Un mañana cada vez más promisorio

Un mañana cada vez más promisorio

Por Yimel Díaz Malmierca y Amalia Ramos Ivisate

“Las relaciones entre Cuba y China están en su mejor momento”, así resume Chen Xi, embajador del país asiático en La Habana, la situación actual de los vínculos entre ambos Estados, a los cuales cataloga de “compañeros de trato sincero, íntimos amigos de cooperación permanente y entrañables hermanos de confianza mutua”.

En el municipio Ciro Redondo, de Ciego de Ávila, los empleados de Shanghai Electric supervisan la construcción de una moderna planta generadora de electricidad que contará con tecnología y financiamiento chino y británico. La inversión tiene un costo de 186 millones de dólares. Su entrada en funcionamiento está prevista para diciembre del 2019, y para entonces aportará 60 megawatthora al sistema electroenergético nacional. | foto: Reuters

Esos lazos especiales vienen de mucho antes, cuando en 1960 la nación caribeña se convirtió en el primer territorio de América Latina y el Caribe en establecer nexos diplomáticos con la República Popular China.

Tal antecedente marcaría el inicio de un intercambio que con el tiempo se ha visto fortalecido: si en el 2000 el comercio bilateral alcanzaba los 314 millones de dólares, entre el 2015 y el 2016 el monto se elevó hasta 2 mil 500 millones. En diálogo con Trabajadores el funcionario destacó que “en más de medio siglo nos hemos apoyado y solidarizado en la construcción del socialismo.

En los últimos años, bajo la atención de los presidentes Xi Jinping y Raúl Castro Ruz, se ha consolidado la confianza política. Cada vez son más frecuentes las visitas de alto nivel, con lo cual nuestros líderes han podido conocer de cerca ideas y opiniones sobre temas bilaterales y multilaterales”.

La cooperación se ha expresado en áreas tan diversas como la ciencia y la tecnología, la economía, el comercio, la cultura, la educación, la medicina y la biotecnología. De acuerdo con Chen Xi, en este momento se trazan varias prioridades.

“Primero, seguir profundizando nuestra confianza política… Luego, incrementar los intercambios de experiencias de gobernación y administración de nuestros respectivos partidos y Gobiernos. En las cuatro décadas de reformas y aperturas en China se ha podido desarrollar el país y mejorar enormemente el nivel de vida del pueblo.

A su vez, Cuba, en los casi 60 años de Revolución ha tenido grandes éxitos. Esos logros son tan ricos y provechosos que estamos dispuestos a compartirlos”. El embajador subrayó el interés existente en promover también la cooperación económica.

En ese sentido, recordó que Cuba es uno de los socios comerciales más importantes de China en América Latina y el primero en el Caribe. Al mismo tiempo, el gigante asiático se ha convertido en el segundo de la Mayor de las Antillas. “Son diversos los sectores. Nos pueden ver en muchos productos del mercado cubano: autos, ómnibus, electrodomésticos, algunos alimentos como el frijol, en materiales básicos para la producción, para la industria farmacéutica.

Mientras, de Cuba importamos azúcar, níquel, langosta congelada, entre otros”. En respuesta a la política del Gobierno cubano de incrementar la inversión extranjera en el país, China apuesta por estar cada día más presente.

Los incentivos se proyectan hacia las áreas de la infraestructura, la industria turística, la energía renovable, las telecomunicaciones, etcétera. Varias empresas del Estado oriental han mostrado el deseo de instalarse en la Zona Especial de Desarrollo Mariel, de las cuales algunas ya están en proceso; asimismo, la compañía Shanghai Electric ha invertido en una planta generadora de electricidad a partir de la biomasa que produce el central azucarero Ciro Redondo, de la provincia de Ciego de Ávila.

Los ámbitos educativo, cultural, científico y tecnológico son igualmente estratégicos. En esa dirección, el diplomático rememoró las más de 3 mil becas ofrecidas por el Gobierno cubano a jóvenes de zonas rurales o apartadas de China, “un proyecto iniciado en el 2006 que dio la oportunidad a los estudiantes de conocer un país amigo y convertirse en profesionales”.

Del mismo modo, mencionó los mil cupos para estudiantes cubanos acordados como parte de la visita realizada por el Primer Ministro Li Keqiang en septiembre del 2016, plan que aún se encuentra en ejecución.

“En la actualidad también se han intensificado los intercambios culturales. El ejemplo más reciente ha sido la participación de nuestra nación como País Invitado de Honor a la 27 Feria Internacional del Libro de La Habana. Además, el Instituto Confucio, de la Universidad de La Habana, ha formado a cerca de 4 mil estudiantes de idioma, y varios conjuntos artísticos han realizado visitas recíprocas con frecuencia. “Con satisfacción he constatado el desarrollo de la amistad entre nuestros países, y tengo plena confianza en un mañana cada vez más promisorio para nuestras relaciones bilaterales”, aseguró Chen Xi.

Escribir comentario

© 2013 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt 
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu