Trabajadores

El salario puede ser mayor

unicornio

Por Vivian Bustamante Molina y Betty Beatón Ruiz

Menos de lo que quisieran, pero los trabajadores de Lavanderías Unicornio, en Santiago de Cuba, pudieron haber devengado un mayor salario, de no estar sobregirados los gastos.

Tal conclusión extrajimos de los detalles que expone en su respuesta Manuel Rodríguez Ruiz, director de la unidad empresarial de base (UEB) sucursal Servisa de esa provincia oriental, en torno a la principal inquietud recogida en la queja publicada el 16 de abril.

En esta, 15 de los 30 emplantillados en la citada lavandería denunciaron la falta de correspondencia entre los planes cumplidos —con gran esfuerzo porque tienen pocas condiciones laborales— y la retribución que reciben.

Al respecto explica Rodríguez Ruiz que el reglamento de pago fue discutido con todos los trabajadores, y que en el 2017 en la UEB hubo equivalencia entre lo realizado y los resultados. Ejemplificó que se cumplió lo proyectado en ingresos mensuales, con el consiguiente pago por rendimiento, mediante el cual cada uno percibió 143.7 pesos/mes.

Al presentar una panorámica de lo sucedido en el primer trimestre del actual año, el funcionario puntualizó que al cierre de marzo los ingresos totales ascendieron a un 105.3 %, lo que generó un valor agregado bruto (VAB) superior a los 198 mil 565 pesos, para un 101.7 por ciento.

Otros datos aportados son que la utilidad llegó al 130.2 %, en tanto sobrepasaron en un 1.5 % lo previsto a desembolsar en salario.

Reflejar esa cantidad de números no es casualidad. Estas reporteras quedaron inconformes pues intuyeron que detrás de algunos había algo más.

Acudimos entonces a especialistas del Departamento de Eficiencia Económica, de la Central de Trabajadores de Cuba, quienes señalaron que el último porcentaje pudo ser superior e incrementarse el pago por resultados y, debido a ello, devengar más de 171 pesos por mes.

¿El motivo? Existieron consumos intermedios (gastos) erigidos en impedimentos para que el VAB fuera más alto y que el fondo de salario tuviese más correspondencia con el nivel de actividad alcanzado o de los ingresos totales por ventas de servicios (105.3 %), superior al fondo de salario percibido (101.5 %).

Es decir: hubo un mayor esfuerzo no remunerado por ineficiencia en la gestión. De esto deriva un asunto a evaluar por empleados y empleadores partiendo de la adecuada planificación y ejecución, sin crear castillos en el aire. Con tal objetivo resulta imprescindible tener en cuenta las insuficientes condiciones laborales, lo cual constituye un derecho y un deber que se refrenda en la asamblea de trabajadores.

Atrasos en el pago

Respecto a los atrasos en la liquidación del salario plantean desde la filial santiaguera de Servisa que “el Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) vigente, discutido y aprobado en asamblea” establece como fecha el día 12 de cada mes.

“En el 2018 nos acogimos al pago por tarjeta magnética; cuestión esta que se les explicó a todos los trabajadores”, precisa el directivo, y acota que según contrato, la sucursal dispone de 72 horas para habilitar dichos soportes electrónicos.

Hasta este punto aparentemente no hay problema, pero debe quedar claro que la administración está obligada a concluir en tiempo su gestión contable para entregar los documentos al banco, y que este realice sus operaciones también en el lapso adecuado, lo cual permitirá cumplir con lo previsto en el CCT.

Asimismo Rodríguez Ruiz esclarece el número de hoteles y restaurantes del suroriental territorio a los que Lavanderías Unicornio les presta servicios, 15 y tres, respectivamente. Además que solo en dos ocasiones, en octubre del año anterior, higienizaron 5,14 toneladas de ropa provenientes de similar instalación localizada en Guantánamo.

Reconoce que presentan problemas en las condiciones de trabajo, al tratarse de un local adaptado, razón por la que está contemplada una futura inversión para una nueva obra, si bien no consigna cuántos años tendrán que esperar a fin de materializarla.

Y es aquí donde, a juicio de Buzón abierto, parece estar otro de los aspectos que más aviva las preocupaciones y necesidades de, al menos, la mitad de los trabajadores de esa unidad de Lavanderías Unicornio si nos guiamos únicamente por las firmas que hicieron llegar en su carta. Es obvio que lastrados por el inadecuado medio, sienten que sus esfuerzos para consumar e incluso superar los planes se encuentra muy por encima de lo que mensualmente reciben con apego a la Resolución no. 6.

A partir de lo dicho por el director de que no efectuarán acciones inmediatas para mejorar el entorno laboral, a priori solo resta reforzar el diálogo, el intercambio y las explicaciones de la administración y el sindicato.

Reclamo desde Lavandería Unicornio