Juana Bacallao, la diosa negra de los cabarés cubanos

Juana Bacallao, la diosa negra de los cabarés cubanos

Neris Amelia Martínez Salazar es su verdadero nombre, pero nadie en Cuba la conoce así. Ella ha conquistado al público con un estilo poco usual dentro de los acostumbrados circuitos del arte nacional y extranjero. Hablo de Juana Bacallao, la diosa negra de los cabarés cubanos, quien sale al escenario como pocos músicos se atreverían.

Juana Bacallao y Jorge Soto Pérez (Papushi).
Juana Bacallao y Jorge Soto Pérez (Papushi).

El pasado año, la popular cantante accedió a grabar junto al compositor e intérprete Jorge Soto Pérez (Papushi) el tema Bailando con Juana, que ha ocupado el primer lugar en varias listas de éxitos en emisoras capitalinas y provinciales. “La canción la escribí en el 2011”, comenta el joven cantante de 32 años de edad. “Cuando se la mostré me dijo: `yo no canto nada de nadie, solo lo que pienso y lo que se me ocurre, pero el número me gusta y lo voy a grabar”.

Y así surgió la idea de homenajear a la show woman de Cuba—definida así por su descubridor, el músico cubano Obdulio Morales— en un principio rechazada por los medios de comunicación. Nunca se quedó de brazos cruzados y puso manos a la obra. ¿Cuáles fueron algunos de sus “trucos” para posicionarse? (aunque, a decir verdad, a inicios de los años 60 era muy conocida en bares y clubes nocturnos, donde actuaba con frecuencia).

Cuando ni soñábamos con la era del celular llevaba un teléfono auricular a todas partes y frente a un grupo de personas sacaba el aparato y comenzaba a dar órdenes como si tuviera la agenda llena de conciertos. Los cubanos de aquella época pueden dar fe del asunto. Al cruzar las calles esperaba la luz roja y se lanzaba sobre los carros como si estos hubieran parado para mirar a tal celebridad.

Fueron algunas de sus tantas peripecias, porque donde quiera que se presentara esta cubana, impresionaba con sus tonos desafinados, dicharachos y vestuarios extravagantes. Lo más increíble es que no canta ni baila bien, desafina constantemente un acorde tras y otro. Su voz no posee el tono melodioso que requieren los intérpretes, pero tiene un “aché”, una carta bajo la manga, que la ha hecho triunfar si haber estudiado nada de música.

Bailando con Juana tendrá un video clip, próximo a estrenarse, dirigido por Adrián López y realizado en la provincia de Holguín. “Es una mezcla de género urbano con mambo y timba”, comentó Papushi, quien aseguró que la show woman demostró total dominio al grabar la canción con sus más de 90 años de edad y solo un primer contacto con el tema en el 2011. “Me deslumbró su fuerza de voluntad”, aseveró.

“Como compositor —agregó— estoy inmerso en el nuevo fonograma de la cantante Rebeca Martínez. He hecho trabajos para Mayko de Alma, Willy Campa y Leyanis López. También tengo un CD con los éxitos de Selena”.

Para él, como requisito fundamental, los artistas necesitan renovarse constantemente. “Las sonoridades cambian, pero las cosas cuando están bien hechas trascienden generaciones. No existen edades para los géneros musicales.

“La Bacallao es espectacular y única”, afirma, “no hay otra en el mundo que sea como ella. De eso no tengo duda”.

8 comentarios en Juana Bacallao, la diosa negra de los cabarés cubanos

  1. Es una lástima que la escritora de este artículo se expresara así de una de las grandes figuras de la música cubana, nuestra bedet y show woman de Cuba que cuando sale al escenario pone en pie a todos los alli presentes, aún con sus 96 años de vida, y debe constituir un honor para uno de los músicos jóvenes que hoy están surgiendo, tener la posibilidad de grabar una canción con ella y poder llegar a un primer lugar gracias a esto, este cantante debe darle mil gracias a Juana Bacallao, pero además quiero pedirle que la próxima vez que usted haga referencia a uno de nuestros artistas lo haga con más ética profesional y documentandose bien sobre ese artista, para que no le diga a nuestro pueblo cubano tantas mentiras y tan mal contadas.

    • Estimado lector Armando Guerra, en mi texto titulado Juana Bacallao, la diosa negra de los cabarés cubanos, no he dicho ninguna mentira que no esté registrada dentro del variopinto universo de las opiniones que sobre la show-woman tienen los cubanos de varias generaciones.
      Ciertamente, en cada una de sus presentaciones artísticas ella siempre ha utilizado vestuarios que muchos consideran extravagantes. De hecho, la gente la recuerda así. La historia de que sacaba un teléfono en las calles o delante de un grupo de personas es muy cierta. Aparece relatada en Ecured y muchos rememoran esa y otras anécdotas que popularmente la identifican.
      Juana no es una desconocida para mí. Para hacer el trabajo, como periodista, tuve que informarme bien. No fue un texto al azar. Ella ha recibido buenas y malas críticas (como todo artista) y traté de ser lo más fiel a su accionar dentro del arte. Tiene gente que la adora y lo contrario. Las pasiones no son buenas a la hora de leer y analizar un texto. Es necesario examinarlo con mente fría y desde todo tipo de perspectivas, condición que, desde su posición de representante de la estrella es difícil asumir con mesura.
      Si la Bacallao llegó a la fama fue, precisamente, por su particularísima y original forma de proyectarse sobre el escenario, y eso se subraya en mi texto. Para nada he pretendido ser ofensiva, pues ante todo reconozco los valores espirituales que ella ha sabido cosechar entre muchos cubanos.
      Los periodistas tenemos el deber de juzgar, analizar y cuestionar el desempeño de un artista y estar o no de acuerdo con él. Ese fue, y no otra, mi intención a la hora de redactar este texto, que no fue mi intención escribirlo de forma irrespetuosa. De hecho, si lee bien mi trabajo, coincidirá en que reconozco algunos de los valores artísticos de la Bacallao.

    • Estoy muy agradecido de haber podido grabar esta cancion con Juana Bacallao, pues la admiro desde siempre, pero en ningun momento de la entrevista hice ninguna referencia negativa a la artista cubana, solo hable de la cancion y el video clip mas mi trabajo como compositor y cantante, Yo no soy periodista, no soy quien redacte este articulo, los argumentos e informacion adicional no me corresponden, pues jamas usaria ningun termino negativo ni con juana ni con nadie.

  2. Propiamente Diosa no es, los dioses son bellos y ella tampoco lo es. Que nos ha hecho reir con su verborrea sin sentido durante su vida de Cabaret es verdad. Que cuando se enaltece tanto a un “artista” por llamarlo de alguna manera es porque se lo merece y porque le anda rondando la Parca.

    • Esperanza Juana Bacallao es conocida por ese epíteto. No lo inventé. Es cierto que su forma tan peculiar es lo que la ha hecho triunfar. Ella ha compartido escenario con los grandes de la cultura cubana, dígase Bola de Nieve, Celeste Mendoza, Ninon Sevilla, Cantinflas, Rosita Fornés, Omara Portuondo, Rafaela Carrá, Benny Moré, Chano Pozo, Elena Burque y con el cantante y pianista estadounidense Nat King Cole. Hasta en República Dominicana existe una calle con el nombre de Juana, la cubana. En París apareció en la Opéra-Comique. La palabra diosa no es solamente para refirse a alguien hermoso al estilo de los dioses romanos y griegos, sino para destacar su carrera artística.Juana Bacallao se ha presentado, y con éxito, en los hoteles y cabarés más imporantes de Cuba: el Hotel Capri, el Teatro Campoamor (hoy en restauración), los cabarets Sans Sousi (antes del triunfo de la Revolución), Tropicana, Copa Room del Riviera, Parisien, Salón Rojo del Capri, el Bar Alí y Palermo. El gusto es una cuestión personal y social, claro está. Y un artista siempre va a estar sujeto a críticas y halagos.

    • Esperanza, puede que nuestra Juana Bacallao no sea una diosa, por cierto…usted conoce alguna?, no sé, pero lo que si sé es que esta maravillosa mujer (Juana Bacallao) donde quiera que se presenta pone de pié a los asistentes, su arte es UNICO , así en mayúsculas y nos ha provocado a todos una risa y un bienestar placentero en cada una de sus interpretaciones, creo muy bien merecido su apodo de “Juana la Cubana” porque eso es lo que es, una cubana de todas, todas, es como dice el articulo una show woman.
      Creo que Cuba toda debería sentirse orgullosa de tener a una ARTISTA como Juana Bacallao, que nos ha hecho reír y pasar momentos inolvidable, mis respetos para la señora Juana Bacallao, que dios le dé muchos años de vida.

  3. Por favor la palabra diosa no debe utilizarse,una bedet o ha sido por los años una gloria del cabaret en cuba y en los lugares en los que ha visitado por el mundo,para mi he quedado satisfecho en sus interpretaciones pero otros en la calle en vez de diosa la ven odiosa por lo tanto el adjetivo debe ser bien escogido a la hora de redactar a una figura publica,tengan eso en consideracion para proximos escritos

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu