Movimiento sindical cubano hacia su XXI Congreso

Movimiento sindical cubano hacia su XXI Congreso

Foto: René Pérez Massola
Foto: René Pérez Massola

Por Alina M. Lotti, Ariadna Pérez y Evelio Tellería

El 104  Pleno del Consejo Nacional de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) aprobó la convocatoria de su XXI Congreso cuyo proceso orgánico se extenderá  durante un año y concluirá con las sesiones finales en enero de 2019.

Ulises Guilarte De Nacimiento, secretario general de la CTC, leyó el documento en el que se destaca la especial significación de  convocar a esta cita en el contexto del aniversario 165 del natalicio de José Martí, y en la víspera de los 79 años de creada la organización obrera.

El evento se propone, entre otros objetivos,  potenciar el papel protagónico de los trabajadores y el funcionamiento de la CTC, así como sus espacios de debates;  favorecer desde  cada colectivo laboral el reconocimiento a las reservas de eficiencia  en los procesos productivos y que tributen al ahorro, a la aplicación de la ciencia y la innovación tecnológica, a la  sustitución de importaciones, generación de exportaciones y reducción de inventarios.

De acuerdo con el cronograma de  actividades aprobado por el CIV Pleno, la preparación de la magna cita de los trabajadores cubanos transcurrirá por diferentes etapas que incluyen acciones como la lectura y análisis de la convocatoria en los centros laborales, seminarios de preparación a los cuadros provinciales, municipales y de secciones  sindicales, proceso de renovación y/o ratificación de mandatos en las organizaciones de base, y otras acciones  adecuadas  a las características de los colectivos de trabajadores.

En la labor política e ideológica  del  movimiento sindical la tarea más importante es la de la sindicalización. Lo primero es organizar a los trabajadores y de esa manera influir en ellos, contribuir a su  preparación política, subrayó Salvador Valdés Mesa, miembro del Buró Político, al concluir el Pleno.

El también vicepresidente del Consejo de Estado  recordó que, en el discurso de resumen del VII Congreso del Partido,  el General de Ejército Raúl Castro llamó a concentrarnos en cuatro tareas fundamentales: la economía nacional, el fortalecimiento de la labor política e ideológica,  la lucha por la paz y la consolidación de la unidad de nuestro pueblo.

El movimiento sindical tiene que tener una participación muy activa en el proceso de presentación del plan y el presupuesto de la economía en los colectivos laborales.  El sindicato no puede ser pasivo y la asamblea no puede ser un acto formal; hay que darle la posibilidad a los trabajadores que son los que más pueden aportar en el aprovechamiento de las reservas y en temas como el ahorro de recursos, precisó.

Al referirse sobre el aniversario 79 de la fundación de la CTC,  este 28 de enero, Valdés Mesa aseveró que la Central Obrera ha mantenido esa unidad monolítica y sólida de los trabajadores y del movimiento sindical con la dirección histórica de la Revolución .

No hay tarea que la dirección del Partido le haya dado al movimiento sindical que no se haya cumplido —dijo—;  sabemos que siempre contaremos con su respaldo incondicional.

Las FAR junto al pueblo

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) rindieron cuenta de su gestión a la clase obrera, como parte de la agenda del Pleno. El informe —presentado por el General de Brigada Jorge L. Méndez de la Fe, jefe de Dirección de las FAR— expresa que el país recaudó en el  2017 un total de 47 millones 4 mil 793 pesos, para un 105, 6 % de cumplimiento de los compromisos contraídos, a través de Mi Aporte a  la Patria.

De esta cifra los miembros de las FAR  aportaron 882 mil  526 pesos, para un 133, 9 % del compromiso.

Esa suma posibilitó ayudar a financiar los gastos de la preparación del personal, de los cuadros, de los órganos de dirección territorial y de mando, de los reservistas y milicianos, de las Brigadas de Producción y Defensa y el desarrollo del ejercicio Bastión Estudiantil.

Las FAR continúan enfrascada en el proceso de consolidación del perfeccionamiento de sus sistemas funcionales, estructura y composición de los órganos de dirección y de mando, de sus unidades y entidades,  bajo la premisa fundamental de lograr que estos sistemas sean más racionales, eficientes y económicos.

Foto: René P´rez Massola
Foto: René P´rez Massola

Fueron movilizados más de 6 mil reservistas y milicianos para apoyar al Ministerio de Salud Pública en la campaña  contra el mosquito Aedes, precisó.

Sobre la preparación político-ideológica del personal señaló que fue organizada y desarrollada de acuerdo con lo establecido en los documentos rectores y en correspondencia con los objetivos y lineamientos aprobados para el año.

Los niveles de disposición y capacidad combativas se mantuvieron en parámetros satisfactorios, lo que permitió dar cumplimiento a los planes especiales de tiempo de paz y dar cobertura a las principales actividades estatales realizadas en nuestro país.

El Ejército Juvenil del Trabajo (EJT) aportó sustancialmente a la producción cañera, cafetalera y de cultivos varios.

Valoró que los resultados, con el empleo racional de los recursos,  han sido posibles por la motivación lograda entre los combatientes y los trabajadores, así como por la aplicación de un conjunto de medidas de control, supervisión y fiscalización.

Méndez de la Fe reiteró que solo la Guerra de Todo el Pueblo será la única garantía de victoria contra cualquier adversario. “Nuestros combatientes con el resuelto apoyo de nuestra clase obrera,  han hecho posible la consolidación de nuestra invulnerabilidad militar y han cumplido exitosamente las misiones y tareas planteadas, prevaleciendo la disposición para enfrentar las insuficiencias y problemas analizados y continuar perfeccionando los resultados alcanzados en todas las esferas de la defensa”.

Ulises Guilarte calificó la rendición de cuenta de las FAR como un ejercicio inédito en el mundo. En concordancia, el General de Cuerpo de Ejército Joaquín Quintas Solá, viceministro de las FAR, subrayó que es una tradición que tiene toda su vigencia, “cada año lo hacemos porque somos parte del pueblo”.

José Antonio Alonso, secretario del Sindicato Nacional de Trabajadores Civiles de la Defensa, resaltó la importancia de divulgar el empleo de Mi Aporte a la Patria y ejemplificó cómo varios de sus afiliados entregaron altas sumas a esta noble tarea, en beneficio de la defensa del país.

Salvador Valdés Mesa (izquierda), vicepresidente del Consejo de Estado. Foto: René Péez Massola
Salvador Valdés Mesa (izquierda), vicepresidente del Consejo de Estado. Foto: René Péez Massola

Por su parte, Salvador Valdés Mesa consideró el informe muy sólido en su contenido y elogió la labor de las FAR. “Mi Aporte a la Patria es una tarea de carácter político y debe ser abordada con sistematicidad”, recalcó.

En reconocimiento al decisivo papel de este organismo durante la recuperación del país tras el paso del huracán Irma, Nereyda López Labrada, secretaria general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura, entregó una pieza simbólica a Quintas Solá, que representa el apoyo de los trabajadores a la defensa de la nación.

En nombre del secretariado de la CTC, Ulises Guilarte dio al viceministro de las FAR un certifico que valida el aporte de más de 33 millones de pesos  proveniente de la contribución voluntaria y consciente de los trabajadores del país a la defensa durante el 2017.

Por el destacado desempeño en las acciones de recuperación tras el paso del huracán Irma recibieron la bandera de Proeza Laboral  la Gran Unidad de Tanques de la Gloria Combativa Rescate de Sanguily, Orden Antonio Maceo; la Región Militar de La Habana; la Unidad Técnica  Ingeniera del MINFAR; la Unidad de Servicios del MINFAR; la Unión de Industrias Militares; una brigada de defensa antiaérea,  y el Batallón ingeniero de las FAR.

Salvar la zafra azucarera

El imperativo de actuar con precisión, unidad, organización y ante la adversa situación que muestra hoy el desarrollo de la zafra azucarera en el país fue ratificado por los participantes en la reunión.

A los daños provocados por el azote del huracán Irma, en septiembre del pasado año en gran parte de las áreas cañeras, se suman las continuas lluvias en los últimos meses fundamentalmente en las regiones central y oriental del país, lo cual ha motivado paralizaciones de las labores en la agroindustria azucarera, según informó  Orlando Celso García Ramírez, presidente del grupo empresarial Azcuba.

La alta humedad de los suelos y la impredecible calidad de la materia prima hacia las fábricas de azúcar son dos elementos que conspiran contra las normas potenciales de molienda, el rendimiento industrial y la entrega de energía al sistema electroenergético nacional, apuntó el directivo al analizar la actual situación en el sector.

Ante la momentánea interrupción de las labores en un grupo de centrales, el secretario general de la CTC subrayó que la zafra es como una guerra en la que es preciso no descuidar las fuerzas productivas que en ella intervienen y,  sobre todo, la atención al hombre que labora en la noche y la madrugada. De ahí la  importancia del acompañamiento de los dirigentes sindicales en esos puestos de trabajo.

Orlando Celso García Ramírez (izquierda), presidente del grupo empresarial Azcuba.. Foto: René Pérez Massola
Orlando Celso García Ramírez (izquierda), presidente del grupo empresarial Azcuba.. Foto: René Pérez Massola

Recordó cómo la industria azucarera tributa de manera significativa al encadenamiento productivo de otras actividades y citó a modo de ejemplo la obtención de alcoholes destinados a la elaboración de rones para la exportación y el turismo; el bagazo —que mezclado con otros ingredientes— favorece la alimentación animal, así como la generación eléctrica y de esa forma disminuir la importación de combustible.

En opinión de Enrique Sosa, sindicalista azucarero de la provincia de Camagüey, es necesario hoy más que nunca una permanente labor de convencimiento mediante el diálogo con información adecuada y precisa ante los trabajadores, pues las adversidades repercuten en los salarios y en la estabilidad laboral.

Valdés Mesa apuntó que el cambio climático es una realidad y tenemos que prepararnos para esas contingencias.

No podemos dejarnos superar por la desmotivación y el desaliento agregó al destacar la combatividad y la experiencia que caracterizan a los obreros del ramo. El país no puede hacer milagros; tenemos que hacerlos nosotros desde las estructuras políticas, administrativas y sindicales para llegar a cada trabajador.

Al decir de Iván Domínguez, sindicalista  del central artemiseño 30 de noviembre “esta va a ser una zafra de batalla”. Hoy los trabajadores han entendido su importancia y nuestro municipio tiene el compromiso de cumplir los planes. La administración y el Partido provincial nos han pedido mantener la disciplina.

José Antonio Pérez,  secretario general del sindicato Azucarero, planteó que se ha estado trabajando intencionadamente en el mejoramiento de las condiciones de trabajo, el transporte obrero,  la alimentación y la realización de festivales de aficionados.

Dijo que en los próximos días comenzarán las asambleas municipales con vistas a la Conferencia  Nacional de este sindicato, prevista para este año.

Turismo: avances, perspectivas y mirada sindical

La agenda del Pleno incluyó también la valoración sobre el programa de desarrollo del Turismo, el aporte de los diferentes sectores a su eficiencia y el papel del sindicato.

A propósito de ello, el viceministro Primero del ramo,  Alexis Trujillo, precisó los principales resultados del año que recién concluyó y puntualizó los retos y prioridades para el actual período.

Hoy el país cuenta con 68 mil habitaciones y 366 hoteles, de ellos el 69, 4 % son de 4 y 5 estrellas, y precisó que en el 2017 la cifra de visitantes internacionales  alcanzó la cifra de cuatro millones 689 mil 898.

El vicetitular primero del Turismo, Alexis Trujillo Morejon, expuso los principales resultados del año recién concluido y puntualizó los retos y prioridades para el actual período. Foto: René Pérez Massola
El vicetitular primero del Turismo, Alexis Trujillo Morejon, expuso los principales resultados del año recién concluido y puntualizó los retos y prioridades para el actual período. Foto: René Pérez Massola

Tenemos la alta responsabilidad de ser un sector estratégico dentro de la economía cubana —dijo—. Por tanto debemos diversificar más la oferta turística y asimilar dinámicos crecimientos sin grandes desarrollos en la infraestructura existente.

Entre los retos y las prioridades, se encuentran garantizar el programa de desarrollo hasta el 2030 y continuar la lucha en la aplicación de medidas que resulten efectivas para el fortalecimiento del control interno, así como alcanzar la cifra de cinco millones de visitantes en el 2018.

Comentó que uno de los retos importantes es la calidad, pues aun cuando hoy la satisfacción general es del 91,5%, la señalización vial, el cambio de moneda y la higiene de las ciudades son de las variables más desfavorables.

En este sentido, Ulises Guilarte resaltó la necesidad de lograr calidad en todo lo que se hace, sobre todo en los servicios, y en relación con las inversiones apuntó que hoy tienen un nivel de solución aceptable; situación muy diferente y criticada en el pasado.

Francisco Delgado, secretario del buró provincial del sindicato de la construcción en Matanzas, explicó que en este polo turístico, sin estar exento de problemas y dificultades, todas las semanas se evalúa el cronograma.

Resaltó la puesta en práctica de dos movimientos emulativos, dirigidos al mantenimiento de los equipos y las maquinarias y otro para consolidar  los llamados maestros de la construcción, pues reconoció que actualmente la provincia tiene una fuerte competencia con las cooperativas que laboran en el sector no estatal, “de ahí el valor que tiene la retención de la fuerza laboral”.

Señaló que a raíz del paso del huracán Irma en septiembre del pasado, Varadero tuvo afectaciones en cuatro mil 291 habitaciones de 32 instalaciones, las cuales pudieron recuperarse con la rapidez requerida gracias al apoyo de los trabajadores, quienes laboraron de manera incansable en jornadas laborales extendidas.

En representación de los trabajadores no estatales de la provincia de Villa Clara intervino Ernesto García Ramos, quien manifestó que el territorio ya cuenta con 554 hostales, de los cuales ya en lo que va de año se ha crecido en 130 más.

Precisó que hoy tales instalaciones no se encuentran solo en la  cabecera provincial, sino en otros 8 municipios. “Eso nos compromete a que la atención diferenciada debe ser cada día mejor”, enfatizó.

Valdés Mesa recalcó el significativo rol que debe desempeñar la organización sindical en la concreción de todos estos propósitos productivos. “El sindicato empuja, moviliza, explica. La calidad es vital y es nuestro reto elevarla, tenemos que ampliar las capacidades de alojamiento, las producciones nacionales deben afianzarse más.  Sin inversión no hay desarrollo y en todo eso la clase obrera juega un papel importante, somos los pilares donde se sustenta la nación”.

Al intervenir a propósito del tema, Víctor Lemagne, secretario general del Sindicato Nacional de los Trabajadores del Turismo, subrayó que es estratégico el cumplimiento de los planes en el sector.

Refirió que de cara a la Segunda Conferencia —que tendrá lugar en este 2019— los colectivos están estableciendo compromisos.

Llamo a continuar la batalla por la eficiencia, el uso racional de los portadores energéticos, el ahorro de recursos y materias primas con el objetivo de sustituir importaciones.

Abordó con énfasis la calidad de los servicios, tanto en el orden individual como colectivo, y aseguró que tiene que estar a la altura de la hospitalidad del pueblo cubano.

Sindicato de la Ciencia: Proceso de fusión con resultados favorables

Los participantes en el pleno también conocieron sobre marcha del proceso de fusión del Sindicato de la Ciencia con el de los Trabajadores de la Educación, lo cual en sentido general presenta resultados favorables.

El informe fue presentado por Georgina Bonilla Pimentel, secretaria general del Sindicato de la Ciencia, precisó que hasta el 24 de enero se realizaron 733 asambleas de consulta en las cuales participaron  35 mil 162 trabajadores, lo que representa el  86,5 % de cumplimiento.

La dirigente sindical explicó que el planteamiento más reiterado ha sido que se mantengan los niveles de atención alcanzados hasta el momento a los trabajadores, teniendo en cuenta el papel de la Ciencia en el desarrollo sostenible del país y en especial la industria biotecnológica y farmacéutica como sector estratégico definido en las Bases del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030.

Una vez dado a conocer las valoraciones,  el secretario general de la CTC insistió en que el proceso ya tiene resultados favorables en términos cuantitativos y cualitativos.

El extraordinario reto —enfatizó— está en llevar adelante un verdadero ejercicio de representación  y de atención a las problemáticas para asegurar que desde nuestras influencias podamos cumplir el  legado que Fidel tuvo sobre este sector.

Industria del mueble incrementará producciones 

El sector de Industrias ha trabajado junto al Turismo para garantizar los contratos que aseguran la entrega de insumos hoteleros, decoraciones de hoteles y confecciones de uniformes y fabricación de muebles, entre otros.

En este aspecto se destaca el ejemplo de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Muebles Ludemas, de la provincia de Las Tunas, que garantizó el mobiliario para el hotel Manzana de Gómez.

Hay que destacar que el Turismo da empleo a los trabajadores de las industrias textil, mecánica y del mueble, por mencionar algunas. Esta última debe incrementar sus producciones para el 2019 en más de un 50 % en relación con los años  2016 y  2017.

Foto: René Pérez Massola
Foto: René Pérez Massola

Hoy se avanza en las relaciones de trabajo entre el Ministerio del Turismo y las Organizaciones Superiores de Dirección Empresarial (OSDE) del Ministerio de Industrias en aras de buscar alternativas ante los problemas de financiamiento que estamos enfrentando y de conjunto realizar acciones para producir y sustituir importaciones.

De cara al desarrollo turístico, una mayor eficiencia industrial 

Aun cuando en el 2017 el sector cumplió con las demandas que hizo el Turismo, a partir de sus necesidades, hay que decir que desde el punto físico hubo algunos surtidos que no se cumplieron, fundamentalmente los lácteos, algunos cárnicos y, en menor medida, los recursos de la pesca.

Eso estuvo asociado a entregas a la industria y también incidieron roturas de los equipos, así como dificultades con los envases y los diferentes formatos para satisfacer este mercado.

Luego el huracán Irma propició una  baja turística en el país, sobre todo en los polos de la Cayería norte del centro del país, con lo cual no solo se afectaron las producciones destinadas al turismo, sino el consumo social, las cadenas de tiendas.

De ahí que sea importante enfrentar el proceso de discusión del plan y el presupuesto de la economía para el año 2018. Por eso en el proceso que vamos a iniciar en los colectivos de trabajadores el próximo 2 de febrero — y se extenderá hasta el 31 de marzo— haremos hincapié en la necesidad del uso eficiente de las materias primas, recursos financieros y materiales disponibles, fundamentalmente los energéticos;  el ahorro, y todo lo que tiene que ver con los índices de consumo, los rendimientos y aprovechamientos industriales para obtener una mayor eficiencia.

Otro tema tiene que ver con los ingresos por exportaciones, cuyos resultados puedan revertirse en la industria, y además para honrar obligaciones, deudas. Hoy se necesita que la empresa estatal socialista exporte, sustituya importaciones, produzca para la canasta básica y el consumo social, y que lo haga con eficiencia.

El país invierte cuantiosos recursos en el mejoramiento del plantel industrial, por lo que se requiere una actuación superior del sindicato y de quienes tienen la misión de hacer producir esos equipos con la mayor eficiencia, productividad, calidad y disciplina.

Para ello es imprescindible que los trabajadores conozcan las directivas del plan, y al sindicato le toca exigirlo y participar en su evaluación, cumplimiento  y seguimiento. Pero lo que se refiere a la desagregación de los planes a las ueb, fábricas y otros centros ─paso en que nos encontramos─ no anda bien.

Sindicalista panameño recibe Sello 75 aniversario de la CTC 

El espacio resultó propicio para homenajear a Saúl Méndez Rodríguez, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria de la Construcción Similares (Suntracs) de Panamá,  quien recibió el sello conmemorativo 75 Aniversario de la Fundación de la CTC.

Con emotivas palabras  el sindicalista istmeño, quien por más de 30 años ha desempeñado diferentes responsabilidades sociales y políticas, agradeció la entrega del reconocimiento y expresó su satisfacción al ver cómo los trabajadores cubanos, el pueblo, su dirección histórica hacen que esta tierra brille.

Saúl Méndez Rodríguez, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria de la Construcción Similares (Suntracs) de Panamá. Foto: René Pérez Massola
Saúl Méndez Rodríguez, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria de la Construcción Similares (Suntracs) de Panamá. Foto: René Pérez Massola

Frente a toda clase de vicisitudes —subrayó— ustedes resisten y siguen siendo el camino para los latinoamericanos.

Al entregarle la condecoración Ulises Guilarte significó que este reconocimiento, en nombre de todos los trabajadores cubanos,  se le confiere solo a personas e instituciones a las que la organización “les tributa respeto, cariño, admiración por sus luchas, por su solidaridad, su compromiso con la obra de la Revolución Cubana”.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu