Tributos

Tributos

Tributos. Ilustración de Elsy Frómeta
Ilustración: Elsy Frómeta

Las tres cuartas partes de los aportes al Presupuesto del Estado para este 2018 deben provenir de los impuestos, tasas y contribuciones, de acuerdo con la Ley que en diciembre último aprobara el Parlamento cubano.

Esta dinámica de crecimiento sostenido de los ingresos tributarios, que ya representan el 75 % del total de la recaudación de las arcas estatales —un 1 % más de lo que se previó en el año precedente— convierten la disciplina fiscal en un indicador clave para la economía cubana.

Los tributos provenientes del sector empresarial son decisivos en este propósito, en particular el impuesto sobre utilidades, que en este ejercicio fiscal debe rebasar la ambiciosa varilla de los 7 mil millones de pesos, un crecimiento del 10 % en relación con el estimado para el 2017, lo cual apunta hacia una mejoría de la eficiencia económica.

No obstante, todavía un tributo indirecto y regresivo como el impuesto sobre las ventas —que lo aportan las entidades, pero lo pagan los consumidores como parte del precio de un producto— tiene tal vez demasiado peso en el presupuesto, al representar casi el 42 % de sus ingresos totales, con una recaudación similar a la del 2017.

En el caso de los impuestos sobre los servicios deben aumentar un 5 % con respecto al estimado del año pasado, en especial el de trasmisión de energía eléctrica y el de arrendamiento de viviendas, habitaciones y espacios que pagan los arrendadores particulares, por un crecimiento previsto en la entrada de turistas al país.

Constituye otro buen síntoma la mayor participación de las formas de gestión no estatal en los aportes al fisco, que para el 2018 debe representar el 15 % de los tributos recaudados, con un aumento del 2 % en relación con el período anterior.

Esta proyección, de acuerdo con el anteproyecto de Presupuesto del Estado, contempla “el impacto de las acciones de control fiscal que en mayor cantidad y alcance realizará la Oficina Nacional de Administración Tributaria (Onat) para combatir la indisciplina en el pago, así como la subdeclaración de ingresos, en específico en La Habana, los municipios cabeceras provinciales y polos turísticos”.

El crecimiento porcentual más elevado entre todos los ingresos al presupuesto, estimado en cerca de un 19 % anual, debe ocurrir en el impuesto sobre los ingresos personales.

En ese resultado influirá el incremento de los precios de acopio para las producciones agrícolas individuales, con una retención del 5 % por las ventas al Estado, y “una discreta mejora en el proceso de declaración jurada de los trabajadores por cuenta propia”.

También incide en este tributo los pagos que realizan los trabajadores del sector empresarial por las remuneraciones a partir de los resultados y la distribución de utilidades, así como los aportes de los constructores vinculados a las inversiones del sector turístico.

La Onat programó para este año 5 mil 500 acciones de control a profundidad, incluidas auditorías fiscales, para detectar conductas evasoras, determinar con un mayor rigor las deudas y sanciones, solicitar la aplicación de las medidas administrativas que procedan y realizar las denuncias que correspondan en el orden penal.

 

Escribir comentario

© 2013 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt 
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu