Fidel, Fidel hasta La Victoria Siempre

Fidel, Fidel hasta La Victoria Siempre

Foto: José Raúl Rodríguez Robleda
Foto: José Raúl Rodríguez Robleda

El año 2016 tuve algunas coberturas periodísticas muy importantes, pero cuando me anunciaron que estaba acreditado para trabajar en el homenaje  que haría la compañía teatral La Colmenita, dirigida por Alberto Cremata, con motivo del cumpleaños 90 de nuestro eterno Comandante Fidel, dije: el jefe debe ir, efectivamente así fue.

Dentro del teatro Karl Marx, cuando escuché los aplausos y las consignas de VIVA FIDEL, VIVA EL COMANDANTE EN JEFE, corroboré: ¡el jefe vino! Es cierto, la emoción me embargó, aplaudí y me sume a los vítores del público congregado en dicho recinto.

Foto: José Raúl Rodríguez Robleda

Se abrieron las cortinas del escenario y comencé a apretar el obturador de la cámara, fundamentalmente, en dirección a la figura de ese hombre gigante, inmenso. Lo vi muy feliz, alegre. Lo acompañaban su hermano, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, General de Cuerpo de Ejército Raúl Castro Ruz; además de Nicolás Maduro Moro, Presidente de La República Bolivariana de Venezuela; entre otros miembros del Buró Político del Comité Central del Partido.

Foto: José Raúl Rodríguez Robleda
Foto: José Raúl Rodríguez Robleda

La gala se desarrollaba exitosamente. Cada minuto que transcurría aumentaban las emociones; las actuaciones de los niños de La Colmenita  eran impresionantes. El diálogo de los niños con el Historiador de la Ciudad, el doctor Eusebio Leal Spengler, se convirtió en una conferencia magistral. ¡Y qué decir de la exquisita canción interpretada por la gran Omara Portuondo! El Comandante en Jefe se reía, aplaudía; también hizo comentarios con Raúl y Maduro. Al observar los gestos de Fidel, vi cómo estrechaba sus manos, las ponía en su sien, en sus mejillas, en su barbilla, se sentía muy contento, satisfecho.

Ya ha transcurrido un año desde ese momento tan especial, transcendental y Fidel no está físicamente entre nosotros. Trato de recordar textualmente la canción Cabalgando con Fidel y lo que más recuerdo son las estrofas Hombre: aprendimos a saberte eterno, así como Olofi-Jesucristo, no hay un solo altar sin una luz por ti.

Hoy no quiero decirte Comandante, ni barbudo ni gigante, todo lo que sé de ti. Hoy quiero gritarte “PADRE MÍO” no te sueltes de mi mano, aun no sé andar bien sin ti.

Fidel en todos sus pronunciamientos, desde el histórico alegato La historia me absolverá, hasta su última reflexión o último discurso, siempre nos dejó una enseñanza, una guía de trabajo. Hoy decimos YO SOY FIDEL, pues bien, hagamos cada uno lo que nos corresponde.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu