Jóvenes en el surco: El beneficio de la tierra

Jóvenes en el surco: El beneficio de la tierra

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…
Con solo 28 años Yoan encontró la prosperidad
que da la tierra. Fotos: De la autora

Cuando Yoan Bornet Gutiérrez, de Manatí, en Las Tunas, concluyó su servicio militar activo (SMA) renunció a la oferta de incorporarse a una brigada de tropas especiales, en La Habana, y optó por la tierra para construir un proyecto de vida que le da satisfacciones y el bienestar de producir alimentos, y fundar una familia.

“Donde yo vivo estaban entregando tierras ociosas de una cooperativa que desintegraron; hice la solicitud en el 2011, me dieron una caballería que estaba limpia y la empleé en cultivos varios y ganadería, luego me la ampliaron a seis. Mantengo los mismos propósitos y la siembra de alimento animal.

“Tengo un proyecto de vida. A la finca le puse por nombre La Dichosa —está a 22 kilómetros de Manatí—, y con las ganancias de sus producciones construí mi casa, confortable, de placa y mampostería. Siempre he vivido en el campo, mi papá trabajaba la tierra y desde chiquito opté por eso, hasta ser lo que soy. Mi vida ha mejorado muchísimo, he visto los resultados.

“Me gusta trabajar con los animales; además, soy presidente de la cooperativa de créditos y servicios (CCS) José Santiago Arcilla, y le dedico tiempo a esta tarea, hay que atender a los 87 campesinos y sobre todo a los 10 jóvenes que están integrados a esta”.

Prioridad para los jóvenes

La Resolución 449/2013, del ministro de la Agricultura, prioriza la entrega de tierras ociosas en usufructo a los licenciados del SMA, con el objetivo de asegurar su vínculo laboral, y de materializar los Lineamientos del Partido, uno de los cuales señala la necesidad de adoptar medidas que incentiven la incorporación y permanencia de los jóvenes en el sector agropecuario.

Un total de 713 jóvenes desmovilizados del Servicio de todo el país han recibido tierras ociosas, algunos de los cuales tienen sus proyectos más avanzados y otros más incipientes. En un encuentro con Gustavo Rodríguez Rollero, titular de la Agricultura, varios de los 45 que participaron en el Primer Taller de Jóvenes Usufructuarios, plantearon las trabas que aún ponen las direcciones de las empresas y la Anap para el desempeño de sus labores.

El propio Yoan planteó los problemas financieros que tiene su CCS, “una herencia del anterior presidente”, y el desconocimiento técnico que limita llevar a vía de hecho el flujo zootécnico de las vaquerías.

Adrián Guirola Gil, de la CCS Alberto Villafaña, de Ranchuelo, en Villa Clara, dijo que ya entregó al Estado 30 quintales de frijoles, que cultivó pidiendo insumos prestados, pues aún el paquete tecnológico no ha llegado a su cooperativa “que es fortalecida solo de nombre, porque está descapitalizada”.

Estos asuntos demuestran que aún en varios lugares las juntas directivas de las cooperativas y las direcciones de las empresas estatales no están suficientemente capacitadas para asesorar a quienes se unen a las labores del campo, porque según Rodolfo Expósito, presidente del Grupo Empresarial de Logística, de la Agricultura (Gelma), hay soluciones y mecanismos para resolver tanto los temas económicos como los tecnológicos.

El Ministro de la Agricultura recomendó a los jóvenes apegarse a la ciencia y la técnica, escuchar a los productores experimentados, e “imponerse a todos los problemas. No se dejen amedrentar por nada. Busquen a quien los pueda ayudar”, y los felicitó por el revolucionario paso de incorporarse a la agricultura con 20 o un poquito más de años.

Agro Joven, un proyecto con la FAO

Dirigido por la dirección de personal del MINAG y gestionado por la de capacitación y superación del propio organismo, Agro Joven es un proyecto con respaldo de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que tiene como municipios fundacionales Los Palacios, en Pinar del Río, y Caimito, en Artemisa, y que promueve la preparación de los jóvenes, el apoyo con insumos y recursos, y las llamadas rutas de aprendizaje, de las cuales se han desarrollado cuatro: Los Palacios, Caimito, San Antonio del Sur (Guantánamo) y el último, en Güira de Melena.

Moises
Moisés, un destacado fruticultor, respondió las disímiles inquietudes de los muchachos del
proyecto Agro Joven.

Cuarenta y cinco de los 79 jóvenes acogidos al proyecto visitaron fincas y cooperativas de este municipio, en fructíferos intercambios con los productores. Un grupo estuvo en la estancia de Moisés López Montes de Oca, usufructuario que posee 26,84 hectáreas, donde cultivan una diversidad de frutales como mamey, mamoncillo chino, guayaba, fruta bomba, cítricos y aguacate, entre otros. Él es miembro de la CCS Camilo Cienfuegos, productora de más de 200 mil quintales de viandas, hortalizas, granos y frutales.

Las plantas de su finca, una de las primeras 100 integradas al Movimiento de Frutales, rebosan de producciones, no solo por la calidad del suelo donde crecen (aunque es pedregoso y no sirve para cultivos varios) y las atenciones culturales, sino por algunas técnicas que él introdujo como son el corte de las yemas terminales en el mes de junio y el anillado a ramas alternas del mamoncillo, que se hace a su alrededor con un serrucho de tres milímetros, y el raleo (al 20 %) del mamey para proporcionar que los rayos solares lleguen hasta cada tallo; ambos métodos multiplican las pariciones.

Para suerte de Moisés, su hijo José Yanián estudia Ingeniería Agrónoma en la Universidad de Artemisa “para seguir los pasos de mi papá, que ha llegado a este nivel con la experiencia de la vida; yo tengo la posibilidad de estudiar, experimentar y mejorar técnicamente lo que él ha hecho. Mi futuro está en la finca”.

Arroceros y ganaderos

Yoelkis Enamorado y Francy Rodríguez terminaron el SMA hace dos años y ya tienen experiencia
en el cultivo del arroz.

Para todos los gustos tiene la agricultura una opción. Los espirituanos Yoelkis Enamorado Tamayo y Francy Rodríguez Hernández fueron a la delegación de la Agricultura del municipio de La Sierpe al terminar el SMA, “con un documento que nos dieron para solicitar tierras en usufructo. Había otras ofertas, pero el cultivo del arroz era lo más aconsejable en la zona”, expresó el primero.

Francy sacó un papelito de su billetera y explicó: “Cultivo 9,78 hectáreas —236 cordeles—; empecé hace tres años y hasta ahora el mejor resultado ha sido 37,06 toneladas de arroz, un promedio de 3,79 t/ha, por lo que recibí 117 mil 606, 27 pesos. Somos socios de la UBPC El cedro, y tenemos desde semillas asesoría técnica”.

Estos jóvenes tienen 22 años, y aprendieron con sus padres a trabajar la tierra, y algunos como Enamorado hicieron cursos de técnico de nivel medio en Agronomía antes de entrar al SMA, quienes indudablemente tienen sus conocimientos como ventaja a la hora de obtener los mejores frutos de los cultivos.

En la propia zona, Eduardo García Ramos siguió la tradición familiar y se dedica a la ganadería, ya que ha sido su fuerte la ceba de toros, que hace en sitios de gran tradición y con el apoyo de la Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro.

La Dirección Nacional de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (Anap) reclama atención para el universo juvenil que componen más de 29 mil jóvenes en las cooperativas, mientras datos avalados por el Centro de Estudio de la Juventud dan cuenta de que solo el 12 % de quienes sostienen el sector agropecuario tienen menos de 36 años, por lo que vale la pena incentivarlos para que se capaciten, saquen los mejores frutos a la tierra y logren la prosperidad que esta ofrece.

Para estudiar siempre hay tiempo, aseguró el pinareño Jorge Luis Henríquez, de la CCS Jorge González, quien estudia Agronomía en la sede universitaria: “En las horas de descanso y debajo de una mata podemos sacar la libreta y hasta el teléfono inteligente para revisar los contenidos; lo que hay es que proponérselo”.

Acerca del autor

Licenciada en Periodismo, escribe e investiga sobre temas económicos y políticos. Coautora del libro «La Historia que me ha tocado vivir», junto a Rafael Hojas Martínez; que compila entrevistas sobre el caso de los Cinco antiterroristas cubanos.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu