Portugal: El equipo tapado del mundial

Portugal: El equipo tapado del mundial

Por Fabio M. Quintero Pérez, estudiante de Periodismo

No juegan un fútbol vistoso. Dependen muchas veces de un solo jugador. La historia para nada los respalda. Quedaron en fase de grupos en el pasado mundial y la mayoría los obvia de los pronósticos pre competencia para trascender en Rusia.

Bernardo Silva será clave en las aspiraciones de Portugal.

A diferencias de otras selecciones, Portugal no tiene gran trayectoria en las Copa del Mundo. Con un tercer lugar de la mano de Eusebio y una cuarta plaza bajo el liderazgo de Luis Figo como mejores resultados, la escuadra lusa buscará en Rusia 2018 con Cristiano Ronaldo a la cabeza una actuación inédita. Y argumentos tiene para lograrlo.

Poseen, junto a Alemania, la única generación compacta de jugadores que ha levantado un gran título a nivel de países (Eurocopa 2016). Si bien algunos hombres importantes para la consecución de ese cetro como Nani, André Gómez y la gran promesa Renato Sánchez quedaron fuera de la lista de 23, el núcleo duro se mantiene.

Sin contar con grandes estrellas en ninguna posición, a excepción de CR7, tienen hombres interesantes y prometedores. Rui Patricio da garantías bajo los tres palos. En la Euro sus atajadas constituyeron un pilar en la gran actuación.  La zaga la comanda el veterano Kepler Lima “Pepe”, quien junto a José Fonte conforman una sobria pareja de centrales muy difícil de vencer en el juego aéreo. Los laterales están garantizados con los velocistas Cedric Soarez y Raphael Guerreiro, dos carrileros con gran proyección al ataque.

Asimismo, su medular pudiera catalogarse como una de las más sólidas de la justa. William Carvalho en función de contención, con el experimentado Joao Moutinho, mediocampista con excelente técnica individual , el volante mixto Adrien Silva, de gran recorrido y desgaste en cada uno de los partidos, y los regates de Joao Mario conforman una media cancha de calidad. También, los jóvenes Bruno Fernández y Manuel Fernández dan la posibilidad de utilizar disimiles variantes en los esquemas tácticos.

El área de los delanteros ha recibido una inyección de jóvenes con gran talento. El extremo del Manchester City Bernardo Silva, llamado a ser un fuera de serie, pudiera con su desequilibrio y desborde convertirse en un complemento clave para Cristiano. Además, el poderío ofensivo de Gonzalo Guedes y Adrian Silva da opciones ofensivas al equipo inexistentes en citas previas. No obviar al curtido Ricardo Quaresma, todo un puñal por la banda derecha, capaz de disparar de la media o de lanzar buenos centros en busca de la testa de Cristiano.

Por su parte, la acertada dirección técnica de Fernando Santos constituye otro aspecto a destacar. Luego de clasificar a Grecia a octavos en Brasil 2014 asumió las riendas del combinado luso y lo revolucionó. Aunque el plantel sigue girando en torno al astro merengue, logró unir a los jugadores y hacer que todos halaran parejos a pesar de egos y rencillas personales.

Santos, además, cambio el estilo de juego portugués. Bien definido como un director resultadista, desdeñó el fútbol vistoso, consolidó la defensa, y apostó por el contragolpe. Con buenos dividendos hasta la fecha.

No obstante, el nivel de juego de Cristiano seguirá siendo fundamental en las aspiraciones lusitanas. Si mantiene la impresionante efectividad de cara al gol mostrada en la eliminatoria europea, y se asocia con sus compañeros de ataque,  Portugal será un candidato  en Rusia 2018

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu