Cuando los hombres pueden más que la tormenta (+ Fotos)

Cuando los hombres pueden más que la tormenta (+ Fotos)

Fue como si a un cuadro perfecto, hecho por un artista perfecto, le cayera una gran mancha imperfecta de tinta negra. Muchos se llevaron las manos a la cabeza. “¡No puede ser!, ¡no puede ser!”, repetían. La bahía es la perla principal de Cienfuegos, digan lo que digan.

La bahía de Cienfuegos vuelve a resplandecer. Foto: Ramón Barreras Ferrán
La bahía de Cienfuegos vuelve a resplandecer. Foto: Ramón Barreras Ferrán

La lluvia intensa desbordó “las copas” y arrastró residuos petrolíferos que corrieron, como si fueran de prisa para un festín veraniego, a “bañarse” en las aguas de la rada. Nada pudo impedirlo. Nadie pudo impedirlo. Largas manchas cubrieron la superficie como si quisieran hacer una de esas pinturas abstractas que a primer golpe de vista no dicen nada, pero al observarlas y pensarlas detenidamente sí dicen mucho.

Con lamentos no se resuelven los problemas y los cubanos no somos ni de lamentos ni de lloriqueos estériles. Bastantes ciclones y tormentas nos han pasado por encima y aquí estamos.

Lo primero fue frenar el avance que parecía impetuoso. Y se frenó. Seguidamente resultaba imprescindible eliminar las sustancias oleosas (aceitosas) en el menor tiempo, para que la afectación al ecosistema no fuera más allá de lo imposible, y limpiar los tramos del litoral afectados y las embarcaciones que se mancharon.

Entonces el trabajo requirió de “gigantes”. Para sacar las plantas (flor de agua) embadurnadas de residuales los hombres tenían que accionar sumergidos hasta la mitad del pecho. Han sido toneladas las acopiadas y trasladadas.

Las aves vuelan felices. Foto: Ramón Barreras Ferrán
Las aves vuelan felices. Foto: Ramón Barreras Ferrán

Para las labores se han necesitado muchas manos y esfuerzos enormes. Como siempre sucede, porque los cubanos estamos forjados a golpes de coraje, a las zonas dañadas acudieron, entre otras muchas personas, trabajadores de diversos sectores, convocados por la CTC y los sindicatos.

Con voluntad e ímpetu ─y también con ciencia y técnica─ se afrontaron los trabajos y hace solo unas horas, justo a un mes de la tragedia, dieron a conocer que, felizmente, solo resta por limpiar un 1 % de las áreas afectadas.

Algunos daños ocasionará el derrame. Eso aún está por determinar. Pero poder mirar de nuevo el reflejo limpio del cielo sobre las aguas de la bahía de Jagua en sus 88 km2 era un anhelo de los cienfuegueros para preservar los encantos de la perla principal. Y se logró a fuerza de hombradas.

Las labores de limpieza han requerido de mucho esfuerzo. Foto: Modesto Gutiérrez, ACN
Las labores de limpieza han requerido de mucho esfuerzo. Foto: Modesto Gutiérrez, ACN

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu