Un sí para las cooperativas

Un sí para las cooperativas

El trabajo por cuenta propia y el cooperativismo son una brisa de aire fresco para la deprimida economía nacional; además, ambos son perfectamente compatibles con el sistema socialista que Cuba defiende.

Esa fue la premisa que destacó este martes en el Segundo Taller Nacional de Cooperativas no Agropecuarias, que sesionó en el Centro de Convenciones Lázaro Peña, de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC).

La cita reunió a presidentes, socios y trabajadores de cooperativas no agropecuarias de las actividades de gastronomía y servicios personales, y técnicos de uso doméstico en el comercio interior.

Junto a ellos Ulises Rosales del Toro, vicepresidente del Consejo de Ministros; Simón Rodríguez, secretario general del Sindicato de los Trabajadores del Comercio, la Gastronomía y los Servicios; Nancy Valdés, viceministra de Comercio Interior y Mirurgia Ramírez, directora general de Servicios, del MINCIN, entre otras autoridades.

El extenso programa de actividades abordó la experiencia de las cooperativas, la calidad de los servicios, el impacto social que tienen y el trabajo sindical en estas. También se intercambió sobre la responsabilidad y papel de la Asamblea General de Socios y los estatutos para su funcionamiento.

Los participantes coincidieron en la necesidad de que las cooperativas tengan mayor acompañamiento y respaldo de las diferentes entidades estatales que de una forma u otra intervienen en su quehacer; ello sobre la base del consenso de que, sobre estas formas de propiedad, todavía queda mucho por aprender.

“No vamos a renunciar al cooperativismo, pues creemos en sus beneficios”, sentenció el vicepresidente de la Asociación de Economistas y Contadores de Cuba, y Héroe de la República de Cuba Ramón Labañino, quien recordó que siempre ha existido la voluntad política del país en promoverlas.

Sin embargo, sobre estas pesan las sombras de prejuicios, estereotipos y falsas concepciones que atentan contra su desarrollo más acelerado. Romper dichas barreras aún es una tarea pendiente; así como lo es abreviar ese “proceso de revisión y perfeccionamiento” que impide que surjan otras nuevas.

Por otra parte, la corrupción y las ilegalidades en algunos de estos espacios han evidenciado que, cualquiera que sea el camino que se adopte, velar por que se cumplan las leyes seguirá siendo acción de primer orden.

Un comentario en Un sí para las cooperativas

  1. es sierto que las coperativas no agropecuaria como por ejemplo contruccione sno se puede realizer en este pais ya

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu