Centro de Investigaciones Metalúrgicas La ciencia y la tecnología con la impronta delChe

Centro de Investigaciones Metalúrgicas La ciencia y la tecnología con la impronta delChe

Nuestra empresa muestra un resultado estable en los servicios científico-técnicos que brinda,
los cuales para este año deben sobrepasar la cifra de 200 en más de 150 colectivos, explica Omar
Nieves González, director general del Cime. Fotos: Agustín Borrego Torres.

Comenzaba el decenio de los años 60 del pasado siglo en Cuba cuando el país daba los primeros pasos para llevar a cabo importantes programas de industrialización, ardua tarea cuyo principal promotor fue el Comandante Ernesto Che Guevara.

Por entonces, el Guerrillero Heroico —ministro de Industrias— concibió la organización y desarrollo de las bases científico-técnicas que aseguraran la sostenibilidad de diversos proyectos, entre estos los relacionados con las construcciones soldadas.

Existía en aquella etapa el Instituto Cubano para el Desarrollo de Maquinarias (ICDM). Como resultado de un proceso inversionista en su laboratorio central y en concordancia con la propuesta del Che, fue fundado en 1964 el actual Centro de Investigaciones Metalúrgicas (Cime).

Ahí está la impronta fundacional del Comandante Guevara, quien “en época tan temprana tuvo la visión de la necesidad de contar con una institución capaz de realizar los ensayos para verificar y analizar las propiedades de los materiales metálicos que se emplearían en el país”, plantea Omar Nieves González, director general de la referida entidad.

“No era investigar por investigar —añadió— sino brindar apoyo científico- técnico a la industria que se estaba creando en aquellos momentos”.

Ubicado en el municipio capitalino de La Lisa, el Cime es uno de colectivos laborales del país que ostenta la Placa Conmemorativa Che nuestro, otorgada en el aniversario 50 de su caída en combate por la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) y el Sindicato de Industrias.

El directivo lo define como una empresa dedicada al desarrollo e introducción de nuevas tecnologías, evaluación, certificación y verificación de las propiedades de los metales de procedencia nacional e importada de acuerdo con los parámetros declarados contractualmente y de conformidad con las normas establecidas.

También realiza la formación y actualización de técnicos y especialistas, elabora normas y dictámenes para procesos de reclamaciones, entre otras responsabilidades asociadas a la soldadura, recubrimientos galvánicos y electrolíticos, inspección y certificación de tanques para combustibles, recipientes a presión, oleoductos y gasoductos, por solo citar algunas misiones.

En el quehacer científico-técnico —explica Omar Nieves— es el único centro del país con capacidad para la inspección y verificación de los aceros y materiales especiales, hierro fundido, cobre, aluminio incluidos en ambos sus aleaciones mediante laboratorios certificados por la Oficina Nacional de Acreditación de la República de Cuba (Onarc) y se hacen ensayos mecánicos, no destructivos, de análisis estructural y de determinación de composición química, cuyos resultados son válidos internacionalmente.

Cabe destacar la producción en pequeña escala de imanes permanentes para el tratamiento a pacientes en salas de fisioterapia, las trampas magnéticas utilizadas en procesos fabriles de la industria azucarera, magnetizadores para el tratamiento de fluidos acuosos con fines antiincrustantes y desincrustantes.

Nieves González considera que una de las principales fortalezas del Cime “está dada en mantener una vitalidad en los proyectos de investigación, desarrollo e innovación tecnológica (denominados también I+D+I) aplicados en la industria nacional, en sentido general”.

Pese a la obsolescencia tecnológica, “nuestra empresa muestra un resultado estable en los servicios científico-técnicos que brinda, los cuales para este año deben sobrepasar la cifra de 200 en más de 150 empresas pertenecientes a 14 Organismos de la Administración Central del Estado (Oace)”, señaló el director.

Un favorable comportamiento de la actividad contable reconocido por la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (Anec) a nivel municipal y provincial, la ratificación de la placa Talentos de Oro por el desempeño de los innovadores y racionalizadores, la obtención de la condición Colectivo de Victoria que confiere la CTC refrendan la trayectoria del Cime.

De igual modo sobresale el trofeo Europa a la Calidad por fomentar la filosofía que permite a la empresa alcanzar la excelencia. Este reconocimiento le fue otorgado a tres entidades del país.

En Alberto Jorge Ruiz de Águila (a la izquierda) y Widodo Suwardjo está presente el legado del Che como fundador del Cime.

El legado del Che

El Doctor en Ciencias Técnicas Widodo Suwardjo acumula 47 años de labor en el Cime. “Admiro el pensamiento y la obra del Che, su espíritu de lucha y sus conceptos sobre la disciplina”, afirma este especialista nacido en Indonesia.

“Aquí tenemos sentido de pertenencia y cuando hay dificultades, pensamos en las enseñanzas que nos dejó. Por eso puedo proclamar a los cuatro vientos que estoy muy orgulloso de trabajar en un centro fundado por él y tengo guardado sus discursos cuando era ministro de Industrias”, subrayó.

Para el técnico Alberto Jorge Ruiz de Águila, “la idea del Che al crear este centro estuvo dirigida a utilizar nuestras propias fuerzas en el uso de las tecnologías de soldadura y la construcción de maquinarias, por ejemplo.

“No tuve la oportunidad de conocerlo, pero su pensamiento nos convoca y nos guía para ser mejores y a no amedrentarnos ante las dificultades que pudiéramos tener y hallarles solución”.

La placa Talentos de Oro por el desempeño de los innovadores y racionalizadores, la obtención de la condición Colectivo de Victoria que confiere la CTC refrendan la trayectoria de este centro capitalino.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu