Añoranza convertida en necesidad

Añoranza convertida en necesidad

Los Juegos Deportivos de los Trabajadores —resultado del histórico XIII Congreso Obrero efectuado en la década de los 70 del pasado siglo— fueron un movimiento que se desarrolló rápido y fuerte en los colectivos laborales del país, y llegaron a ser una efectiva y brillante realidad que acompañó a la nación durante varios años.

Miles de afiliados a los diferentes sindicatos nacionales, jóvenes y adultos, se incorporaron a ese certamen en el que encontraron no solo una simple forma de entretenimiento, sino la posibilidad de utilizar sanamente el tiempo libre, ampliar las relaciones humanas y desarrollar la personalidad en las competencias deportivas.

En verdad se logró un torbellino humano con la participación alegre y abnegada de los trabajadores desde la base, en eventos de gimnasia básica y rítmica, voleibol, béisbol, atletismo, juegos de mesa y otras disciplinas.

Con los Juegos Deportivos de los Trabajadores se logró un poderoso activismo en la base y atrajo a gran cantidad de personas, quienes voluntariamente dedicaban sus esfuerzos sin escatimar horas a aquella obra formadora de atletas, de hombres y mujeres sanos de mente y fuertes corporalmente.

En estos momentos no es necesario perder el tiempo en deliberar cómo y por qué se perdió esa valiosa obra del movimiento sindical cubano. Tampoco toca seguir añorando lo que se perdió con los brazos cruzados.

Conocemos que existe la voluntad y el interés en recuperar paulatinamente esa lid multideportiva en su plenitud, es decir, en centros laborales, municipios, provincias y nación, mediante el activismo. Sin embargo, debido a las prioridades y a la situación actual del país no se ha podido avanzar como se quiere.

Para alegría de todos, en el 2018 se reiniciarán los Juegos en las especialidades de atletismo, ajedrez, béisbol y sóftbol. No obstante, hay que echar una mirada hacia atrás para conocer cómo se pudo lograr aquel movimiento masivo y aplicar sus mejores experiencias.

Se impone recordar al destacado y sencillo voleibolista Olegario Moreno, artífice de la creación y del auge de esas citas, quien demostró que sí se podía lograr esa obra, cuando muchos pensaban lo contrario.

Félix Borges Martínez, promotor de la Liga Azucarera de Béisbol, se ha referido en varias oportunidades a la importancia de la práctica masiva del deporte en los colectivos laborales. Coincidimos que es un derecho de los trabajadores contar con ese gran beneficio social y espiritual, y por tanto tenemos la obligación de apoyar y desarrollarlo.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu