Se puede ordenar la comercialización

Se puede ordenar la comercialización

Foto: José Raúl Rodríguez Robleda
Foto: José Raúl Rodríguez Robleda

 

Foto: José Raúl Rodríguez Robleda
Foto: José Raúl Rodríguez Robleda

 

La producción y comercialización de juguetes en Cuba es un tema de vital importancia que amerita una revisión integral, ya que actualmente no existe una estrategia definida para que estos artículos, en calidad y precio, cubran las expectativas de los niños y su familia.

Esa fue una de las consideraciones finales derivadas del control y fiscalización al estado de la producción, distribución y comercialización de juguetes realizado por la comisión de Atención a la Juventud, la Niñez y la Igualdad de Derechos de la Mujer del Parlamento cubano.

Aymara Guzmán, secretaria de dicha comisión, al presentar el informe, señaló que este fue precisamente uno de los temas más abordados  el proceso desarrollado durante el Aniversario 55 de la Organización de Pioneros José Martí, denominado Somos el porvenir.

La también presidenta de la Organización de Pioneros José Martí, apuntó que es esa una razón suficiente para que la comisión se adentrara en su análisis, aun cuando se reconoce  que su solución no será a corto plazo, “a pesar de que la satisfacción de los deseos y necesidades de nuestros niños y niñas es una prioridad permanente para el Estado cubano”.

Refirió que en julio de 2015 se hizo un análisis sobre la producción de videojuegos cubanos, momentos que sirvió para debatir acerca del necesario empleo del talento y conocimientos de instituciones como los Jove Club, la Universidad de Ciencias Informáticas y los Estudios de Animación del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfica.

Igualmente, los diputados tomaron como referencia, un reciente artículo publicado en Juventud Rebelde, que abordó críticamente dicho asunto, y generó en las redes sociales y en la familia cubana un amplio debate.

Según afirmó en el control participaron diputados de las provincias de Guantánamo, Granma, Holguín, Santiago de Cuba y La Habana, quienes intercambiaron con padres, madres e infantes, directivos y trabajadores de las tiendas en divisa, representantes del sector no estatal, promotores del programa Educa a tu Hijo, delegados, Presidentes de Consejos Populares así como pobladores de los territorios visitados.

En total fueron contactadas 750 personas, en 28 municipios, las que no solo expresaron sus preocupaciones, sino también propuestas de solución, afirmó Aymara.

La indagación confirmó que no existe una estrategia definida para el seguimiento a la producción, distribución y comercialización de los juguetes en el país.

Asimismo, los pocos que se reciben de donación generalmente se destinan a instituciones hospitalarias pediátricas y para algunas escuelas.

Las personas entrevistadas manifestaron su preocupación por el alto costo de los juguetes en las Tiendas Recaudadoras de Divisa (TRD), no acordes con su calidad, afirma el informe.

También expresaron que cuando hacen rebajas se encuentran productos con roturas o deterioro en otros. Igualmente señalaron que las ofertas son pobres en variedad y precios. Existen lugares donde no llegan.

Varias fueron las intervenciones de los diputados que integran la comisión, quienes expusieron su preocupación acerca de que los  juguetes tradicionales como las muñecas y carros, que están entre los  más buscados por los infantes, no tienen nada que ver con la identidad nacional.

Entre las sugerencias hechas por algunos educadores que fueron entrevistados, está, por ejemplo, elaborar  juegos colectivos de tableros en cartón (parchís, damas y otros)  que formen valores,  al igual que fabricar juguetes con personajes como  María Silvia y Elpidio Valdés.

Por otra parte, el documento elaborado por la comisión, expone la preocupación planteada por algunas madres y padres,  quienes expresaron que el tradicional juego “A la casita”  ha ido desapareciendo. “Juegos de roles en los que  las niñas son las madres y los niños los padres, ya no están entre las opciones más practicadas”.

En sentido general, los diputados valoraron la importancia del tratamiento del tema, ya que “el uso de los juguetes contribuye a la formación de la personalidad de niños y niñas, desarrolla sus habilidades y los invita a socializar con sus amigos, en un ambiente familiar y social, lo que estimula su imaginación y fantasía”.

Jennifer Bello,  diputada por la provincia de Matanzas, consideró el tema como necesario y actual para la familia cubana y dijo que analizarlo ahí es reflejo de que existe preocupación gubernamental porque se está hablando de futuro.

La  miembro del consejo de Estado y presidenta de la Federación Estudiantil Universitaria, manifestó  que es preciso evaluar el asunto de forma integral, y subrayó una de las aristas fundamentales de la problemática: la ausencia en las tiendas de juguetes para la primera infancia.

Se preguntó por qué el tercer domingo de Julio, Día de los Niños en Cuba, las tiendas recaudadoras en divisas no hacen una oferta especial para los pequeños. “La familia lo va a agradecer”, propuso ella.

Arelys Santana Bello, presidenta de la comisión, hizo hincapié en la necesidad de ordenar lo que se tiene en cuanto a la comercialización, pues esto desde el punto de vista económico requiere recursos. Convocó a analizar qué más se puede hacer con lo que tenemos.

Al intervenir ante los diputados, Olga González Naranjo, directora de producciones seleccionadas del ministerio de Industrias, informó que creó  el grupo temporal de su ministerio con sus Organizaciones Superiores de Dirección Empresarial, que son cuatro,  la Industria Ligera,  la Electrónica, la Química y de la Sideromecánica.

Añadió que la Industria Ligera  tiene algunas propuestas, y entre ellas destacó el proyecto para desarrollar poco a poco los juegos didácticos, fundamentalmente para el grupo de niños de 0 a 6 años. “El objetivo es que la industria se pueda enfocar con los recursos que se poseen hacia ese sector en primer lugar.

Hay 14 empresas nuestras, apuntó, que tienen propuestas a partir de los recursos que disponemos, pero eso  no satisface ni el 50 % de lo que se necesita.

Por su parte, Odalys Escandell, viceministra primera de Comercio Interior, destacó que sí se puede ordenar la comercialización con lo que se dispone hoy, y consideró que en el próximo período de sesiones se traerá a la comisión que se ha hecho hasta la fecha a partir de elaborar un programa integral.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu