Más respuestas sobre la jubilación

Más respuestas sobre la jubilación

Ana Margarita Martín Pérez, jefa del Departamento de Trámites de Pensiones del Instituto Nacional de Seguridad Social. Foto: Eddy Martin
Ana Margarita Martín Pérez, jefa del Departamento de Trámites de Pensiones del Instituto Nacional de Seguridad Social. Foto: Eddy Martin

Con acostumbrada diligencia Ana Margarita Martín Pérez, jefa del Departamento de Trámites de Pensiones del Instituto Nacional de Seguridad Social (Inass), responde al artículo Casos y cosas de la jubilación, publicado a finales de junio, que exponía las dudas de las lectoras Nancy y Gladys.

Aclaraciones para Nancy

Nancy quería saber cómo proceder para tener derecho a la jubilación; si debía reincorporarse a una institución estatal o acogerse al trabajo por cuenta propia.

Ella contaba en su misiva que a sus 62 años de edad acumulaba 38 de tiempo de servicio y que se desvinculó laboralmente en el 2008. Al respecto, Martín explica que la Ley No. 105 de Seguridad Social establece que las mujeres tienen derecho a una pensión por edad ordinaria, siempre que cuenten con 60 años o más de edad, hayan prestado no menos de 30 de servicios y se encuentren vinculadas laboralmente al momento de cumplir ambos requisitos.

A partir de la información brindada por la lectora, la especialista precisa que cuando Nancy se desvinculó no cumplía con el requisito estipulado de la edad y ahora carece del vínculo laboral; así que debería volver a trabajar para alcanzar las referidas exigencias.

Por otra parte, si se acogiera a la opción del trabajo por cuenta propia, el Decreto Ley No. 278 del Régimen Especial de Seguridad Social para este grupo, exige a las mujeres contar con 60 años de edad y 30 de contribución para obtener una pensión ordinaria, o 62 de edad y 20 de contribución en el caso de la extraordinaria.

En ambos casos es pertinente, al momento de solicitarla, encontrarse en activo como contribuyente a la Seguridad Social y no adeudar cotizaciones por un período superior a seis meses.

La especialista puntualiza que si Nancy se acogiera a esta modalidad debe mantenerse activa por cinco años para tener derecho a una pensión por edad extraordinaria, tal y como le orientaron.

Sin expediente no hay chequera

La situación descrita por la tunera Gladys era más compleja, quiere jubilarse pero su expediente laboral está extraviado en el Hogar de Ancianos del municipio Jesús Menéndez, y con este, los documentos acreditativos de tiempo de servicios y salarios devengados del período trabajado allí y en la industria alimentaria.

Estos papeles, señala Martín, constituyen evidencia indispensable para los trámites de jubilación; así lo establece la Ley No. 105 y las administraciones son las responsables de su custodia.

Además la Resolución No. 51 Reglamento para la aplicación de la política de empleo de 1988, vigente al momento en que dejó de trabajar en el 2004, estipulaba que para tramitar la baja y antes de hacerla efectiva, la administración de la entidad, la organización sindical y el trabajador tenían que revisar de conjunto el expediente.

Luego procederían a entregarlo al interesado, quien lo conservaría hasta tanto estableciera otra relación laboral, por un período superior a seis meses. En el caso de Gladys —asegura Martín— esto no se cumplió, por tanto es responsabilidad de ambas partes la pérdida del documento.

En consecuencia, la remitente debe continuar las gestiones en aras de reconstruir su historia laboral. Para ello, puede solicitar apoyo a las instancias administrativas y sindicales de los centros donde trabajó para buscar cualquier información que acredite su condición de trabajadora asalariada.

Las evidencias que obtenga, agrega la especialista, deben ser presentadas ante la filial del Inass de su municipio de residencia, para que sean valoradas, conforme al procedimiento establecido en la legislación de Seguridad Social.

Son válidos también carnés, contratos, diplomas de reconocimiento, certificados evaluativos, recibos sindicales, entre otros documentos del período laboral que requiere acreditar, para que sean reconocidos a través de un dictamen de tiempo de servicio, que es expedido, de manera excepcional, cuando el trabajador presenta las referidas pruebas.

Por último, Martín subraya que estas constituyen evidencias indispensables para probar los años laborados y no se aceptan testimonios de compañeros de trabajo.

27 comentarios en Más respuestas sobre la jubilación

  1. Amo mi País y mi Centro de Trabajo, pero me siento muy inconforme con el aumento de la edad para poder jubilarse, opino lo mismo que Esther, Mary y Norys, pues tengo 54 años y 32 años de trabajo, y hace años que anhelaba llegar a los 55 para poder jubilarme debido a mis problemas de salud, (por los cuales no jubilan), y un día cambió la Ley a 5 años más de trabajo. Ayer para poder llegar a tiempo al trabajo me tuve que subir por la puerta de atrás una vez más, y la puerta de la DIANA me dio un golpe en la espalda. Hubiera deseado que fuera opcional lo de jubilarse a los 55 o a los 60 (me refiero al caso de las mujeres), teniendo el tiempo de trabajo cumplido, pues hay mujeres que se sienten tan bien que si las dejan trabajan con mucho mas de 60 años.

  2. no entiendo que estudio se realizo y con quien, que estoy segura que no son ninguno de los casos que se encuentran en esta disyuntiva, que la mujer cubana que ha pasado por tantos momentos dificiles en la crianza de sus hijos trabajando destacandose en todas las tareas de la revolucion y que si han tenido alta fecundidad se les prohiba el derecho a su jubilacion despues de haber cumplido los 55 años de edad , cuando la generacion que sustento , formo y defiende nuestras conquistas es la nuestra y ya esta enferma y necesita que se valore que sea opcional el caso de la jubilacion pues al menos debemos tener ese derecho cuando hemos sido files cumplidoras en nuestro doble rol social con la valentia que nos caracteriza pues no tuvimos derecho a modificaciones en la ley de maternidad ni a ningun beneficio con el doble papel de la partenida o la abuela cuidadora , osea tenemos que seguir asimilando lo que consideramos injusto cuando la razon la tenemos al feente.

  3. yo solo quiero que se revice la edad de la jubilacion pues en algunos casos ya los 55 tenemos enfermedades por las cuales no nos jubilan y tampoco son curables y no nos quremos levantar para salir a enfrentarnos con la problematica que presentamos con el transporte pues en mi caso dia a dia tengo que esperar una hora de pie hasta que llegue el carro que debe llevarme a mi trabajo, ahora mismo quisiera que a partir de los 50 fuera opcional siempre que se cumpla con los años de servicio.

  4. No me queda claro si la ley contempla el caso siguiente:
    Una trabajadora con X años de servicio en el sector estatal (no llega a los 30 años) y decide desvincularse y pasar al trabajo por cuenta propia y llegar a Y años( no llega a los 30 años) como contribuyente en el régimen especial de seguridad social y arriba a sus 60 años prestando un total de x+y años de servicio (mayor o igual que 30). Que sucede en este caso.

  5. Yo también he escuchado el comentario sobre una posible reducción de la edad de jubilación en Cuba. En realidad fue muy fuerte el incremento de 5 años para ambos sexos, sobre todo si se tiene en cuenta que la generación más afectada pasó por una difícil infancia (de carencias materiales de todo tipo) durante los primeros años de la Revolución y después nos tocó llevar sobre nuestros hombros los aún más difíciles años del período especial, ya como padres y cabezas de familia… de no ser cierto ese rumor, al menos debería tenerse en cuenta para reanalizar las edades actuales y permitir la jubilación a los 57-58 años para las mujeres y 62-63 para los hombres.

  6. Cuando se discutió la nueva Ley nunca estuve de acuerdo. Por qué? siento, que aún hoy estoy pagando males propios de la sociedad de los que no tengo ni la más mínima culpa, siempre soñé retirarme si la salud me lo permitía a los 55 años, con 36 años de servicio y ahora por la cuestionada y dichosa ley tengo que esperar hasta los 60, no tengo ni deseos de levantarme en las mañanas para salir al trabajo, verdaderamente estoy cansada de trabajar , de luchar con el transporte público y de un sin número más de situaciones que todos conocemos quisiera que alguien me respondiera si es cierto los rumores que existen de que se cambiara esta Ley , es preferible que la pongan opcional, si X persona desea retirarse a los 70 años y se siente bien que lo haga, felicidades, pero los que estamos cansados y no queremos seguir porque tenemos que esperar si nos sobra el tiempo laboral de verdad no entiendo porque tal imposición.
    Por qué no mejor lo ponen de manera opcional y exigen el tiempo de servicio esta sería una gran solución los que toda una vida hemos trabajado no tenemos responsabilidad por el tema demográfico actual de Cuba. Por favor que alguien se pronuncie en tal sentido muchos lo agradeceríamos.
    POR FAVOR

  7. Creo que el INASS hace bien su trabajo,sin pruebas NO se jubila nadie.Para eso cada cual debe tener responsabilidad y preocuparse por lo suyo.

  8. Buenas tardes, referente a este artículo, realmente no acabo de entender por qué para poder jubilarse hay que estar vinculados a una entidad. Pienso que si la mujer ya trabajó más de 30 años y si dejó de trabajar antes de cumplir los 60, pero ya pasados los 55 que era la edad anterior, entonces ¿por qué no la jubilan si ya tiene la edad que ahora es 60 y ya trabajó más de lo que pide la ley? Además, cuando una mujer ya está cerca de cumplir los 60 años ninguna empresa quiere contratarla porque ya está cerca de la edad de la jubilación. Acaso es que la INASS también se suma a no querer pasar trabajo buscando datos para jubilar a una persona; al menos eso es lo que se dice.

  9. Fue una modificación brusca, no estabamos preparados realmente, nuestra generación vivio muy duro el período especial, limitaciones y demás que todos conocemos, darnos la opción sería más adecuado, de jubilarme o no. Los cubanos somos agerridos, y despues de jubilarnos buscamos otra actividad remunerada, acorde a las condiciones del momento. SI durante más de 30 años pagamos la jubilación de otros, es duro entender que para nosotros hay problemas. El país avanza a su ritmo, el presupuesto tambien, considero que a la explicación dada le falto mucho.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu