“Imagino a América Latina como un gran torbellino de esperanza”

“Imagino a América Latina como un gran torbellino de esperanza”

Foto: Yaimi Ravelo Rojas
Foto: Yaimi Ravelo Rojas

Por Deisy Francis Mexidor, colaboración especial para Resumen Latinoamericano

Es una mujer hermosa. Usa unos llamativos turbantes que la distinguen. Irradia fuerza. Nacida en Medellín, capital de la provincia montañosa colombiana de Antioquia, Piedad Córdoba, es abogada, pero decidió por la política y la defensa de los Derechos Humanos.

Su sangre es afrodescendiente, quizás por eso y por inclinarse a la izquierda sus posibilidades de avanzar en la carrera hacia la Casa de Nariño en 2018 se vieron truncadas, aunque el abandono en abril de la candidatura presidencial no significa que deje en modo alguno eso: la política.

Córdoba viajó a Caracas para acompañar –al igual que hicieron  otras personalidades del mundo- los comicios del 20 de mayo en Venezuela, donde “el triunfo de Nicolás maduro significa esperanza para América Latina, resistencia ante los múltiples intentos de desestabilización y fin del proyecto emancipatorio”, afirmó en la capital venezolana la excandidata presidencial al responder en exclusiva para Resumen Latinoamericano una batería de preguntas.

La nueva victoria de Maduro –añadió- es “un aliciente para los países que siguen por la senda del progresismo para que no desfallezcan y continúen fortaleciéndose”.

De ahí que “la legitimidad de las elecciones que acaban de celebrarse en Venezuela pasa por la reflexión de la disputa de dos modelos imperantes; el que promueve la derecha continental y el progresista de las nuevas fuerzas transformadoras de sociedades”.

Precisamente, los colombianos irán a las urnas el domingo 27 de mayo. ¿Qué anticiparía usted respecto los resultados?

A pesar de encontrarnos en un escenario de postacuerdo, el resultado de las elecciones será el mismo de hace unas décadas; el triunfo de la derecha y sus elites.

Serán unas elecciones marcadas  por la abstención de antaño,  que de nuevo reflejará el hartazgo de las mayorías. Estas elecciones van a ser similares a las de hace cuatro años, tendremos que ir a segunda vuelta a definir quién entre la derecha es el menos peor  y en este sentido la arremetida contra los gobiernos progresistas de la región se agudizará, al mismo tiempo que habrá un fortalecimiento de la derecha continental para  impedir  que resurjan estos proyectos en países como Brasil y Argentina.

¿Qué opinión le merecen el tema de las bases militares en la región y el peligro de su uso como punta de lanza contra Venezuela?

En el marco del fortalecimiento de la derecha continental, la ofensiva del Grupo de Lima (gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía) no solo acude a estrategias demagógicas, propaganda y bloqueos económicos sino que además tiene bajo su manga una estrategia militar aupada por el Pentágono.

Por lo que en este escenario, Colombia es una ficha clave con su arsenal militar instalado desde el gobierno de Álvaro Uribe con bases militares equipadas con tecnología y tropas estadounidenses.

Paradójicamente, después del acuerdo de paz con las entonces Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) esas bases siguen funcionando so pretexto de combatir el narcotráfico, y este fenómeno crece día a día.

Así que Colombia sigue siendo como una especie del gran hermano en la estrategia de ofensiva, por su ubicación en la esquina del continente y la “colaboración” de sus gobiernos con Estados Unidos.

¿Cuál es su percepción sobre el proceso de paz en Colombia?

La implementación del Acuerdo Final de Paz está paralizado y es muy poco lo que se ha avanzado más en esta época electoral que sirve de cortina de humo para tapar la incapacidad y falta de voluntad del Estado para realizar las reformas y programas que se requieren para que haya concordia.

Pareciera que lo que le interesaba al gobierno era desarmar las FARC y retrasar el paquete legislativo del acuerdo que es una base importante para que Colombia construya la paz, en este sentido y en lo que está pasando con su ejecución sí parece que el proceso estuviera naufragando y lo único que lo puede ayudar son las comunidades, las organizaciones y partidos que hemos luchado porque en Colombia se acabe el conflicto no solo con el silenciamiento de las armas sino con reformas sociales, inversión y justica, y en este contexto, creo que después de las elecciones comienza de nuevo la lucha porque se cumpla lo pactado y se prosiga con los diálogos del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

¿Cuál es su mensaje a los pueblos de América Latina y el Caribe?

Yo he ido a varios países de la región con el mensaje de la paz, he cruzado fronteras en pro de que los pueblos puedan seguir soñando con un mejor mañana.

Además, siempre he demostrado tenacidad y compromiso con causas justas y humanitarias y en consecuencia mi mensaje también es de reconciliación y de la posibilidad de vernos no como enemigos sino como seres que buscamos el bien común.

¿Cómo imagina o sueña el mañana en esta parte del mundo?

Me imagino a América Latina como un gran torbellino de esperanza, alegría y paz, capaz de contagiar eso a otros continentes, una Latinoamérica unida y solidaria.

Pie de foto:  La postal sostenida por Piedad Córdoba en la foto es parte de la campaña internacional por la liberación de Lula que lleva a cabo el Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos. Vea la campaña: Lanzan campaña internacional por la libertad de Lula

Otras informaciones:

Más de 380 líderes sociales asesinados en Colombia tras firma de acuerdo de paz

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu