Homenaje al periodista ecuatoriano Carlos Bastidas

Homenaje al periodista ecuatoriano Carlos Bastidas

Ultimado de un balazo por un sicario de la tiranía batistiana a pocos meses del triunfo revolucionario en este archipiélago, honrar su memoria constituye otra denuncia en contra de quienes violan todos los días el derecho a la vida

Fotos: José Raúl Rodríguez Robleda

Recordamos hoy los 60 años del último periodista asesinado por la dictadura de Fulgencio Batista, en esta tierra de libertad, en la que la capacidad de hacer periodismo no es riesgo sino un honor, un deber; afirmó este martes en La Habana la licenciada María Augusta Calle Andrade, embajadora de Ecuador en Cuba, luego de ser develada una tarja que inmortaliza la figura de Carlos Bastidas Argüello.

Con la sencilla ceremonia concluyeron las actividades con las cuales la Unión de Periodistas de Cuba (Upec) ha rendido por estos días homenaje a ese comunicador de la prensa de la tierra de Eloy Alfaro, quien llegó a la Mayor de las Antillas en 1958 y logró ascender a la Sierra Maestra, donde estableció contacto con las fuerzas del Ejército Rebelde e, incluso, sostuvo un encuentro con Fidel Castro Ruz.

Anteriormente, una fina llovizna acompañó a cubanos y ecuatorianos que protagonizaron el acto en la necrópolis de Colón, en la que fue colocada una ofrenda floral ante la tumba que guarda los restos de Bastidas, a quien  la generala de brigada Delsa Esther Puebla Viltre conoció en la montaña y pudo aquilatar su valía humana, según expresó.

Cuba tierra de libertad

Hablo no solo como embajadora, sino también como periodista, subrayó la licenciada María Augusta Calle Andrade en la sede del Instituto Internacional de Periodismo José Martí, que en el flanco izquierdo de su entrada mostrará por siempre la tarja, obra del prolífico escultor José Delarra.

La diplomática contrapuso las facilidades para ejercer el periodismo en Cuba en comparación con varios países latinoamericanos como Honduras y México, donde es habitual que profesionales de la prensa sean asesinados en el cumplimiento de su deber.

Por su parte, Pedro Martínez Pírez, Premio Nacional de Periodismo José Martí,  destacó que Bastidas fue colaborador de la emisora Radio Rebelde bajo el seudónimo de Atahualpa Recio.

Y precisamente por estos días se ha resaltado la vocación de Carlos Bastidas Argüello por revelar las causas justas, siguiendo el ejemplo del Apóstol cubano y la impronta de varios periodistas extranjeros como Herbert L. Matthews, Carlos María Gutiérrez y Jorge Ricardo Masetti, los que subieron a la Sierra Maestra durante la lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista. Solo que Bastidas no pudo disfrutar el triunfo revolucionario porque un esbirro, después de golpearlo, lo fulminó con un tiro en la cabeza el 13 de mayo de 1958, relata en una reciente crónica Ciro Bianchi Ross, Premio Nacional de Periodismo 2018.

La remembranza de la efeméride coincidió con la celebración por la Upec del Día de los Derechos Humanos, lo cual se materializó en las delegaciones provinciales y la instancia nacional junto a otras representaciones de organismos de la Administración Central del Estado y la Asamblea Nacional del Poder Popular. Fueron momentos para recordar los miles de periodistas asesinados y exigir el cese de la impunidad para los sicarios y sus cómplices, que obliga a los medios a operar en un clima de terror.

 

 

Si desea leer más sobre este tema le recomendamos:

1958: el último año en que fue asesinado un periodista en Cuba

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu