“Nada hay nada más importante que un niño”

“Nada hay nada más importante que un niño”

 

 

Ningún esfuerzo por preservar la salud y la calidad de vida de los niños es suficiente; lo saben los pediatras que, durante tres días, se reunieron en el capitalino Palacio de Convenciones para debatir sobre los logros, desafíos y perspectivas de esta especialidad en el país. Si algo quedó claro en el XXVIII Congreso de Pediatría, que finalizó este viernes, es la voluntad de los médicos cubanos de continuar perfeccionando la atención pediátrica en todos los niveles.

Bajo el lema No hay nada más importante que un niño fueron celebrados, además del Congreso, el VII Simposio Internacional de Terapia Intensiva Neonatal y Pediátrica, y el II Simposio Internacional de Puericultura. Todo ello en el contexto del 90 aniversario de la Sociedad Cubana de Pediatría

“Debemos propiciar la realización de eventos como este, que facilitan el intercambio, cara a cara, entre los especialistas. Además, es necesario promover el desarrollo de la pediatría y la puericultura; y divulgar nuestros resultados científicos”, afirmó el neonatólogo Fernando Domínguez Dieppa, presidente del Comité Científico del Congreso de Pediatría, al hablar sobre las perspectivas de la Sociedad.

Durante las tres jornadas de conferencias fueron abordados temas medulares como la lactancia materna exclusiva durante el primer semestre de vida, pues las estadísticas han demostrado que los índices en este sentido no son los más adecuados. “Tenemos que enfocar este tema de la manera más adecuada y hacer entender a la familia que la lactancia no es solo un asunto exclusivo de la mujer”, explicó a Trabajadores el doctor Remigio Gorrita Pérez.

Igualmente, los primeros mil días de los niños en Cuba marcaron amplias jornadas de intercambios, pues los pediatras coinciden en que esta etapa de la vida de los infantes es esencial para su desarrollo posterior; un pensamiento que está en consonancia con la campaña que lanzara, en el año 2016, la Unicef: Mil días para toda la vida.

Este contexto también fue favorable para dar a conocer las investigaciones  de nuevas vacunas para la población infantil en Cuba, desarrolladas por el Instituto Finlay, entre las que se puede señalar una vacuna concebida para combatir el neumococo.

Un eje común en todos los intercambios fue la necesidad de continuar perfeccionando y fortaleciendo el Sistema Nacional de Salud, único de su tipo en el mundo, que ha propiciado todos los logros que exhibe la pediatría cubana.

Hoy la soprano Milagros de los Santos interpretó el Himno Cubano de Pediatría, un canto que reafirmó el sentir de los médicos de nuestros infantes: No hay nada más importante que un niño.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu