Campismo popular tiene que campear

Campismo popular tiene que campear

No hay dudas de que serán creadas las condiciones indispensables para que el Campismo Popular abra sus puertas la venidera temporada de verano en Ciego de Ávila, a pesar de que la empresa que agrupa a cinco instalaciones de recreo en esa central provincia, no campea por los senderos de la economía.

Los campistas disfrutan, pero los trabajadores de El Charcazo no ganan todo el salario que ellos forman mediante la eficiencia económica, ya que es irrentable su empresa provincial. Foto: Nohema Diaz Muñoz
Los campistas disfrutan, pero los trabajadores de El Charcazo no ganan todo el salario que ellos forman mediante la eficiencia económica, ya que es irrentable su empresa provincial. Foto: Nohema Diaz Muñoz

Su “mochila” pesa: cuentas por cobrar y pagar fuera de término, incumplimientos del plan de campistas-días y otras irregularidades mencionadas en la Conferencia XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba, en el municipio de Primero de Enero.

La entidad contabilizó 117 mil 100 pesos de pérdidas económicas en el 2017. Tal endeudamiento sigue acompañándola y ascendió a 171 mil 300 pesos al cierre del primer trimestre del presente año.

Sin embargo, no impidió el indicador límite (gasto de salario por peso de valor agregado bruto) que se pagara 363 mil y 113 mil pesos en ambas etapas, respectivamente, sin respaldo productivo o como resultado de una insuficiente gestión en la prestación de servicios.

No es un secreto que el huracán Irma afectó en septiembre pasado a 46 infraestructuras en Cuba, causándole daños a unas 483 cabañas, principalmente en las provincias de Ciego de Ávila, Villa Clara y Mayabeque.

Los colectivos labores se desdoblaron con iniciativas y esfuerzo para reanimar los inmuebles. Como es lógico, la etapa de recuperación generó gastos, pero los fenómenos meteorológicos no fueron los únicos responsables de los quebrantos económicos en este sector.

Un ejemplo de que Campismo tiene que campear: Yamilé Álvarez Rodríguez, trabajadora de la instalación El Charcazo, en Primero de Enero, planteó en la asamblea sindical que logran eficiencia económica en lo que va de año, pero no disfrutan de las ventajas salariales que proporciona la resolución 6, por lo que siguen devengando el salario escala, algo más del mínimo de 225,00 pesos, debido a una cuestión de estructura del sistema empresarial.

Al respecto, María del Carmen García Ocampo, secretaria general del Sindicato Provincial de Hotelería y Turismo, destacó que ese colectivo es el mejor de su tipo en la provincia, y argumentó que la Organización Superior de Dirección Empresarial (OSDE), consideró convertir los centros de campismo en Unidades Empresariales de Base, lo cual deberá contribuir al incremento de los ingresos de los trabajadores en las bases que sean rentables.

Han gestionado “alojamiento” en esa modalidad recreativa la inestabilidad de las direcciones administrativas y las fisuras en el control interno. En tal sentido, Ciego de Ávila debe reordenar su “mochila” para contribuir a que el Grupo Empresarial de Campismo Popular pueda darle la bienvenida a Un millón de campistas en las instalaciones del país, una de las proyecciones para el presente año, junto con la perspectiva de iniciar en junio próximo las ventas de las reservaciones para la etapa veraniega.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu