Trabajadores

Trabajar por la igualdad de oportunidades y derechos

Foto: Agustín Borrego

Con la adopción de 19 acuerdos relacionados con la necesidad de alcanzar la igualdad de género como un bien público universal; dar seguimiento a la Estrategia de Montevideo, y el compromiso de formular planes y programas de Estado articulados con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, entre otros, culminó hoy en La Habana la 56 Reunión de la Mesa Directiva de la Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe.

Presidieron la sesión de clausura —por la nación anfitriona—Teresa Amarelle Boué, miembro del Buró Político del Partido, del Consejo de Estado, y secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC); José Ramón Balaguer Cabrera, director del departamento de Relaciones Internacionales del Comité Central del Partido e Ileana Núñez Mordoche, viceministra de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera.

Presentes también Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal); Mariela Mazzotti, presidenta de la Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, y María Nieves Rico, directora de su División de Género.

En la jornada final, la secretaria ejecutiva de la Cepal ratificó la importancia de trabajar en la agenda de género. “Nosotros vemos que hay luces —dijo— y por supuesto una de ellas es que hemos logrado forjar una nueva cultura, basada en la igualdad de oportunidades y derechos. El rol igualitario de las mujeres está en el centro del sentido común más básico”.

Aseguró que en los años 70`muchas mujeres morían en silencio, sin consecuencias, solo por el hecho de serlo, pero hoy, sobre todo en la última década, se ha logrado que los feminicidios se procesen,  se castiguen y encierren a los agresores. Aunque las estadísticas no digan cuántas son, dónde, ni a manos de quién.

Una vez más resaltó la figura de Vilma Espín y su accionar en la defensa de los derechos de las mujeres, y el papel que hoy desempeñan presidentas, ministras, senadoras, diputadas, juezas, que con su incansable trabajo y experiencias amplían la posibilidad de justicia, de participación y de democracia.

Por su parte, la viceministra de Comercio Exterior e Inversión Extranjera manifestó que el homenaje realizado la víspera a “la entrañable Vilma Espín”, refuerzan el  compromiso con sus ideas a favor de la igualdad de género y de los derechos de la mujer.

“Es un gran reconocimiento haber sido la sede de esta conferencia, donde el empoderamiento de la mujer es uno de los proyectos sociales más genuinos y auténticos de la Revolución Cubana”, enfatizó.

Consideró que los asuntos abordados durante estas sesiones de trabajo y los acuerdos adoptados en esta Conferencia serán temas sobre los cuales habrá que seguir trabajando, especialmente en el contexto de la Agenda 2030, en la cual la igualdad de género es uno de sus ejes temáticos.

Asimismo, Mariela Mazzotti subrayó que este encuentro constituye un ámbito de trabajo conjunto, donde los países van construyendo paso a paso una idea de democracia, lo cual implica justicia de género.

Estamos en una coyuntura política, económica y medioambiental que nos obliga a asumir desafíos de nuestros pueblos, de personas con distintas orientaciones, edades, orígenes étnicos y sociales,  y todos ellos merecen esa igualdad, sentenció.

En la cita —que comenzó el pasado jueves en el hotel Nacional de Cuba — se dio a conocer que la política económica, productiva y fiscal al servicio de la igualdad será el tema principal de debate de la próxima Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, que tendrá lugar en Santiago de Chile en el 2019.