Activados puestos de mando de Instituto de Recursos Hidráulicos

Activados puestos de mando de Instituto de Recursos Hidráulicos

Vivian Bustamante Molina y Sandra Madiedo Ruiz

La tormenta tropical Alberto una vez más pone a prueba la capacidad de respuesta de los cubanos ante situaciones extremas, como la generada por este fenómeno hidrometeorológico.

hidráulicos
Foto: Heriberto González Brito

Zonas inundadas, miles de personas evacuadas hacia sitios seguros y otras miles desplegadas en función de garantizar el cuidado de vidas humanas y recursos materiales son datos comunes en los actuales reportes de prensa.

El Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) acumula más de 72 horas con sus puestos de mando activados, pues no es solo el del nivel central, sino en todas las provincias, dijo el máster Argelio Fernández Richelme, especialista principal de la Dirección de Uso Racional del Agua de este organismo.

Todas las medidas preventivas han sido adoptadas y funciona el Sistema de Vigilancia de Alerta Temprana, incluso desde antes del ejercicio Meteoro, porque el 18 de mayo ya se conocía que tendríamos lluvias intensas y abundantes los días 24 y 25, afirmó este martes

Como está establecido, desde el Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología  comunicaron los datos al INRH y a la Defensa Civil, a fin de que se realizaran las evaluaciones pertinentes y poder adoptar las medidas previstas, señaló el experto en declaraciones a la televisión cubana, que por su importancia reproducimos a continuación.

Pudiera darnos algunos antecedentes de cómo comenzó el primer mes del período lluvioso

Al comenzar el mes de mayo la disponibilidad de agua, las condiciones  de los recursos hídricos eran bastantes favorables en la mayoría de los territorios. Los embalses estaban en el 74 % de llenado.

¿Es un porcentaje normal para esta época del año?

No. Desde que pasó el huracán Irma, en septiembre del 2017, estábamos compitiendo con el mejor año en el estado de las presas, que era el 2007, y ya se avizoraba que iba a ser mejor, incluso, sin tener estas condiciones de extremas lluvias.

¿Cuál es la actual situación hidrológica del país?

Se acumulan varias semanas con registros destacados en pluviosidad y este fin de semana hubo precipitaciones intensas y abundantes. En muchas localidades ha llovido el día entero, y existen acumulados impresionantes para 24 horas, por encima de los 200 milímetros (mm) en áreas muy extensas. Es por eso que ha habido escurrimientos considerables en casi todo el territorio de Matanzas, Villa Clara, Cienfuegos, Sancti Spíritus y parte de Ciego de Ávila, incluidas las cuencas hidrográficas que tributan a esas provincias.

Por toda esta situación queda poco espacio en los embalses para llegar a su capacidad total de llenado.

¿A cuánto asciende?

Este martes amanecimos con las presas al 87 % de su posibilidad de embalse, o sea, solo nos queda un 13 % y no es precisamente en los lugares que está lloviendo.

En el centro del país, desde Matanzas hasta Ciego de Avila prácticamente todos los embalses están llenos, y vertiendo.

¿Qué implica esa situación para la seguridad de las personas que viven cerca?

El llamado a adoptar las medidas pertinentes y estar al tanto de la información que brinda la Defensa Civil no es solo para las personas que viven aguas abajo de los embalses sino también aguas arriba, porque se han permitido indisciplinas como que se construya en áreas que son para el llenado de la presa.

Debemos partir de que muchas de las presas cuando fueron diseñadas y construidas no tenían poblaciones aguas abajo y ahora, lamentablemente, buena parte de los valles en los cauces de los ríos han sido ocupados, incluso aguas arriba. En muchos de estos casos llegan a constituir indisciplinas, a lo cual se deben prestar más atención.

Ahí está el mayor cuidado y hasta el mayor peligro: No la obra sino las situaciones que pueden presentarse porque los espacios para que se represe el agua han sido invadidos por la población.

¿Algún problema con el estado técnico de estos embalses?

Ninguno. La mayor parte de nuestros embalses están en condiciones de recibir avenidas de agua como las que están ocurriendo, solo que cuando llegan a su capacidad de llenado comienzan a verter por los aliviaderos automáticos.

¿Hay algún impedimento para que estos vertimientos ocurran de la manera técnicamente correcta?

No, en lo absoluto.

¿Hay quienes piensan que la inundación ocurre porque está el embalse?

No es así. La primera función de una obra de este tipo es recoger los escurrimientos de las lluvias, que de lo contrario provocarían inundaciones. El embalse además de funcionar como una obra de almacenamiento deviene una obra de regulación del escurrimiento. Son una garantía de seguridad para las poblaciones.

Ahora bien, una vez que el embalse se llena ocurren los vertimientos por los aliviaderos automáticos que tienen todos, además de que las 15 presas principales tienen compuertas para extraer el agua a voluntad, según la situación.

¿Cómo se monitorea esa situación?

Hay un sistema de vigilancia hidrometeorológica continua, las 24 horas, todos los días del año, y  por supuesto que la primera medida siempre es alertar para adoptar medidas oportunamente, sobre todo lo relacionado con la evacuación de la población y poner a resguardo los recursos económicos.

¿Hay en estos momentos alguna situación puntual a la que presten atención?

Sí. Es el caso de la presa Zaza, en Sancti Spíritus, la mayor del país y con una alta capacidad para evacuar por sus aliviaderos.

Como hemos comentado en algunos otros espacios, en la mañana de este domingo y por el pronóstico de gran ingreso de agua que iba a tener se adoptaron todas las medidas y nos cercioramos que habían sido evacuados todos los pueblos ubicados aguas abajo del embalse: Tunas de Zaza y Mégano, donde hay prácticamente 1000 habitantes. No fueron solo las personas, sino también sus pertenencias, recursos materiales, animales.

Cuando se tuvo confirmación de ese paso se abrieron las compuertas y empezó a verter a toda capacidad, pues hasta entonces estaba regulado y solo se habían extraído cerca de 300 metros cúbicos por segundo.

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu