Una elegía siempre necesaria

Una elegía siempre necesaria

Por: Sergio Félix González Murguía, estudiante de Periodismo

Profunda emoción entre los presentes marcó el homenaje que realizaron trabajadores e intelectuales de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), al general de las Cañas, Jesús Menéndez, con motivo de conmemorarse el 70 aniversario de su asesinato.

La ocasión también fue propicia para rendir tributo a la obra poética de Nicolás Guillén, con una recordación especial de su obra dedicada al líder azucarero, Elegía a Jesús Menéndez, de la cual se escucharon fragmentos durante la ceremonia, en la cual intervino Miguel Barnet, presidente de la Uneac.

Barnet recordó el privilegio a todos los asistentes a la ceremonia, de poder rendir homenaje póstumo a uno de los líderes sindicales más representativos de la nación, gracias a “una obra magnífica” como es Elegía a Jesús Menéndez de la propia voz de su autor, a partir de una grabación.

“Es indigno que alguien diga o escriba que el asesinato de Jesús Menéndez fue en defensa propia, pues él jamás sacó un arma para herir a nadie, y el está vivo entre nosotros como también lo está Nicolás Guillén”, afirmó Miguel Barnet.

Asimismo, el presidente de la Uneac, elogió el tono certero de los versos de Guillén y realizó una disertación sobre las inspiraciones del poeta y su relación con Jesús Menéndez y reafirmó el compromiso con los ideales de ambas figuras, lo cual fue secundado por todos los presentes.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu