Lucha contra bandidos: un desafío en Revolución

Lucha contra bandidos: un desafío en Revolución

Foto: Agustín Borrego Torres.

El enfrentamiento a las bandas contrarrevolucionarias financiadas  por el gobierno de los Estados Unidos constituyó un desafío que asumió el naciente Gobierno Revolucionario en Cuba  y culminó con el aniquilamiento total de esos grupos armados.

Durante una conferencia impartida este miércoles por la M.Sc Yurama Cardet Chaveco, del Instituto Superior de Tecnología y Ciencias Aplicadas en el II Simposio Internacional   la Revolución Cubana, génesis y desarrollo histórico,  trascendió que el primer factor condicionante para el desarrollo de aquella etapa fue la política agresiva de la administración norteamericana en complicidad  con la Agencia Central Inteligencia (CIA).

En su opinión lo anterior  constituye la génesis de una guerra no convencional que llega hasta nuestros días.   Sostuvo que no fue una guerra civil porque fue subvencionada y avituallada por el gobierno de los Estados Unidos y agregó que los atentados e infiltraciones son formas de manifestación de distintos cumplimientos de objetivos.

La respuesta revolucionaria estuvo dada en crear un sistema organizacional y estructural de las fuerzas armadas que devino en la creación de las unidades de Lucha Contra Bandidos (LCB), el papel desempeñado por las Milicias Nacionales Revolucionarias y los órganos de la Seguridad del Estado que participaron de forma protagónica.

Al intervenir en el evento que concluye este jueves en La Habana,  la especialista estimó que para el Comandante en Jefe Fidel Castro fue una idea clave preparar a las fuerzas revolucionarias con los propios recursos de cada región del país.

Era un desafío en Revolución porque por entonces el país estaba inmerso en un profundo proceso de las transformaciones políticas y sociales, con una población que había que educarla y formarla y prepararla  desde punto de vista ideológico  y era un reto cómo aglutinar a todo el pueblo para que fuera el mismo pueblo quien diría esa respuesta revolucionaria,  argumentó.

Recordó que en la limpia de bandidos en la Sierra del Escambray participaron 80 batallones de Milicias  pero el resto del país no quedó desprotegido porque los hombres y mujeres cuidaron las  fábricas y la producción.  Ante cada reacción contrarrevolucionaria y subversiva hubo una riposta efectiva con un pensamiento acertado para resolver el conflicto armado que nos impusieron

Hoy las formas de actuación contra Cuba –subrayó- son otras con los mismos objetivos  previstos desde el primero de enero de 1959 cuando comienza una guerra no convencional, agresiva y subversiva hacia nuestro país.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu