Trabajadores

Parlamento cubano en busca de evidencia científica para legislar sobre sexualidad

Los temas sobre sexualidad también están presentes en el debate de la reforma constitucional que actualmente está en curso en Cuba, según expresó la presidenta de una de las comisiones permanentes del Parlamento al clausurar este viernes el 8vo. Congreso de Educación, Orientación y Terapia Sexual.

Fotos: Del autor

La diputada Arelys Santana Bello, presidenta de la Comisión de Atención a la Juventud, la Niñez, y la Igualdad de Derechos de la Mujer de la Asamblea Nacional del Poder Popular, explicó que se trabaja hoy en el perfeccionamiento de los procesos legislativos y de la incorporación de un mayor número de leyes, decretos u otras normas que respalden la legitimidad de todos estos temas relativos a la educación integral de la sexualidad.

La también segunda secretaria de la Federación de Mujeres Cubanas afirmó que por ese motivo un grupo de parlamentarias y parlamentarios asistieron al Congreso “en el interés de participar en su fructífero intercambio así como en busca de insumos, evidencia científica y datos para complementar los análisis legislativos”.

Santana Bello valoró que, no obstante, a menudo los cambios en las políticas y leyes ocurren más rápido que las trasformaciones en los patrones socioculturales y en el imaginario social.

“Aún persisten en nuestras comunidades herencias machistas y estereotipos sexistas que obstaculizan el progreso de estos temas. Las relaciones sexuales se inician a edades tempranas a menudo sin protección; la prevención del embarazo adolescente y de las infecciones de transmisión sexual siguen siendo retos que debemos atender con urgencia”, apuntó.

La diputada fue enfática al afirmar que la Educación Integral de la Sexualidad es política del Estado Cubano, y que existen todas las condiciones para desarrollarla, aunque un desafío identificado es la necesidad de hacerlo con programas integrales y desde la intersectorialidad.

La Dr.C Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual y presidenta del evento, anunció por su parte que uno de los más importantes resultados de esas jornadas ha sido el llamado a la ampliación a escala de los programas de Educación Integral de la Sexualidad, como parte de los esfuerzos de agencias de Naciones Unidas como el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y la UNESCO.

La Educación Integral de la Sexualidad está lejos de haber sido institucionalizada en la mayoría de los países de Latinoamérica y el Caribe, afirmó Castro Espín, quien citó un estudio de UNFPA que arrojó que en el 33% de los países no hubo avances en este campo durante los últimos tres años, mientras que en otro 33% se han producido significativos retrocesos.

Resaltó además que la evidencia científica demuestra que los impactos favorables de la Educación Integral de la Sexualidad en el mejoramiento de la salud y la calidad de vida se logran cuando los currículos son impartidos de forma sistemática, a lo largo de todas las etapas del desarrollo, en todos los niveles escolares y en los diversos espacios educativos, con docentes capacitados de manera permanente.

Resulta prioritario, concluyó la directora del Cenesex, apoyar la institucionalización de programas exitosos, de modo que beneficien a toda la población a través de las vías formales y no formales, en particular a las familias.

Rafael Cuestas, coordinador internacional de Programa del UNFPA en Cuba, felicitó al CENESEX por su treinta aniversario y ratificó su respaldo para seguir trabajando por los derechos, la educación y la salud sexual de las personas.

En el 8vo Congreso participaron alrededor de 250 especialistas e investigadores de alrededor de una veintena de países, fundamentalmente de América Latina, el Caribe y Europa, que participaron en más de medio centenar de actividades académicas.