Caminos más largos como única alternativa

Caminos más largos como única alternativa

El tisuacryl es un producto biomaterial de uso médico que sustituye o complementa el hilo de sutura, y se emplea por los especialistas —principalmente— en el cierre de heridas cutáneas y del complejo bucal de origen traumático y quirúrgico, en tejidos no tensionados.

Lissy Wong Hernández, subdirectora del Centro de Biomateriales, quien desde el 2003 tiene la responsabilidad de supervisar y dirigir la producción del tisuacryl. Fotos: René Pérez Massola

También se utiliza como protector de los tejidos dañados cuando se presentan ulceraciones, como por ejemplo en las aftas bucales. Está considerado como el producto líder del Centro de Biomateriales de la Universidad de La Habana (UH), y algunas de sus ventajas son: fácil manipulación, disminución del tiempo quirúrgico y del riesgo de infecciones; cierre hermético y sellado inmediato de la herida; minimiza la cicatriz y mejora la estética.

En nuestro país este adhesivo tisular se emplea en las especialidades de cirugías general y maxilofacial; angiología, ginecología y estomatología, y además se exporta a otras naciones, debido a las posibilidades ya mencionadas. No obstante, muchas veces su fabricación se complejiza por la adquisición de las materias primas, que casi siempre se obtienen a través de terceros países por la amenaza que implica el bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos contra Cuba.

A propósito de ello, Trabajadores conversó con la Máster en Química Orgánica Lissy Wong Hernández, subdirectora del centro, quien desde el 2003 tiene la responsabilidad de supervisar y dirigir esta producción. Wong Hernández explicó que el tisuacryl se vende al Ministerio de Salud Pública para su uso, fundamentalmente, en estomatología.

“Este año, por ejemplo, de las 12 mil ampolletas acordadas, en los próximos días se entregarán las 6 mil que faltan para su distribución en las clínicas del país”.

Múltiples usos médicos tiene este biomaterial, cuya materia prima esencial resulta muy difícil de adquirir por causa del bloqueo.

La profesora de la UH subrayó que el bloqueo provoca a la institución más de un inconveniente. “Una de las materias primas que utilizamos es importada y en ocasiones tomamos caminos más largos para poder adquirirla, pues resulta imposible comprar de manera directa en mercados más cercanos. Al mismo tiempo, se dificulta la exportación del producto. “Lo mismo ocurre con el tema del pago, un asunto que también resulta difícil.

A veces las empresas extranjeras no depositan el dinero en determinados bancos, ya que Cuba no tiene relaciones con esa entidad y hay que buscar otras vías”. Precisó que Estados Unidos no es el único país que produce el cianoacetato de n-butilo, materia prima fundamental para la fabricación del tisuacryl, pero como gran potencia sí tiene muchos de los reactivos necesarios que se emplean en las investigaciones químicas.

“Por la cercanía sería mucho más factible adquirirlo todo allí, y no en Europa como lo estamos haciendo”. El tisuacryl se envasa en ampolletas de polipropileno con características muy específicas. “Estas —dijo— se importan desde Italia y en ocasiones se complica no solo su envío, sino además el pago, por lo cual nos vemos en la necesidad de acudir a terceros países y a otras vías alternativas”.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu