Trámite de jubilación ¿Qué hacer?

Trámite de jubilación ¿Qué hacer?

Constituye un momento decisivo en la vida de cualquier trabajador, quien tiene en las normas jurídicas rectoras y en los representantes administrativos y sindicales de su centro la vía más cercana para informarse

Los temas de jubilación y pensiones ocupan, junto a los laborales, el escaño más alto en la correspondencia que gestionamos. Y es lógico si tenemos en cuenta el envejecimiento de la población en Cuba, donde, según los demógrafos, para el año 2030 la cifra de mayores de 60 años será un cuarto de la población total.

Por supuesto que tal situación repercute en la cantidad de personas que arriban a su edad de jubilación, por eso un reiterado consejo que no nos cansaremos de expresar es la importancia de leer, de conocer dos textos de imprescindible consulta: el Código de Trabajo y la Ley de Seguridad Social.

En numerosas ocasiones las dudas respecto a lo contenido en dichos documentos pueden aclararse solo con repasarlos o con preguntar a los directivos administrativos y sindicales del centro. Es el caso de los procedimientos para el trámite de las pensiones de seguridad social, recogidos en los ocho artículos que conforman el Capítulo VIII, de la Ley no.105.

¿Cómo iniciar los trámites?

El artículo 97 expone que la gestión de las pensiones comienza ante la dirección de la filial municipal del Instituto Nacional de Seguridad Social (Inass) procedente, por una de las siguientes vías:

  1. a) la administración, a solicitud del trabajador vinculado laboralmente, o de la familia del trabajador fallecido;
  2. b) el trabajador sin vínculo laboral que en el momento de su desvinculación reunía los requisitos de la pensión por edad o invalidez total; y
  3. c) la familia del pensionado fallecido.

En primera instancia, la concesión o denegación de la pensión solicitada compete al director de la filial provincial del Inass, al igual que la modificación, suspensión, restitución o extinción de las pensiones concedidas cuando concurra alguna causa legal que así lo determine.

Cuando ese funcionario deniega el expediente de pensión por invalidez total, en razón de que el empleado se encontraba incapacitado de forma total y permanente con anterioridad a su vínculo laboral, la administración da por terminada la relación laboral desde el día siguiente al mes en que se dicta la resolución.

Tal documento —según el artículo 100— puede recurrirse en proceso de revisión ante el director general del Inass dentro del término de 30 días hábiles contados a partir del siguiente al de la fecha de la notificación.

Esa propia autoridad resuelve en segunda instancia los recursos presentados, y cuenta con 90 días para emitir resolución, que se calculan a partir del siguiente al de la fecha en que se recibe la reclamación.

Asimismo, el acápite 102 establece que las resoluciones prescritas en cualquier instancia se ejecutan de inmediato, sin perjuicio del derecho de los interesados a interponer los recursos convenientes.

A continuación se expone que “las sentencias del director general del Inass causan estado y, contra ellas, los interesados pueden iniciar el procedimiento judicial correspondiente ante la Sala competente del Tribunal Provincial Popular (TPP) de su lugar de residencia, dentro del límite de 30 días hábiles considerados a partir del sucesivo al de la fecha de notificación.

En el texto se aclara que contra la sentencia que dicte el TPP la parte inconforme está en el derecho de establecer recurso de apelación ante la Sala de lo Laboral del Tribunal Supremo Popular, dentro del término de los 10 días hábiles siguientes a su información.

Tan pronto sea firme la sentencia dictada en el procedimiento de seguridad social, el expediente se devolverá a la filial provincial del Inass para ejecutar lo pertinente, concluye este capítulo.

15 comentarios en Trámite de jubilación ¿Qué hacer?

  1. Por favor revisen esa ley que ya tenemos 30 años de trabajo pero no 60 de vida y no damos mas con los achaques y las ausencias al trabajo. Quisieramos retirarnos para poder apoyar a nuestros hijos y nietos que trabajaran en la medida en que haya plazas vacantes que serian proporconadas con nuestra jubilacion. Los que no se quieren retirar son las personas que tienen empleos favorecidos con transporte incluido, estimulacion,etc. Dejenlos trabajando pero el resto “por favor”.

  2. Espero que puedan llevar a un debate sobre este tema ya que en los momentos que se aprobó hubo cantidad de planteamientos y no se modificó nada, era bueno que existiera las 2 formas y cada cual asumiera en dependencia de las condiciones física se pueda jubilar ya que la inmensa mayoría cumple con los 30 años de trabajo, o alguna otra variante; es conocido que la población cubana tiene una avanzada edad pero también el desarrollo de tecnologías va en contra de la cantidad de empleos, pues lo que creo que esto puede compensar el déficit de población activa para el trabajo se sabe también que hay más de 500 000 cuenta propistas y cada vez aumenta esta cifra, hay que seguir elevando la productividad para que el trabajador pueda tener un salario que responda a las necesidades personales y de su familia, en cuanto a las personas mayores acumulan muchas experiencias pero como bien decía un comentario tienen mas problemas de salud es por ello de evaluar las posibilidades reales y los puestos de trabajo que tienen exigencias físicas y mentales de rigor que con los años se va perdiendo en la gran mayoría de las personas.

  3. El tema de la edad de jubilacion es polemico, ya que para las Mujeres a los 60 y los Hombres a los 65 se manifiesta complejo ya que en esta edad comienzan a aparecer sintomas de enfermedades, las Mujeres en el proceso menopausico y si a esto le sumamos, los problemas de transporte para asistir al trabajo, se conoce que ha existido un incremento en el ausentismo por certificados medicos en estas edades.

    Fela

  4. Estoy de acuerdo con las compañeras Lucila y Elena.Comparto completamente la elevada edad de la jubilacion, ademas de lo anteriormente plantaedo, no se rinde pues las personas a esa edad, lo que necesitan es ocuparse de su salud que la mayoria esta con problemas. Si estoy muy de acuerdo que se revise esta situacion que existen muchas personas que lo van a agradecer y que en estos momentos tienen que seguir esperando por que llegue el tan anhelado dia de la jubilacion.

Escribir comentario

© 2013 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt 
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu