La solidaridad como estandarte

La solidaridad como estandarte

Por Hassan Pérez Casabona⃰

Cuba, archipiélago enclavado en el Mar Caribe, posee múltiples tesoros. Uno de ellos, por todo lo que desborda, entraña una connotación singular. No hablo de la belleza de sus paisajes naturales (con playas entre las más reverenciadas en cualquier latitud por sus finas arenas y aguas cristalinas) ni de los logros impresionantes alcanzados en diferentes ámbitos, sino del sinnúmero de hermanos con los que contamos en todo el orbe, capaces de acompañarnos incluso en las más complejas circunstancias.

Se trata de un sendero con dos direcciones las cuales se complementan en múltiples sentidos. En la misma medida en que, desde el triunfo del 1ero de enero de 1959, extendimos la mano noble y desinteresada a cuanta causa justa existe de uno a otro confín, recibimos con igual energía el aliento de hombres y mujeres que también echaron su suerte a nuestro lado, aún cuando ello suponía conjurar desafíos de variada naturaleza.

Esa relación que se tejió desde la clarinada emancipadora se acrecienta con el paso del tiempo. Dicho de otra manera, nada ni nadie ha impedido que esas personas renueven su compromiso con la Revolución Cubana, a través de cientos de actividades en sus comunidades de origen y movilizándose cada año para acercarse in situ a la realidad antillana.

Uno de esos ejemplos que nos llenan de orgullo, entre muchos con los que nuestro pueblo interactúa de forma cotidiana, es la Brigada Latina, la cual agrupa en su XXIV edición a amigos de 11 naciones.  A lo largo de dos semanas, y hasta el 13 de agosto, los brigadistas cumplimentarán un intenso programa de trabajo, que los llevará lo mismo a sitios de interés histórico y social de varias provincias que a sostener encuentros con especialistas sobre diferentes tópicos históricos, económicos y de la ciencia política.

Teniendo como sede principal al Campamento Internacional Julio Antonio Mella (CIJAM), del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), perteneciente al municipio artemiseño de Caimito, los miembros de esta comitiva han venido examinando temáticas como la actualización del modelo económico, la participación ciudadana y el respeto a los derechos humanos y las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos.

Sobre este último asunto condenaron con energía el infame discurso del presidente Donald Trump, realizado el 16 de junio en Miami, y las medidas adoptadas por éste con el propósito de hacer retroceder los avances conseguidos por ambos países, a partir del 17 de diciembre del 2014.

Respaldaron asimismo la voluntad señalada por la dirección revolucionaria, en cuanto a proseguir el camino iniciado casi tres años atrás con el vecino norteño, siempre que el diálogo respetuoso, y sin condiciones de ninguna clase, sea el referente desde el cual se analice cualquier tópico.

Las palabras del General de Ejército Raúl Castro Ruz, en la clausura del IX Período Ordinario de Sesiones de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, son claras en ese sentido:  “Cuba y Estados Unidos pueden cooperar y convivir, respetando las diferencias y promoviendo todo aquello que beneficie a ambos países y pueblos, pero no debe esperarse que para ello Cuba realice concesiones inherentes a su soberanía e independencia y que negocie sus principios o acepte condicionamientos de ningún tipo, como no lo hemos hecho nunca en la historia de la Revolución. (…) Con independencia de lo que el gobierno de Estados Unidos decida hacer o no, seguiremos avanzando en el camino escogido soberanamente por nuestro pueblo”.
Como parte de las actividades concebidas se encuentran la visita al Complejo Escultórico Ernesto “Che” Guevara, de Santa Clara, así como varias jornadas en Las Tunas. En este territorio nororiental, a partir de las próximas horas, recorrerán centros docentes, culturales, de la salud y productivos, al igual que realizarán faenas de trabajo voluntario, tal como aconteció desde su arribo al CIJAM,  el 31 de julio.

De manera especial los brigadistas aguardan por el tributo que les rendirán a nuestro Héroe Nacional José Martí y al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, en el cementerio de Santa Ifigenia. En Santiago de Cuba llegarán también al Cuartel Moncada (transformado en la Ciudad Escolar 26 de Julio) apenas unos días después de que se cumplieran 64 años de que un grupo de jóvenes dirigidos por Fidel se propusiera tomar el cielo por asalto, para hacer realidad el ideal libertario del Apóstol, que quedó trunco con la intervención norteamericana en 1898.

Una certeza está clara: la culminación de esta brigada será punto de partida para nuevos empeños, que nos hermanen aún más en la causa común de la integración regional y la lucha por otro mundo mejor.

Profesor Auxiliar del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos (CEHSEU) de la Universidad de La Habana.

Escribir comentario

5 + 7 =

© 2013 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt 
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu