Personas con discapacidad ¿Qué ocurre con sus talleres?

Personas con discapacidad ¿Qué ocurre con sus talleres?

Asociación Nacional del Ciego .
Asociación Nacional del Ciego .

Sin llegar a los problemas denunciados en esta página en diciembre último respecto al funcionamiento de los talleres para personas con discapacidad en Baracoa, todo parece indicar que los de Matanzas atraviesan por situaciones nada agradables, según escribe Ramón A. Tiherss Pérez, presidente de la filial de la Asociación Nacional del Ciego (Anci) en esa provincia.

Pero su texto traspasa las fronteras de la organización y se expresa en nombre de las personas con discapacidad del territorio, a quienes tal parece se les han ido cerrando las puertas, no obstante “la necesidad de empleo para esas personas es creciente y resulta planteamiento permanente de los afiliados a la Anci y las Asociaciones Nacionales de Sordos e Hipoacúsicos y de Limitados Físico-Motores”.

Considera que se viola la Resolución no. 4/1996 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, que aprobó la creación del Consejo Nacional para la Atención a las Personas con Discapacidad (Conaped), y no son tenidos en cuenta para participar en los logros productivos del Grupo Empresarial Gardis, al cual pertenecen los citados centros fabriles, que suman 15 en la provincia.

Recuerda que se crearon por la entonces Empresa de Industrias Locales, a fin de preparar y adiestrar a dichas personas con vistas a su inserción al empleo ordinario. Pero su carácter transitorio dejó de serlo y cuentan con 137 trabajadores fijos con alguna discapacidad.

El reclamo radica en que en la medida en que se han ido retirando, no se permite la entrada de otros afiliados de las mencionadas asociaciones, y “en más de un municipio se habla de plazas congeladas, argumentándose la inexistencia de materias primas”, aunque esto pudiera atribuirse en algunos casos a la falta de gestión administrativa, precisa Tiherss Pérez.

Ejemplifica que en Jovellanos, municipio donde vive, el taller es de confecciones textiles, lo cual da muy pocas posibilidades a quienes presentan discapacidad severa, motivo este de reiteradas quejas y peticiones de encuentros con las instancias decisoras, sin respuesta hasta el momento.

Allí hemos constatado —plantea— que producen hojas de papel blanco, que el mercado industrial no compra, pero tampoco las tiene a la venta, y los vasos cónicos de papel la Empresa de Comercio los adquiere en otra provincia con igual o peor calidad.

Es evidente que hacen falta el diálogo y la información, porque la necesidad de la eficiencia económica no puede estar reñida con el precepto de nuestra Revolución de no dejar a nadie desamparado.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu