El trabajo político-ideológico, más allá del discurso

El trabajo político-ideológico, más allá del discurso

Foto: Ángel Chimeno Pérez
Foto: Ángel Chimeno Pérez

Los delegados a la Conferencia XXI Congreso de la CTC en el municipio de Jobabo, provincia de Las Tunas, ratificaron su respaldo unánime a la nueva dirección de la Revolución, elegida en la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular y enfatizaron en la importancia del trabajo político-ideológico en los tiempos actuales.

Muchas de las intervenciones fundamentaron la trascendencia de explicar a los trabajadores la existencia de enemigos que tratan de confundir y dividir a los revolucionarios cubanos, y patentizaron que nunca defraudarán la confianza depositada por el Comandante en Jefe Fidel Castro en el movimiento sindical.

Sin embargo, hubo consenso en que aún existen problemas subjetivos que amenazan esos propósitos y que el reto es hacer trascender a la práctica los enunciados teóricos enarbolados en la cotidianidad.

En ese sentido, Alberto Ávila, de la sección sindical de la dirección de UEB Integrada Agropecuaria Jobabo, enfatizó que este es un asunto complicado y recordó que la consistencia de las ideas está en el modo de actuación, “porque no es suficiente hablar, hablar y hablar e incluso hasta escuchar, si no hacemos las cosas bien”, remarcó.

Recordó que hace alrededor de cinco o seis años pertenecía a una empresa con pérdidas millonarias anuales, con salarios normados y el resultado fue el éxodo casi masivo de la fuerza de trabajo, y enfatizó que la primera batalla la dieron en la sección sindical y con el consenso de los trabajadores se propusieron detener las pérdidas económicas y hoy, aunque no tienen todos los problemas resueltos, se respiran otros aires y llevan cuatro años obteniendo utilidades.

Dijo que partieron de la unidad entre la administración, el sindicato y todos los factores, y con ese ejemplo ilustró su convicción de que el trabajo político-ideológico debe estar materializado en resultados concretos y en movimientos demostrativos de que las personas están comprendiendo de verdad las tareas encomendadas y las asumen como suyas, y “para lograrlo es preciso, sostuvo, consultar a los trabajadores, cada vez que vayamos hacer algo, discutirlo con ellos, porque todos somos importantes en un colectivo laboral”.

Otras intervenciones trajeron el principio martiano de que el reconocimiento oportuno fomenta el mérito y reseñaron como el movimiento emulativo distingue y estimula hoy el trabajo en el sector agropecuario, principal actividad económica del territorio; pero mostraron inconformidad con lo alcanzado en lo referido al Sistema de Condecoraciones y Títulos Honoríficos, pues “… se aprecia que no se aprovechan sus potencialidades en función de la estimulación de aquellos trabajadores y dirigentes sindicales que lo merecen…”, reconoce el informe central presentado a los participantes.

Adelaida Ramón Leyva, secretaria general del Buró Sindical de la Dirección Municipal de Educación, se refirió a Resolución 186, que norma la sensibilización con el trabajo de los docentes, y por los horarios de labor reclamó facilidades para velar  por mejores facilidades para acceder a los servicios de salud, el acercamiento al sector rural de las ventas de productos liberados y la atención en los comedores de cooperativas u otras instituciones en zonas rurales apartadas donde se desempeñan los docentes, “… son tareas teóricamente bien diseñadas, pero hay morosidad en su concreción”, advirtió.

Los delegados debatieron otros temas relacionados con la afiliación y el funcionamiento orgánico, dos asuntos esenciales para poder desplegar a plenitud acciones de formación político- ideológica, en los cuales todavía quedan muchas cosas pendientes y que son reiterativas: activos a los que no asisten los secretarios generales, asambleas generales de trabajadores suspendidas, trabajadores sin afiliar, informes administrativos y sindicales deficientes…

Al respecto, Maylín Mir Corrales, miembro del Secretariado Provincial de la CTC, consideró inadmisible la existencia de secciones sindicales donde no se celebren asambleas de afiliados, el escenario más importante de todos los trabajadores para plantear sus insatisfacciones y recibir respuestas de la dirección administrativa, además de rendirle cuenta al colectivo laboral   de su gestión económica, financiera y del objeto social.

La Conferencia, presidida por Manuel Pérez Gallego, miembro del Buró Provincial del Partido, eligió al nuevo Comité Municipal de la organización, el cual ratificó a Mariela León Diez en el cargo de secretaria general.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu