustitución de importaciones con líneas de desarrollo como el ensamblado y comercialización de máquinas de anestesia y la fabricación de otra para la obtención de hipoclorito.

Apegados a aquella frase de Fidel, y empeñados en serles fiel, los trabajadores de Retomed parecen no tener límites, refrendando no solo que “así nacen las grandes fábricas”, sino también que así, a la usanza de ellos, crecen y se multiplican.

Otro aporte social de Retomed es la construcción de estructuras metálicas para paradas de
ómnibus.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu