Regresos y actualidad

Regresos y actualidad

Ilustración: Yoan Figueredo

La idea de esta polémica estaba sobre la mesa antes del reciente anuncio de nuevas medidas migratorias en el IV Encuentro de Cubanos Residentes en Estados Unidos. ¿Qué hacer con los deportistas cubanos que viven en el exterior? Responder a esta pregunta se incluye ahora con más fuerza en la agenda mediática.

“Permitir la entrada a Cuba de los ciudadanos cubanos que salieron ilegalmente del país, excepto aquellos que lo hicieron a través de la Base Naval de los Estados Unidos en Guantánamo”, es uno de los cambios en la política migratoria cubana.

En la publicación Jit, del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), se aclaró “que no se incluyen a las personas que abandonaron misiones o delegaciones deportivas en el exterior. Para esos ciudadanos se mantiene lo dispuesto hasta ahora: no pueden regresar al país durante los ocho años siguientes a su salida”.

Si los atletas cumplen con las disposiciones anteriores o pidieron su liberación del deporte que practicaban y dejaron Cuba de forma legal, pueden entrar sin ningún tipo de restricción.

Con vistas a implementar en un futuro una política lo más abierta posible en cuanto a la reinserción de deportistas que residen en el exterior, podrían tomarse en cuenta los precedentes positivos del pítcher Norberto González y el vallista Dayron Robles.

Tras jugar dos temporadas en Italia y México sin la anuencia de la Federación Cubana de Béisbol, al lanzador cienfueguero se le permitió desempeñarse en la 55 Serie Nacional y llegó a integrar por su rendimiento la selección para el Premier 12.

Por su parte, el campeón olímpico de los 110 con vallas en Beijing 2008 reapareció ante su público en la edición 64 del Memorial Barrientos luego de cinco años sin competir en Cuba y hasta buscó su clasificación para la cita de los cinco aros de Río de Janeiro.

Sin conocer si algún otro deportista ha solicitado volver a representar a nuestro país en citas múltiples, continentales o mundiales, la política del INDER debiera centrarse en analizar cada caso y si no se han violado ninguno de los requerimientos explicados al inicio de este trabajo, darles la oportunidad de que se reincorporen y se ganen el derecho de integrar un equipo nacional.

Además, los atletas y entrenadores retirados que hoy no viven en Cuba podrían aportar su conocimiento con clínicas que pudieran rectorar el organismo deportivo.

4 comentarios en Regresos y actualidad

  1. Estimada redacción deportiva de Trabajadores: hace más de 24 horas envié un comentario en este mismo artículo y veo que “no hay comentarios”. Si la redacción invita a los lectores a sumarse a este debate (ver inicio de la sección), yo esperaba que se fueran actualizando con rapidez. Porque ¿qué sentido tiene invitar a un debate y publicar los comentarios viejos? Gracias.

  2. Estimado Roberto López: parece que envié sin darme cuenta el anterior comentario. Si es así, no publiquen ambos, estará repetido. Quiero decir que el título y el preámbulo que hace el periódico en esta página resultaron ser más atractivos que el propio artículo.

    El periódico se pregunta ¿Está pensando el INDER en esto? Bueno ¿y la respuesta dónde está? Lo leí completo y no la ví. Usted dice que “el INDER debiera…” pero, ¿no fueron a investigar en el INDER qué piensan sobre esto? Eso era el pollo del arroz con pollo.

    Y lo segundo. Usted señala como ejemplos positivos los casos de Norberto y Dayron. Coincido con Usted en que es positivo, pero quisiera trasmitirle mi opinión.

    Sobre Norberto, él salió legalmente, trabajó y regresó, todo cumpliendo con lo establecido en el país. No fue por la Federación Cubana, pero para eso se aprobaron las regulaciones migratorias, para flexiblizarlas y ñpara que no hubiera prohibiciones innecesarias. Entonces, ¿por qué incluir a Norberto González entre estos “ejemplos positivos”? Norberto es ejemplo de que cumplió con todo, pero si incluimos en ese listado, tal como Usted lo hizo, es de por sí un prejuicio.

    Y con Dayron, mi opinión es que la Federación Cubana de Atletismo trató muy torpemente el caso, leí las declaraciones incluso de Juantorena, una gloria del deporte pero no trató el caso con la misma altura. Es positivo que haya regresado, pero 5 años después, cuando ya pasaron sus mejores años. Dayron es el único campeón olímpico cubano en activo. Gracias.

    • Gracias por su opinión y sumarse a la sección La Polémica. Los comentarios de los lectores son fundamentales para nosotros. Respondiendo a sus preguntas, creo el caso de Norberto debía incluirse pues como usted señala no cometió ninguna ilegalidad, y posteriormente fue tomado en cuenta para torneos nacionales e internacionales. El ejemplo del lanzador cienfueguero podría tomarse en cuenta para otros atletas que no han cometido ilegalidades y deseen representar a la selección nacional. El caso de Norberto ha sido aislado y el motivo de mi trabajo es que puedan darse otras reinserciones. En el caso de la posición del Inder, el trabajo Los principios son inviolables pertenece a la publicación Jit, órgano de prensa del Inder, así que esa es la posición de la institución.

      • Estimado periodista, gracias a Usted por responder. Le aseguro que es una excepción que los autores de los artículos respondan a los lectores. Debía ser una práctica, porque al final, el debate nos hace más fuertes.

        Con relación a Norberto y a otros como él que se fueron y regresaron legalmente, creo que no hay que hacer ningún aparte, si al final lo que queremos es que haya legalidad y libre movimiento de los atletas. Tratarlo de forma diferenciada “para tomarlo en cuenta en torneos nacionales e internacionales” como Usted señala, es para mí, un prejuicio. Yo creo que eso no debe ni señalarse, Norberto es un atleta cubano que tiene el mismo derecho que los demás a ser tenido en cuenta para jugar en Cuba y por Cuba en cualquier equipo. Es a eso a lo que me refiero.

        Con relación a por qué no buscaron la opinión del INDER, es cierto que JIT publicó el artículo que Usted menciona, pero Usted mismo sugiere que “el INDER debiera centrarse en otros casos…”, esas sugerencias se pueden profundizar cara a cara con los directivos del INDER, seguro que salen aspectos interesantes. ¿O es que el periodismo de investigación se limita a revisar Internet?

        Y por último, el caso Dayron. Para Usted es un ejemplo positivo, para mí lo único positivo es que después de 5 años de tirantez, la Federación Cubana aceptó que regresara a competir. ¿Si Dayron no violó ninguna ley y ningún principio, podíamos darnos el lujo de actuar así? De eso, yo le comenté y Usted decidió no opinar. Es su derecho. Pero, espero que el INDER entienda que pueden haber otros Dayron y debemos ser más inteligentes, al Estado le cuesta mucho preparar jóvenes atletas, que están sujetos a tantas presiones ideológicas y económicas, para que nosotros después nos montemos en una posición intransigente donde nadie salió ganando. Recordar que los atletas son en su mayoría jóvenes, muy buenos en su deporte, pero inexpertos en la vida (como todos los jóvenes) y a los padres nos toca enseñarlos, darles cocotazos y a veces, perdonarles algunas de sus faltas, que los padres tampoco somos perfectos.

        Le reitero mi agradecimiento por haber respondido a mi comentario. Como el periódico de los trabajadores llamó a un debate, como trabajador cubano y revolucionario con 42 años de trabajo, me sumé al debate. Gracias.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu