¡Horarios!

¡Horarios!

 

El horario laboral debe ser sagrado, y en el caso de los centros que prestan servicios a la población, muy respetados.

Llevo muchos años escuchando esas afirmaciones. Recuerdo una especie de “ofensiva” que se realizó hace algún tiempo en la que adecuaron la hora de apertura y cierre de tiendas, bancos, así como oficinas de trámites, hasta el extremo, en algunos sitios, de preguntar a las personas que acudían a los establecimientos comerciales, en dónde trabajaban y por qué estaban fuera de su centro. Por supuesto, la gente respondía lo que les parecía, ya que era una acción demasiado ingenua.

Pero la “campaña” tenía un sentido: hacer que se aprovechara al máximo el horario laboral, lo que significa en la práctica mayor productividad y producción, mejor estabilidad y calidad en los servicios y ajustarse a la disciplina correcta. Como ha sucedido con muchas otras buenas intenciones, porque o no llegamos o nos pasamos, todo quedó en el olvido y se regresó, más temprano que tarde y, por lo general (salvo raras excepciones), al tiempo rígido, o sea, de 8 a 5, “y pa’ más nadie”.

Ocurre, sin embargo, que en muchos lugares ni el establecido oficialmente se cumple con exactitud, pues abren más tarde de la hora fijada y cierran 10 o 15 minutos antes.

O sucede lo que a un amigo le pasó hace unos días. Fue a la farmacia que le corresponde con el llamado tarjetón de los medicamentos. Llegó media hora antes de la apertura fijada e hizo el número uno. Ya se veía con las tabletas en las manos en poco tiempo de espera. Pero para sorpresa de los que allí estaban una trabajadora de la unidad, al parecer la administradora, asomó la cabeza por la puerta y dijo: “Estamos de inventario…, no atenderemos hasta después de las diez de la mañana”. Inadmisible, a mi modo de ver, porque el conteo y chequeo pudiera realizarse en un tiempo extralaboral, sin afectar a la población.

Esa misma tarde tuvo necesidad de ir a un mercado industrial para comprar unos jabones. ¡Otra sorpresa! Una persona que estaba en la acera le informó que “habían fumigado y ya no abrirían más”. Eran las 3:00 p.m. De nuevo a su casa con las manos vacías.

A partir de esos hechos hago algunas consideraciones. En primer lugar ambas acciones, o sea, el inventario en la farmacia y la fumigación del mercado son necesarios, uno por el indispensable control interno y la otra como parte de las acciones de la campaña antivectorial en bien de la salud de la población. No obstante, ambos debieron efectuarse en horarios más adecuados.

Y sucedió ese día en la farmacia y el mercado, pero también en las agencias bancarias, en las oficinas de trámites (siempre complicadas), en las bodegas y en otros muchos establecimientos vinculados directamente a la población.

Veamos lo que dice la ley al respecto. El Código de Trabajo, en su artículo 89, define: “El horario de trabajo es una medida organizativa para dar cumplimiento a la jornada de trabajo y expresa las horas de comienzo y terminación (…). El horario (…) se aprueba por el jefe de la entidad, de acuerdo con la organización sindical, en correspondencia con los requerimientos técnicos, tecnológicos y organizativos de la producción y los servicios y se inscribe en el Convenio Colectivo de Trabajo”.

Y el artículo 147 plantea que se considera entre las violaciones de la disciplina la “infracción del horario de trabajo”. ¿Entonces?

Acerca del autor

Graduado de Profesor de Educación General en el Instituto Superior Pedagógico Félix Varela, de Villa Clara, Cuba (1979). Ha laborado en la Revista Juventud Técnica, semanario En Guardia, órgano del Ejército Central, periódicos Escambray, CINCO de Septiembre y Granma. Desde el año 2007 es corresponsal de Trabajadores en la provincia de Cienfuegos. Está especializado en temas económicos y agropecuarios. En 1999 acompañó en funciones periodísticas a la segunda Brigada Médica Cubana que llegó a Honduras después del paso del huracán Mitch. Publicó el libro Verdades sin puerto (Editorial cubana MECENAS). Ha estado en otras tres ocasiones en esa nación centroamericana, en funciones periodísticas, impartiendo conferencias a estudiantes universitarios, asesorando medios de comunicación e impartiendo cursos-talleres sobre actualización periodística a periodistas y comunicadores. Multipremiado en premios y concursos internacionales, nacionales y provinciales de Periodismo. Fue merecedor del Premio Provincial Periodístico Manuel Hurtado del Valle (Cienfuegos) por la Obra de la Vida – 2012. Le fue conferido el Sello de Laureado, otorgado por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura (SNTC). Mantiene evaluación profesional de Excepcional.

12 comentarios en ¡Horarios!

  1. perdon por la demora, hace dias estaba por escribirles sobre un tema que lei en su periodico sobre la diciplina laboral fue en la columna del lunes, por primera vez leo, y me perdona si lo han hecho otras veces pero no he tenido el honor de leerlo, sobre algo que ayude a que la actividad de RRHH sea menos ingrata por experiencia en esta llevo alrededor de 26 años en la misma, y siempre somos machucados por los de abajo, al lado y de arriba ni hablar, de tal forma que en nuestro pais existe un dia para cada cosa pero par el trabajador de esta actividad si existe no lo conozco, se que somos los diseñados para partir la naranja por no decir otra palabra pero le digo con fe de causa ni los mismos que nos mandan esas tarea nos contemplan despues como tal, no quiero un pedestal para nosotros, tan solo un poco de respeto, hoy estoy en un lugar donde se me respeta pero me lo he tenido que ganar casi a pantalones, mucho de nuestros jefes se quitan el golpe de los trabajadores diciendo, eso es problema de RRHH, y su escrito deja bien claro que la diciplina es de todos y cada uno de los responsables, quiero dejar claro que no es que tenga miedo de ejecutar las tareas si si pido un poco de respeto a esta ingrata actividad sin la cual ninguna entidad en este mundo podria funcionar.
    espero por favor si le es posible una pequeña respuesta sino en el periodico que lo recibo por tres lugares al menos por mi correo que es personal
    saludos y pa´lante

  2. El tema además de indisciplina y falta de respeto etc entre otras cosas se debe también a que los cubanos no somos clientes de nada, somos usuarios, y lo tomas o lo dejas, es esa farmacia o esa, es ETECSA o ETECSA, es esa tienda de CIMEX o esa tienda de CIMEX, no puedes escoger y a los que brindan el servicio les da igual que vayas a solicitarlo o no, es más, si no va mejor aún.
    Y las escuelas desde primaria a Pré Universitario???????? Son extremadamente alérgicas, si hay dos gotas de lluvia NO HAY CLASES, el que tiene que ir a trabajar y «dejar» al hijo en la escuela ante la mala cara de las maestras por tener que permanecer en el aula «por estos x chiquillos que vinieron con lo malo que estaba el tiempo»
    Ya muy bien lo expresó Israel con toda su Buena Fé y el pueblo ha hecho suya esa frase: «la culpa no la tiene nadie».

  3. parece que los compañeros que me antecedieron no entiende que los horarios de estos estyablecimiento son:…

    ABRO CUANDO LLEGUE Y CIEERO CUANDO ME VOY

  4. En Cuba los horarios estatales de muchos centros de servicios y de comercio, no están diseñados para los trabajadores. Esta frase la he dicho cientos de veces en diversos niveles y distintas situaciones.

    La mentira comercial más grande de Cuba la tiene CIMEX en los servicentros «Su amigo las 24 horas». A nadie se le ocurra ir a la siempre imprecisa hora del cambio de turno de estos establecimientos. ETECSApor su parte, no se pude quedar atrás. Sus oficinas comerciales abren desde las 08:30 am o 09:00 am hasta las 4 de la tarde, y no se le ocurra ir en el impreciso horario de almuerzo de sus trabajadores.

    En fin, hablar de horarios en Cuba es hablar de indisciplinas, de irrespeto al cliente, de indolencia administrativa y de descontrol.

    Si hay un elemento a tener en cuenta en la caracterización seria e imparcial de una sociedad, ese debería ser el modo en que se cumplen los horarios previstos.

  5. Hablando de horarios, creo que deben flexibilizar el horario del maestro, los turnos de clase deben bajarlos a 8 turnos y se debe estudiar no utilizar los sábados, para que el maestro pueda atender sus problemas personales ese día, por lo complejo de su labor.Ponerle un turno más a Matemática y Español en su horario para atender el ingreso hacen que estos docentes estén más cargados y sobre todo con respecto a Matemática que es tan compleja para la media de los alunnos este es un elemento más para que los estudiantes no quieran cursar estas carreras pues trabajan más y se remunera lo mismo que a los demás.Lo que se puede hacer es poner tareas para la casa con los elemntos del ingreso.

  6. y que me pueden decir de acueducto de Ciro Redondo en Ciego de Avila que dice que no le brindan el servicio de abasto de agua los Lunes a la poblacion porque esta establecido que ese dia le den mantenimiento a las turbinas, eso no se lo creen ni ellos mismos que todos los lunes le van a dar mantenimiento a todas las turbinas y ademas al parecer necesitan las 24 horas para dicho mantenimiento por que no la ponen a ninguna hora del dia

  7. ESTO SUCEDE A MENUDO, ES DECIR CUANDO FUMIGAN TODO EL MUNDO SE VA A SU CASA, Y QUIEN A TIENDE A LA POBLACION, DEBEN FUMIGAR DESPUES O CASI AL TERMINARSE LA JORNADA LABORAL
    LO OTRO ES QUE NO SE RESPETAN LOS HORARIOS LABORALES, LAS TIENDAS DE RECUPERACION DE DIVISA EL HORARIO ES A LAS 8.30 AM O 9.00 Y CUANDO YA ESTA CASI TODO EL PERSONAL ABREN DESPUES DE 15, 20 O 30 MINUTOS, EL EMPLEADO TIENE QUE ESTAR MEDIA HORA ANTES PARA PREPARAR EL LOCAL, NO A LA MISMA HORA QUE LE VA A ABRIR AL PUBLICO.

    SE HA PERDIDO EL RESPETO A LA FRASE: MI TRABAJO ES UD.

  8. Realmente es un tema preocupante, hubo incluso una ocasión en que se pensó y se reguló que las entidades que prestan servicios a la población, laboraran en horarios factibles, para permitir que cuando fueras a hacer algún trámite, necesariamente no tuvieras que ausentarte o salir antes de hora del trabajo, ahora resulta que haces todas esas cosas porque no hay alternativa y a veces por todos esos inconvenientes no puedes resolver lo que querías hacer. A todo esto hay que incluir la violación de lo que está legislado en el cumpimiento de la hornada de trabajo y no pasa nada, la vida sigue iula

  9. y si que el tema horario se vuelve un problema y me pregunto sera tan dificil . tener un administrativo que llegue de primero a su centro de trabajo para que supervise el horario en que abren, sera muy dificil alargar o adelantar la hora de apertura o cierre los centro que prestan servicio a la poblacion para que el trabajador no tenga que llegar tan tarde,al mediodia, o irse al mediodia para pagar el agua por asi decir, sera muy dificil que la fumigacion la hagan de despues del horrario de trabajo y que ese trabajador que se ofrecio le paguen su hora extra por ese sevicio, disculpen creo que soñe con aviones.

  10. Seguimos en las mismas, de nada vale los comentarios de nadie, ni tan siquiera del periodista, nada se resuelve, hasta me encontrado bodegas que cierran a la hora que les da la gana y no pasa nada y lo de los medicamentos es como dice Oviedo «Bohemia vieja». Y para que hablar de los tramites para legalizar vivienda y las horas interminables para realizar tramites de este tipo, todos estan contamplados dentro de mi horario de trabajo, por tanto seguimos dandole la razon a Oviedo esto es «BOHEMIA VIEJA» guardada y recontraguardada y no se resuelve nada.

  11. El inventario en la farmacia, pienso muy subjetivamente que aparte de garantizar el indispensable control interno también asegura la sustracción de parte de los medicamentos por trabajadores de dicha entidad para que luego personas tan inescrupulosas como los que las sacan de la farmacia la vendan en la calle a precios varias veces por encima del establecido, sobre todo aquellas que continuamente están en falta y como esto no lo controla nadie, nada sucede y seguimos en las mismas. Pero este irrespeto pulula en todas partes de este hermoso país.

  12. Gabino muy bueno tu comentario , pero no especifica cuales son las causas , ni aportas soluciones, ni identifica los posibles responsables, por tanto LA VIDA SEGUIRA IGUAL, NO HBARA CAMBIOS.

    El articulo es una información llamada BOHEMIA VIEJA, pues es un secreto a voces, pero se queda en la contemplación del problema

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu