Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro: Dos siglos en la vanguardia artística

Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro: Dos siglos en la vanguardia artística

Fachada de la Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro. Fotos: Abel Rojas Barallobre

De honores se viste el arte cubano. El centro de enseñanza artística más antiguo de Hispanoamérica, la Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro, celebrará sus 200 años de fundación el próximo 11 de enero.

Por sus aulas ha desfilado gran parte de la vanguardia nacional, entre los maestros formados allí se destacan Carmelo González Iglesias, Juan Roberto Diago Querol, Servando Cabrera Moreno, Agustín Cárdenas Alfonso, Alexis Leyva Machado, Domingo Ravenet, Eduardo Félix Abela Villarreal, Fidelio Ponce de León, Flora Fong, Jorge Arche, Mario Carreño y Morales, Raúl Martínez González, Rita Longa, Roberto Fabelo, Teodoro Ramos Blanco, Tomás Sánchez y Víctor Manuel.

La historia del plantel atesora la presencia —durante algunos meses en que cursaron estudios en la institución— de los jóvenes José Martí, de 14 años, y Camilo Cienfuegos, de 17. El Apóstol dibujó uno de sus primeros bocetos, el rostro de Simón Bolívar, mientras que el Señor de la Vanguardia estuvo en el primer semestre del año 1949.

El célebre colegio (que antes se denominó Escuela Gratuita de Dibujo y Pintura) debe su nombre al periodista y político Alejandro Ramírez Blanco, director de la Sociedad Económica de Amigos del País, quien donó parte de su fortuna a la ejecución del proyecto. Tuvo dos sedes, el convento de San Agustín y el antiguo inmueble de la calle Dragones, en Centro Habana. Desde 1962 se encuentra ubicada en el edificio Flor Martiana del municipio de Marianao, donde ocupa uno de los cuatro agrupados en el Conjunto Escultórico del Obelisco que perpetúa la memoria del insigne científico cubano Carlos J. Finlay.

Para matricular, los aspirantes deben aprobar los exámenes de ingreso y tener vencido el noveno grado. En la Academia se estudian cuatro disciplinas fundamentales: Pintura, Grabado, Escultura, Gráfica y Arte Digital, además de las asignaturas teóricas. Entre los requisitos se encuentran, en especial, tener vocación, voluntad, disciplina y entrega a un desempeño en el que igualmente influye el talento natural. El programa de formación del estudiante de artes plásticas se realiza en cuatro años.

En su perenne interés por el desarrollo de la cultura en sus diversas manifestaciones, y en general por la enseñanza artística en Cuba, el 21 de enero del 2001 el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz visitó San Alejandro, acontecimiento que devino primera visita de un jefe de Estado a la Academia; ocasión en que conversó con estudiantes, profesores y personalidades del arte y la educación presentes en el acto por el aniversario 183 de la fundación del centro. De ese diálogo nació la cátedra y la especialidad de Gráfica y Arte Digital.

En la reconocida institución no solo se han formado relevantes figuras de la plástica insular; distinguidos creadores también han fungido como directores. Tal es el caso de Juan Bautista Vermay, el primero (1818 a 1833); el italiano Federico Mialhe (1852 a 1858); Armando García Menocal (1927 a 1934); Leopoldo Romañach Guillén (1934 a 1936); Florencio Gelabert (1959 a 1962) y José de Lázaro Bencomo, Delarra, (1967 a 1968), quienes realizaron significativos aportes en cuanto a la renovación del sistema de enseñanza.

Para celebrar este aniversario, desde el pasado año se llevan a cabo una serie de actividades que se reanudan este miércoles con una conferencia sobre derroteros del arte cubano. Al día siguiente se develará una tarja conmemorativa en la fachada de la edificación. Asimismo se efectuarán exposiciones, encuentros con los egresados y recorridos por el colegio, entre otras acciones.

Marina Abramovic, una de las representantes de mayor influencia del arte contemporáneo en la actualidad, advirtió las condiciones indispensables para el éxito de esta expresión cultural: “Es terapéutico, espiritual, social y político, todo. Tiene muchas capas. Si no lo hace, entonces olvídalo”. Ese es el mayor reto de San Alejandro, situarse a la altura de su tiempo, formar profesionales —como lo ha hecho hasta ahora— capaces de dialogar y establecerse en el contexto creativo internacional, sin perder la esencia de los presupuestos anteriores. La institución dispone de un archivo histórico —uno de los más acreditados del país sobre arte cubano—, el cual fue fundado junto con la escuela.

La colección está conformada por informaciones, registros académicos, fotografías, obras de arte, tesis y otros importantes documentos que forman parte del patrimonio de la nación.

El centro posee un valioso archivo histórico conformado por fotografías, tesis y obras de arte, entre otros importantes documentos. En las imágenes, alumnos de la escuela en una clase de pintura.

Un comentario en Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro: Dos siglos en la vanguardia artística

  1. Muy buena la idea de hacer este importante comentario sobre la tan alta y prestigiosa escuela, deberían hacer màs publicaciones de exposiciones que realizan los alumnos con sus maestros en la propia escuela, esto estimularìa a ambos.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu