Lección de amor y patriotismo

Lección de amor y patriotismo

obelisco a Cloroberto Echemendía Ulloa
El 11 de abril, fecha coincidente con el aniversario 60 del asesinato de Cloro, los niños de octavo grado de la ESBU Rubén Martínez Villena realizarán labores de limpieza en el obelisco.

Varios lectores de diferentes regiones del país han llamado o escrito a nuestra redacción para expresar su indignación ante la denuncia hecha por Trabajadores, en la edición del pasado 26 de febrero, relacionada con el deplorable estado en que se encuentra el monumento emplazado en una barriada de la periferia de la ciudad de Ciego de Ávila, donde en 1958 fue vilmente asesinado el joven revolucionario Cloroberto Echemendía Ulloa, Cloro, hace, dentro de pocos días, el 11 de abril, 60 años.

Nuestro texto, publicado bajo el título de Dar brillo al mármol de las tumbas y de los mausoleos… —frase tomada de un discurso del historiador de La Habana, Eusebio Leal Spengler—, reseña el abandono del obelisco situado en la barriada de 3-14, perteneciente al Consejo Popular Onelio Hernández, donde observamos la maleza que ocupaba todo el perímetro de la plaza a la que, además, le fueron sustraídas partes de su estructura arquitectónica.

De acuerdo con pesquisas hechas por nuestra redacción, hasta el jueves último solo se han personado en el lugar los trabajadores de la cooperativa de créditos y servicios fortalecida que lleva el nombre de este mártir, con el fin de chapear el área, tarea que acometieron alrededor de un mes, tras la publicación del escrito, y que ante la falta de cuidado sostenido, a la redonda y entre el propio monumento nuevamente germinan las malas hierbas.

Dentro de las llamadas que más enérgicamente criticaron esta situación se encuentran las de Norkys Tejeda, de Guantánamo; Felicia Torres, de Santiago de Cuba; Yoenia Betancourt, de Holguín; Nizet Hernández, de Camagüey; y Raciel Hernández y Víctor Manuel Ochoa, de La Habana, quienes expresaron pesar ante la imposibilidad de conmemorar el aniversario 60 de la desaparición física de Cloro en aquella instalación —de unos 80 m2— que evoca su memoria, escenario de numerosos acontecimientos revolucionarios tras su construcción y en el que no se desempeña algún custodio o guardaparque.

Entre los escritos, resalta el remitido por Eduardo Delgado Morgado, metodólogo inspector del Ministerio de Educación (MINED) en Ciego de Ávila, quien precisó que ha sido “la comunidad la que ha faltado a su deber de salvaguardar ese histórico lugar que en el año 2011 fue objeto de acciones de restauración y conservación por un valor de 45 mil pesos: 30 mil de cercas perimetrales y 15 mil de jardinería. Hoy es un área inhóspita. Se robaron todos esos materiales y la tarja fue hallada en la casa de un campesino, quien la usaba como limpiapiés, mientras que el asta de la bandera la cogieron para hacer las barras de una araña (carruaje tirado por caballos), construida por determinados pobladores del barrio”.

Delgado dijo que esa información fue suministrada por los niños de la comunidad que estudian en la escuela secundaria básica urbana (ESBU) Rubén Martínez Villena, “durante una clase que, sobre Cloro y el mausoleo, les impartió la profesora Mariela Mederos”.

Al referirse a las palabras expresadas a Trabajadores por Raúl Torres Armas, delegado de la circunscripción 120 del mencionado Consejo Popular, quien afirmó que esa situación ha sido planteada en las asambleas de rendición de cuenta, pero nada sucede, el metodólogo del MINED dijo que “es realmente vergonzoso que este compañero diga eso, cuando él sabe muy bien todo lo que ocurre en su zona y ciertamente no ha hecho nada para evitar que el obelisco se encuentre en las tristes condiciones en que está hoy”.

Asimismo enfatizó que “fue bello ver y oír a los estudiantes reprochar lo ocurrido en esa comunidad, la principal culpable del maltrato al patrimonio cultural. Los alumnos de octavo grado realizarán el próximo 11 de abril, fecha de la muerte de Cloro, un acto de desagravio en el memorial, donde también harán acciones de embellecimiento, junto con sus profesores y padres.

Ante las acciones vandálicas, será una gran lección de amor y patriotismo”. Igualmente interesante fuera escuchar los criterios que, sobre este asunto, tienen el gobierno de Ciego de Ávila y sus pertinentes direcciones de Patrimonio, Comunales y Cultura; así como las del historiador de la localidad. Convendría analizar si la responsabilidad de este hecho solo concierne a los vecinos del reparto 3-14.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu