“Quisiera que con mi música bailaran los cubanos…”

“Quisiera que con mi música bailaran los cubanos…”

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Una de las ventajas más significativas de la puesta en vigor del Decreto Ley no. 302, del 11 de octubre del 2012*, dispuesto por el Estado cubano con el fin de perfeccionar las regulaciones previstas en la Ley no. 1312, Ley de Migración, del 20 de septiembre de 1976, es la relacionada con los beneficios que tanto para los nacionales radicados aquí, como para la diáspora asentada en otros países, ofrece este dictamen en la reglamentación legal, ordenada y segura de los trámites de viajes desde y hacia Cuba.

Ente las composiciones de Juan José se destacan, además, A que se te quita, La clave y Mi canto, interpretadas por Ismael Miranda; Con el tiempo y un ganchito, en la voz de Elvis Crespo; En las nubes, grabada por Andy Montañez; La oveja negra y Un año que se va, cantadas por Gilberto Santa Rosa, y De carne y hueso y Ella menea, del grupo NG2; en tanto muchas de las piezas contenidas en sus discos han alcanzado no menos popularidad. | fotos: Cortesía del entrevistado
Ente las composiciones de Juan José se destacan, además, A que se te quita, La clave y Mi canto, interpretadas por Ismael Miranda; Con el tiempo y un ganchito, en la voz de Elvis Crespo; En las nubes, grabada por Andy Montañez; La oveja negra y Un año que se va, cantadas por Gilberto Santa Rosa, y De carne y hueso y Ella menea, del grupo NG2; en tanto muchas de las piezas contenidas en sus discos han alcanzado no menos popularidad. | fotos: Cortesía del entrevistado

Tales reformas han incentivado el arribo a nuestro archipiélago de muchos creadores que desde hace varios años viven en el exterior, permitiéndose así el reencuentro con sus familiares y amigos, además de su revitalizante contacto con la cultura nacional, en la cual se formaron. Entre ellos se encuentra Juan José Hernández Doejo (Camagüey, 1974), reconocido cantautor, productor musical, arreglista, músico, actor, instrumentista y líder de la orquesta San Juan-Habana, con quien recientemente dialogamos en la vivienda de su familia en Centro Habana.

El carismático artista, excelente comunicador, de mediana estatura, de complexión atlética, pelo liso y rubio, con una alumbrada sonrisa que dibuja alegría en su rostro, comenzó en la nueva trova durante la adolescencia, luego de que a los nueve años había recibido clases de guitarra en su natal Camagüey. Más tarde, en 1991, inició estudios de canto en el Instituto Superior de Arte, al tiempo que trabajó en el Teatro Lírico Rodrigo Prats, de Holguín, donde actuó en varias óperas, operetas y zarzuelas. Tras participar en el concurso Buscando El Sonero, a partir de 1996 formó parte de la prestigiosa orquesta Adalberto Álvarez y su Son, con la que durante tres años intervino, como cantante, en diferentes festivales y eventos internacionales.

“Mi paso por la agrupación del maestro Adalberto Álvarez fue una gran escuela en mi carrera como músico y compositor. Agradezco infinitamente su magisterio y la oportunidad que me ofreció de trabajar junto a él y sus músicos. También admiro el trabajo de Los Van Van y de Issac Delgado, quienes últimamente han tenido éxitos con el número titulado Cubanos, que para honor mío, corresponde a mi autoría, aunque muchos no lo saben”.

En tanto conversamos acaricia a sus longevos padres, Esperanza y Juan, rebosantes de emoción por el reencuentro con el retoño que ya les ha legado dos admirables nietos: Diego, de 16 años y estudiante de preuniversitario, y Juan José, de 21, quien se forma como ingeniero, ambos aficionados al piano y la guitarra. En San Juan, Puerto Rico, radica su vivienda-estudio que también comparte con su esposa Ivonne Guerra, otra cubana que le ayuda en las gestiones relacionadas con la representación y promoción artística de la orquesta —tipo timba— San Juan-Habana, fundada por Juan José en el año 2006 en la hermana isla caribeña.

“Cuba es un referente importante en la música que se hace en todo el mundo; su esencia es una pólvora que enciende la creatividad. En Puerto Rico la defiendo lo mejor que puedo, orgulloso de ser cubano”, dijo el talentoso artista, quien subrayó su felicidad por haber vuelto a su patria: “y muy pronto volveré a estar aquí”, enfatizó.

Actor secundario de la película cubana Cuarteto de La Habana (dirigida por Fernando Colomo, 1999), y la puertorriqueña La espera desespera (Coraly Santaliz, 2012), el también pintor amateur —realiza a lápiz sorprendentes retratos y paisajes, técnica que aprendió durante la infancia en la Casa de Cultura de Camagüey— y poeta, tiene en preparación un CD con música y poemas de varios bardos puertorriqueños, además de un libro con textos líricos suyos, el cual verá la luz a través de la editorial Isla Negra.

Afamados músicos de la talla de Gilberto Santa Rosa, Andy Montañez, Elvis Crespo, Víctor Manuel, Ismael Miranda, José Alberto El Canario y la Original Banda El Limón, de México, entre otros, han incorporado a sus repertorios temas propios de este cubano que ha colaborado con conocidas figuras como Ana Isabelle, Pupy Santiago, NG2, Luisito Carrión, Issac Delgado (El chévere de la salsa), Julio C. Sanabria, y Oscarito (El más loco), y cuenta con más de 400 piezas compuestas y más de 150 grabadas. Posee dos premios de la Sociedad Americana de Compositores, Autores y Editores (por sus siglas en inglés, ASCAP), obtenidos en el año 2008 y 2009, respectivamente, a la Mejor Canción Tropical y a la editora de la pieza, Clave Beat Music.

Junto con Gilberto Santa Rosa (a la izquierda) y Adalberto Álvarez.
Junto con Gilberto Santa Rosa (a la izquierda) y Adalberto Álvarez.

Admirador de la enseñanza artística insular, el joven cantautor, cuyos temas son muy difundidos dentro y fuera de Puerto Rico, es además creador del sencillo de Gilberto Santa Rosa que acaba de salir al mercado bajo el título El amor de los amores, así como de la popular canción de este célebre cantante Conteo regresivo, nominada al premio Grammy en el año 2008. En el 2007 Juan José también obtuvo tal nominación con su composición Arroz con habichuela, interpretada por el Gran Combo de Puerto Rico.

Productor y arreglista de sus canciones y de sus discos, este creador musical ha grabado cuatro CD con su empresa San Juan-Habana Records —Llegó San Juan-Habana, 2008; El amor se fue de rumba, 2009; La hora del té, 2012; y Llegué para quedarme, 2016—.

Sus piezas —salsa romántica, rumba, merengue, pachanga, plena, changüí, timba, conga santiaguera, son y salsa tradicional— han hecho bailar a miles de personas durante sus giras por varias ciudades de Estados Unidos, y han congregado a multitudes en Puerto Rico, como la que ovacionó su opening en la celebración del Día Nacional de la Salsa en el estadio Hiram Bithorn (2014), donde asistieron más de 40 mil personas. “Pero es aquí, en mi país, donde anhelo que mi obra se conozca. Quisiera que con mi música bailaran los cubanos, y que mis creaciones las conozcan todos aquí”.

El prestigioso cubano que afirma componer y cantar “por vocación” ha cimentado en Puerto Rico las raíces de nuestra música, al fusionarlas con las de esa nación donde ha hecho carrera en grande, razón por la cual subrayó su “agradecimiento eterno a los puertorriqueños, quienes me han abierto las puertas como persona y músico”.

*Este Decreto asimismo deroga la Ley no. 989 del 5 de diciembre de 1961.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu