Paralizada producción de almohadillas sanitarias

Paralizada producción de almohadillas sanitarias


La producción de almohadillas sanitarias está paralizada desde este 29 de marzo hasta que dentro de un mes arribe la materia prima, para cuya adquisición hubo retraso debido a dificultades con la disponibilidad de financiamiento, dijo en exclusiva a Trabajadores Emma Hernández Ibarra, directora general de la Empresa  Nacional de Materiales Higiénico-Sanitarios (Mathisa).

Sin embargo, la interrupción escalonada evitó el desabastecimiento porque se ha estado comercializando la reserva a través de la cadena logística que incluye el traslado por la Empresa Distribuidora (EMCOMED) hasta los almacenes y de ahí a la red de farmacias, puntualizó.

Para evitar una afectación mayor ─explicó─, y garantizar una continuidad en la distribución, la estrategia adoptada ha sido acelerar la fabricación de algodón de 150 gramos, con vistas a adelantar en abril la entrega que anualmente se hace de dicho renglón para todas las mujeres.

En la medida en que fabricamos se distribuye, acotó.

La directiva subrayó que la pulpa de celulosa debe llegar al puerto el 30 de abril y de manera inmediata reiniciarán la elaboración de las almohadillas sanitarias, para lo cual habilitarán turnos hasta de madrugada, como han hecho en otros momentos similares con una eficaz respuesta de todos los trabajadores.

Mientras tanto, los vinculados directamente a la producción pasaron a reforzar la fabricación de algodón, en la planta que tiene esa función en Santiago de Cuba y en la de la capital que también produce las popularmente llamadas íntimas. En las paralizadas realizan labores de mantenimiento.

La directora general de Mathisa señaló que fue contratada toda la materia prima del año, que llegará de forma escalonada y garantizará el plan ascendente a 42 millones de unidades físicas, similar a lo logrado en el 2017, repartido entre el trío de fábricas con ese objeto social: la de La Habana, que abastece a la región occidental, la de Sancti Spíritus, encargada del centro del país, y la de Bayamo, para el suministro en oriente.

En declaraciones al diario Granma a finales del pasado año, la funcionaria dijo que de las 10 materias primas necesarias para la confección de almohadillas sanitarias, ocho son importadas de países como España, Italia y China, y solo el material de envase y embalaje procede del mercado interno.

La producción ─añadió en aquel momento─ depende de la capacidad instalada, “es decir, un ritmo de 300 unidades por minuto con un sistema de envase manual”, por lo cual pueden manufacturar al mes “de 3,6 a 3,8 millones de paquetes y no más”.

A mediano plazo tal situación variará con la fábrica vietnamita que, ubicada en la Zona Especial de Desarrollo Mariel, producirá almohadillas sanitarias y culeros desechables, agregó en su información a Trabajadores.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu