Las canciones de Lourdes Torres perdurarán en la memoria popular

Las canciones de Lourdes Torres perdurarán en la memoria popular

Lourdes Torres
Lourdes Torres

En la mañana del 16 de agosto falleció en La Habana, víctima de una insuficiencia renal, la célebre cantautora Lourdes Margarita Torres Ortiz, por todos conocida como Lourdes Torres, cuyo cadáver fue cremado en  ceremonia privada y posteriormente expuesto en la funeraria de Calzada y K, en la capitalina barriada de el Vedado.

La querida compositora e intérprete que estremeció a varias generaciones de cubanos con sus nostálgicos y románticos temas, nació en Guanabacoa el 29 de abril de 1940. Compuso infinidad de canciones, la mayoría de ellas recreadas en su realidad existencial como la titulada Fue así que te olvidé, que aun goza de mucho éxito, y sobre la vida de otras personas conocidas por ella, sobretodo de sus innumerables seguidores. Sus piezas hablan del amor, de la amistad, de la capital, de la traición, de las frustraciones, de las envidias y también de la felicidad y de la esperanza.

Apasionada amante de su país y de su gente, Lourdes afirmó que fuera de Cuba es extranjera. “…he visto países que tienen cosas hermosísimas, pero esos atardeceres en el Malecón, vaya, no tienen precio. Ese, bajas la escalera de tu casa, y que la gente de enfrente te diga: ´Lourdes, cómo sigues´. “Aquí, mi santo, bien gracias.” ¿Dónde? Aquí”, afirmó durante su entrevista con Amaury Pérez en el programa Con 2 que se quieran 2, de la Televisión Cubana.

Autora de más de doscientos títulos, la mayoría de ellos convertidos en éxitos por el público, y ganadores en importantes concursos de música en nuestro país y en el extranjero, Lourdes comenzó su carrera artística en 1952 con solo doce años de edad, época en la que era cantante lírica en el coro de la profesora María Adams, con el cual hizo sus primeras presentaciones en el teatro Principal de la Comedia y en el Canal 4 de la Televisión Cubana en el programa nuestra Cuba.

En el año de 1955 fue escuchada fortuitamente por Roberto Rodríguez, manager de artistas, y al día siguiente se la presentó al Maestro Ernesto Lecuona, quien la escuchó con detenimiento mientras la acompañaba al piano. Al terminar le dijo: “Lourdes: prepárate, comino (con ese sobrenombre la bautizó por su pequeña estatura), que en el próximo concierto mío, me estrenas esta obra”. Y de la mano de uno de los más grandes músicos de nuestro país comenzó su vida profesional.

De ella vaticinó tempranamente el maestro Lecuona: “posee una voz cálida, un timbre privilegiado en su tono aterciopelado y temperamento. Fíjense en Lourdes, ha de llegar muy lejos si cultiva sus cualidades debidamente”. Así se iniciaron Rita Montaner y Esther Borja. Lourdes fue un descubrimiento de Lecuona, quien la incluyó en un concierto que se efectuaría como cada año cercano a la fecha patria del 10 de octubre, ocasión en que le entregó a Lourdes su canción Sin encontrarte, partitura original que ella conservó como el más sagrado de sus trofeos.

En 1956 comenzó a incursionar como cantante de música popular teniendo como repertorista al maestro Candito Ruiz. Integró diversas agrupaciones de pequeño formato, entre ellas el Cuarteto Anaya donde tocaba el vibráfono, el Conjunto de Luis Santí y el Coro de Paquito Rodino en Tropicana entre otros. Compartió escenarios junto con figuras tan relevantes como Nat King Cole, Pedro Vargas, Julia de Palma y Celia Cruz. A finales de los cincuenta participó en un estelar espectáculo junto a Benny Moré, Fernando Álvarez y Orlando Vallejo, mientras alternaba con presentaciones en la radio y la televisión.

Lourdes realizó avanzados estudios de solfeo, teoría, piano ballet y canto, en el Conservatorio Municipal de la calle Rastro en la barriada de Centro Habana, contando con profesores del nivel de Alberto Alonso,(ballet), Zoila Gálvez y María Adams (canto) mientras cursaba sus estudios de enseñanza general.

En el mes de diciembre del año de 1959 viajó como parte de un espectáculo a Venezuela junto con Ramón Veloz, Coralia Fernández, Ramón Calzadilla, Sonia Calero, Miguel Ojeda y sus guitarras, entre otros, hasta que en 1961 se integró como voz principal al popular cuarteto Los Modernistas cuando Yolanda Brito decide abandonarlo.

Los Modernistas fue una escuela que terminó de hacer realidad el sueño del maestro Lecuona y de todos los profesores que tuvo Lourdes a lo largo de su trayectoria artística. El 8 de enero de 1993 se disolvió el cuarteto luego de 33 años de existencia. En muchas ocasiones en que Lourdes Torres ha sido entrevistada, ha referido su inconformidad por la desaparición de su entrañable cuarteto, donde se formó como cantante. Nunca aceptó el rompimiento brusco del Cuarteto, sobre todo, porque las causas reales de esta separación abrupta no fueron precisamente el de querer iniciar su carrera en solitario.

Posteriormente se presentó en Portugal, regresó a México y Colombia, entre otros, y consolidó su carrera como compositora que ya había despuntado cuando triunfa en 1973 en el Festival del Creador con su antológico Fue así que te olvidé, uno de los temas más versionados no solo en Cuba sino por cantantes y agrupaciones foráneas.

Sobre su trabajo, la reconocida compositora e interprte  Marta Valdés dijo: “Lourdes Torres posee el don del canto. Sus pasos en la música fueron firmes desde el primer momento y yo le agradecí de corazón su firmeza. Cuando la escucho, tengo la impresión de que un fragmento musical no podría cantarse de otra forma. Cada vez que anuncian su presencia, sé que algo justo y bello va a suceder en esa posibilidad que hace el mundo de la canción algo único y fascinante”.

Fue anfitriona junto a su nieta Jessie Riffá Beci, de la peña Peligrosamente Juntas en el Museo de Artes Decorativas, donde los espectadores pudieron disfrutar de su arte y el de su nieta, así como el de excelente invitados que las acompañan en cada cita.

Los cubanos siempre recordaremos a Lourdes Torres como una de las figuras más emblemáticas del variopinto panorama musical cubano de entre milenios. Sus canciones perdurarán en la memoria popular. Llegue hasta sus familiares y amigos, el pesar de los trabajadores de la isla por tan lamentable pérdida para la cultura nacional.

Fuentes utilizadas: Ecured, Cubadebate e Instituto Cubano de la Música.

Un comentario en Las canciones de Lourdes Torres perdurarán en la memoria popular

  1. Aqui en Santa Clara lamentamos mucho su perdida era una de mis iconos de la cancion cubana, estoy con el corazon enlutado por su perdida, pero siempre la recordaremos con sus temas… sus seguidores la recordaremos siempre….y siempre sera…..A MI ENTENDER…

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu