“La cultura es lo primero que hay que salvar”

“La cultura es lo primero que hay que salvar”

Obra del pintor Ernesto García Peña
Obra del pintor Ernesto García Peña

Fueron las palabras del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en el VI Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, donde también la nombró como escudo y espada de la nación.

Pero entenderla solamente desde presupuestos conceptuales es negar su alcance y dimensión, el eterno compromiso de hacer cada día más, aunando esfuerzos para enriquecer la cultura desde sus más disímiles aristas: el deporte, las artes, la culinaria, la ciencia y todo aquello que sea baluarte de la nación misma.

Un pueblo sin cultura es insostenible. La memoria y el patrimonio imperan como sinónimo de autorreafirmación y poderío ante corrientes o fenómenos foráneos. He aquí otras de sus misiones fundamentales, contrarrestar la desidia, la banalidad, lo efímero y poco instructivo. La cultura significa ingenio, un convite a la creación constante y estímulo para el alma.

Desde horas tempranas la ciudad Bayamo fue testigo de un twitazo masivo, convocado por la revista digital La Jiribilla, el Noticiero Cultural, el Periódico Cubarte y las instituciones culturales cubanas, con las etiquetas #CubaEsCultura y #Cuba. Razones sobran: a la distancia de 149 años, hoy, justo cuando Perucho Figueredo entonó por vez primera las notas del Himno de Bayamo, los cubanos honran este inmenso legado.

Grande resulta la historia patria. Cuatro revoluciones en un siglo. Carlos Manuel de Céspedes inició el camino el 10 de octubre de 1868, cuando liberó a sus esclavos, los llamó hermanos y exhortó a la lucha. ¡Cuánto decoro en tal hazaña!

El poeta y etnólogo Miguel Barnet en una entrevista exhortó a “cuidar a Cuba como la casa, porque es donde uno sueña, vive, ama. ¿Qué otra cosa mejor puede hacer un poeta, que no tiene los recursos de los políticos, o las herramientas de los científicos, que empujar un país? Mi aspiración mayor es ver una Cuba creciente, cada vez más inclusiva, cada vez más democrática.”

Pero no es solamente tarea de los poetas e intelectuales, es deber de todos con este hogar común que nos vio nacer, donde dimos los primeros pasos, los amores de la infancia, la partida de seres queridos.

Vivimos en esta tierra, pequeña, rodeada de mares y sin fronteras, pero con una fuerza y portento extraordinario. Queda demostrado, Cuba significa más que una Isla en forma de caimán, es asidero para la cultura universal sin perder la auténtica cubanía. Hoy 20 de octubre los cubanos están de fiesta.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu