Hacer por el bienestar común

Hacer por el bienestar común

Duerme la ciudad cuando comienzan a hacerle las primeras caricias. Varios movimientos regulares y continuos se apresuran sobre sus espacios para que el amanecer de todos sea más hermoso.

Yudelky está convencida de que es su trabajo uno de los más importantes en la sociedad. | foto: De la autora

Un grupo de hombres y mujeres toman las calles y plazas públicas para darles ese retoque necesario que se revierte también en salubridad. Bajo la condición común de ser personas sencillas, no les inquieta el anonimato al que a veces se les confina, porque el propósito es mucho mayor, y es visible.

“Mi jornada laboral comienza a las tres de la mañana y no culmina mientras quede algo por hacer. El área que se me asignó se ubica en la Plaza de la Patria y la avenida Felino Figueredo, una de las más céntricas y donde se realizan las ferias populares, las cuales generan mucho trasiego de personas. He trabajado hasta 19 horas ininterrumpidas; pero ver el resultado final es mi recompensa”, dice con evidente orgullo Yudelky Pérez Estrada, quien por cerca de 14 años ha trabajado como operaria en limpieza de calles, en Bayamo.

Al ser una de las más jóvenes entre sus compañeros y contar con un título de técnico de nivel medio en Economía, no pocos le cuestionan su rol en la sociedad:

“He tenido oportunidades de cambiar de labor, pero me gusta lo que hago, que es tan importante como cualquier oficio o profesión. Constantemente me he desempeñado en las principales zonas de la urbe y me siento feliz cuando valoran lo que hago o si los elogios llegan de personas de otros lugares que se percatan de que es mi ciudad una de las más limpias del país.

“Debo reconocer que es un trabajo muy esforzado tanto para la mujer como para el hombre, sobre todo para nosotras que llevamos, casi siempre, el peso de los quehaceres en el hogar. Por eso el mayor reconocimiento que nos pueden hacer es evitar las indisciplinas sociales, como los microvertederos, para mantener a la capital de los granmenses con sus galas”, enfatiza Yudelky.

Otras manos que participan en esa labor son las de Yoanni Cedeño Estrada, quien cree que “para cumplir con el compromiso no hay que hacer nada sobrehumano”. Él dedica sus primeras horas del día a la recogida de desechos sólidos en las comunidades de Mabay y Julia, pertenecientes a Bayamo, para consolidarse en el ejercicio como uno de los mejores de la provincia.

“Para mí es fundamental la disciplina, puesto que tengo claro el valor de mi trabajo y su repercusión en la salud del pueblo, que es lo primordial. Siempre he confiado en que, independientemente de la tarea que realices, lo fundamental es hacerla con el mayor decoro posible”, alega.

Logros

Al igual que Yudelky y Yoanni, cientos de trabajadores del sector de servicios de comunales han aportado con su accionar a que Granma luzca, además de su limpieza, resultados plausibles en varios órdenes. Dentro de ese grupo descuella el bayamés Teobaldo de la Paz Venegas, Héroe del Trabajo de la República de Cuba, quien enaltece el honroso encargo de aquellos que integran el sector de comunales. Sacrificio y dignidad son sus claras muestras de estima.

Cuentan la actividad innovadora, el movimiento emulativo y la organización del sector no estatal, principalmente de quienes se dedican a la fabricación de coronas para ceremonias fúnebres y al apoyo de la recogida de los desechos sólidos con el uso de transporte de tracción animal. Este último de gran provecho por cuanto ahorra combustible y evita la contaminación del medio ambiente.

Explica Vilma Montero Rodríguez, secretaria general del buró provincial del Sindicato de la Administración Pública en la oriental provincia, que se destacaron asimismo en la mejora de los aportes a la economía del territorio.

Agrega la dirigente que los resultados en cuanto a la higiene comunal en cada uno de los municipios son los más sobresalientes gracias a la comprensión por parte de los trabajadores de su significado para un adecuado cuadro epidemiológico.

Escribir comentario

© 2013 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt 
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu