Un sindicato en lucha permanente

Un sindicato en lucha permanente

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Panamá.— Saúl Méndez es una personalidad reconocida y respetada en este país. Su verbo agudo, una singular facilidad para expresarse y la valentía a toda prueba le permiten difundir las verdades que otros no dicen. Su papel al frente del Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Industria de la Construcción y Similares (Suntracs), fundado el 10 de septiembre de 1972, le ha aportado fortaleza a la organización más numerosa de la nación istmeña.

Desde que se formó como estudiante en su natal ciudad de Colón, en la costa atlántica, está vinculado al sector de la construcción. Pasó por diferentes responsabilidades y actualmente cumple su tercer mandato al frente de ese sindicato.

“Nos hemos convertido en una fuerza social respetada, en un proyecto que pretende lograr una sociedad más justa. Representamos a más del 95 % de los constructores y tenemos establecido un convenio colectivo que abarca a un porcentaje similar de las obras en ejecución”, señaló en entrevista exclusiva para Trabajadores.

“En 1990 Suntracs tenía solo 3 mil afiliados, quienes no elegían a sus líderes, pues los servicios de inteligencia militar imponían a los directivos. Después de la nefasta invasión estadounidense la organización estaba quebrada económica, moral y políticamente. Los trabajadores no creían en la dirigencia.

“Empezamos a construir un sindicato desde las cenizas y resurgió, con un concepto de sindicalismo de clase, encabezado por el compañero Genaro López, quien fue electo en 10 ocasiones en períodos de dos años cada uno. El proyecto histórico ha sido y es transformar la sociedad. Hoy somos más de 80 mil afiliados. Contamos con sedes en las 10 provincias y con funcionarios a tiempo completo.

“El concepto de extender la organización a lo largo del país ha sido posible y hemos enfrentado a todos los Gobiernos, incluido el actual, en sus reformas privatizadoras y otras medidas en contra de los trabajadores. Tenemos alianzas con sectores populares e integramos la Confederación Nacional de Unidad Sindical Independiente. También fundamos el Frente Nacional de Defensa de los Derechos Económicos y Sociales, en coalición con campesinos, obreros, intelectuales, indígenas, educadores… El 29 de octubre realizamos el congreso fundacional del Frente Amplio por la Democracia, un instrumento político-electoral para darle al pueblo una herramienta de lucha en las elecciones nacionales”.

¿Hacia dónde están dirigidas las acciones fundamentales en estos momentos?

Están planteadas dos tareas estratégicas: la construcción del poder popular en todas las expresiones, y la necesidad de fundar un nuevo Estado a través de una Constituyente para erradicar la podredumbre que cada vez se hace más pública y notoria.

En Panamá gran parte de la clase dominante está vinculada a la corrupción, al saqueo de los recursos naturales. En este país hay 115 multimillonarios que acumulan más de 7 mil millones de dólares. Hay una desigualdad terrible. Una cosa es ver, al aterrizar o despegar en el aeropuerto de Tocumen, esa especie de vidriera de grandes edificios y otra bien distinta es la situación del pueblo panameño, en cuanto a la salud, la educación, el suministro de agua potable, el transporte público… Por ejemplo, los indígenas constituyen el 10 % de la población y el 80 % de ellos está en la extrema pobreza. Esa desigualdad nos lleva inexorablemente a fundar un nuevo Estado.

Igualmente realizamos movilizaciones ante diferentes coyunturas. Hemos hecho, en los últimos 10 meses, unas cinco marchas con más de 10 mil personas cada una. Los poderosos también son los dueños de los medios de comunicación y nos han establecido un cerco informativo, que ha sido más riguroso contra las fuerzas emergentes. No informan al pueblo sobre esas manifestaciones. Hemos tenido que utilizar las redes sociales como alternativas.

Este es un país de gente noble, buena, trabajadora…, pero la clase dominante no ha tenido un proyecto nacional desde la separación de Colombia, ni lo tiene actualmente. Estamos negociando el convenio colectivo con la patronal y atendiendo los problemas de los trabajadores, representándolos.

¿Qué vínculos unen a Suntracs con el movimiento sindical cubano?

Tenemos muy buenas relaciones, pueden catalogarse de históricas. Después de 1990 restablecimos la agenda de carácter internacional y realizamos los primeros contactos con la Central de Trabajadores de Cuba y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Construcción (SNTC). Hoy ese acercamiento adquiere una importancia cada vez mayor y fue corroborado con la participación de nuestra organización en la Conferencia Nacional del SNTC.

Acerca del autor

Graduado de Profesor de Educación General en el Instituto Superior Pedagógico Félix Varela, de Villa Clara, Cuba (1979). Ha laborado en la Revista Juventud Técnica, semanario En Guardia, órgano del Ejército Central, periódicos Escambray, CINCO de Septiembre y Granma. Desde el año 2007 es corresponsal de Trabajadores en la provincia de Cienfuegos. Está especializado en temas económicos y agropecuarios. En 1999 acompañó en funciones periodísticas a la segunda Brigada Médica Cubana que llegó a Honduras después del paso del huracán Mitch. Publicó el libro Verdades sin puerto (Editorial cubana MECENAS). Ha estado en otras tres ocasiones en esa nación centroamericana, en funciones periodísticas, impartiendo conferencias a estudiantes universitarios, asesorando medios de comunicación e impartiendo cursos-talleres sobre actualización periodística a periodistas y comunicadores. Multipremiado en premios y concursos internacionales, nacionales y provinciales de Periodismo. Fue merecedor del Premio Provincial Periodístico Manuel Hurtado del Valle (Cienfuegos) por la Obra de la Vida – 2012. Le fue conferido el Sello de Laureado, otorgado por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura (SNTC). Mantiene evaluación profesional de Excepcional.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu