Siete décadas de ciencia y conciencia

Siete décadas de ciencia y conciencia

Universidad de Oriente. Foto;: Eduardo Pinto
Universidad de Oriente. Foto: Eduardo Pinto

Más allá del espacio físico que la alberga, la Universidad de Oriente (U.O) trasciende hacia lo intangible. En lo profundo de quienes se han vinculado a ella está su marca indeleble, bien sea por los sueños realizados, incluso los que se frustraron, bien por las alegrías o los sinsabores.

Lo cierto es que el Alma Mater santiaguera supo juntar el buen hacer de  trabajadores y alumnos para tejer su propia historia, hilvanar presente y futuro, y regalarnos 70 años de ciencia y conciencia, siempre fiel a su primer minuto de gloria, aquel 10 de octubre de 1947, en el que la recia presencia de la campana de La Demajagua  en el Gobierno Provincial de Oriente, donde se fundó, signó sus destinos de universidad mambisa.

Así llega hasta hoy, cuando la necesaria evocación de estas siete décadas saca a la luz su trascendencia en lo académico-investigativo y en el compromiso con su tiempo.

De cinco carreras fundadoras —Educación, Filosofía y Letras, Derecho, Ciencias Comerciales e Ingeniería Química— y 170 estudiantes, ahora hay 13 facultades, más de 63 mil graduados, una matrícula actual de 17 mil 580 alumnos y unos cuatro mil trabajadores.

Verdad, razón, dignidad y decoro se enseñorean en sus predios, y en momentos de definición patria se han hecho presentes.

Fue así cuando el frontal desafío a la dictadura de Batista hizo trascender a jóvenes que la habitaron e hicieron época: Frank y Josué País, Pepito Tey, José Mercerón, Enma Rosa Chuy, Eduardo Mesa, Juan Bosch, Vilma Espín…

Igual sucedió  en noviembre de 1956, cuando se cerraron sus puertas como resultado del apoyo de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y de muchos profesores al Movimiento 26 de Julio.

La U.O volvió a situarse en el epicentro de la historia patria cuando su biblioteca central fue escenario de la fundación del primer Gobierno Provisional Revolucionario (3 de enero de 1959), a la vez que se congratuló con la recurrente presencia, por aquellos primeros años del triunfo, y tiempo después también, de personalidades que enriquecieron su devenir: Ernesto Che Guevara, Raúl Castro, Vilma Espín, y Fidel.

Entre los más valiosos momentos de su historia el centro atesora el recuerdo de varias visitas de Fidel.
Entre los más valiosos momentos de su historia el centro atesora el recuerdo de varias visitas de Fidel.

Estas siete décadas llegan aderezadas también por un notable aporte social y científico-investigativo, palpable en los más amplios sectores del oriente cubano, de la nación, e incluso fuera de fronteras.

Como ejemplos trascienden los aportes en materia de resonancia magnética nuclear, transmisión de imágenes médicas, aplicaciones del electromagnetismo, producción y exportación de software, premios de la Academia de Ciencias, convenio con 39 países y su inserción en 27  redes internacionales de investigaciones.

Con 578 centros laborales declarados unidades docentes, un creciente incremento de la matrícula de la educación a distancia y del curso para trabajadores, la septuagenaria casa de altos estudios refrenda su acercamiento a la sociedad, encomienda que tras el proceso de integración —con las universidades Pedagógica y de Cultura Física— se hace más sólida.

Se multiplican entonces los motivos para el festejo, en el que se involucran alumnos, profesores y personal de apoyo, quienes asumen total protagonismo en los diversos momentos que incluye este cumpleaños.

Díganse, por ejemplo, encuentro con jubilados, el desarrollo del proceso de acreditación institucional —que debe convertir al centro en el cuarto de la Educación Superior en el país con la categoría de Excelencia— la entrega de la placa conmemorativa 70 aniversario de la Universidad de Oriente, cancelación de un sello postal conmemorativo, inauguración de obras de manteamiento,  fundación de la Cátedra Honorífica sobre el pensamiento y la acción de Fidel Castro, gala cultural y mucho más.

Con renovados desafíos, tal y como asegurara la rectora del centro, Dra. C. Diana Sedal Yanes, la U.O abraza los pilares que la sostienen: la historia, la tradición pedagógica, los resultados investigativos y productivos y la labor extensionista, siempre fiel a su estirpe mambisa y su legado de siete décadas de ciencia y conciencia.

Escribir comentario

© 2013 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt 
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu